bet365 UK

wordpress joomla template

Novecento

1 de Mayo: Día Internacional de los Trabajadores. Una jornada para reflexionar.

Escrito por Unión Informática el . Posteado en Anuncios, Internacionales, Movimiento Obrero Organizado, Noticias, Opinion, Sociedad, Trabajo

Opinión – por David Pedernera

David Pedernera

David Pedernera

Vocal de la Unión Informática y miembro de la Secretaría de Comunicación

Pensar el 1 de Mayo y la reivindicación de los derechos del trabajador transciende las razones que motivaron a la declaración de este día como una fecha conmemorativa de las luchas obreras por alcanzar la jornada de ocho horas en un principio y a posteriori numerosas conquistas que hacen a la dignidad de todo trabajador.

En medio de la actual crisis cultural donde muchos ignoran inclusive el motivo de numerosos días festivos y feriados, no está de más hacer un poco de historia y mencionar que esta fecha se desprende del fatídico mayo de 1886 donde en la puja por reivindicación de la jornada de ocho horas se materializó en una histórica huelga en la ciudad de Chicago que luego fue extendiéndose a otras ciudades. Si bien se había sancionado la ‘Ley Ingersoll’ donde se establecía la jornada de ocho horas, en la práctica numerosas empresas se negaban a cumplirla. La punta de lanza fueron los disturbios en la fábrica McCormik, donde la policía mató a balazos a seis manifestantes, y en junio del mismo año, la “mayor democracia del mundo” enjuiciaba en un proceso judicial plagado de irregularidades a varios manifestantes cuyo veredicto determinó en forma express la ejecución en la horca de cinco de ellos. Todos ellos fueron denominados Mártires de Chicago, y posteriormente los hechos de este día dió lugar a la Conmemoración del Primero de Mayo.

Habido repaso del por qué del 1 de Mayo, quiero redirigir la atención más allá de los hitos históricos y la importancia del movimiento obrero internacional exhortando a la reflexión en vistas de desterrar la inversión de los valores y la carencia de conciencia de clase que impera en el sector informático.

El sindicalismo en la informática surgió en medio de un clima donde comenzaba a vislumbrarse aún en tiempos de bonanza en el bienio 2009-2010

El sindicalismo en la informática surgió en medio de un clima donde comenzaba a vislumbrarse aún en tiempos de bonanza en el bienio 2009-2010

Analizando en profundidad a la industria informática, es fácil darse cuenta que la clase social predominante es la clase media. El ascenso de esta actividad se dió de la mano de un viraje de timón en los años 90 que cambió drástica y erráticamente el modelo productivo de una economía industrial hacia una economía de servicios, dando paso al surgimiento de un mayor número de “trabajadores de cuello blanco”. Y de la mano de la devaluación del peso en 2002 y las consecuentes ventajas comparativas respecto de otros países, el sector IT llegó a un apogeo que según cifras oficiales movió el ‘headcount’ de unos 20.000 trabajadores en 2003 a 70.000 en la actualidad. Más allá de las estadísticas, y poniendo el foco sobre la cuestión social en la informática local, llama la atención la manera cómo mientras transcurre a diario un progresivo desmantelamiento de vastos sectores la industria IT, la respuesta del colectivo de sus trabajadores sigue siendo tibia.

El sindicalismo en la informática surgió en medio de un clima donde comenzaba a vislumbrarse aún en tiempos de bonanza en el bienio 2009-2010, cómo lentamente la ecuación rentabilidad-salarios evolucionaría en forma dispar hasta conducir a la actual crisis. Para ponerlo en términos más específicos por si no queda claro, el promedio salarial en la informática es el peor entre todas las actividades económicas en la actualidad. Y acompañando a la crisis salarial, retoma fuerza la destrucción de puestos de trabajo, pese a la última devaluación llevada a cabo por el Gobierno Nacional en enero último.

Razones para cuestionarse qué está sucediendo, sobran. Pero parecería no ser suficiente para muchos hacer algo al respecto. Y es aquí donde vuelve a ponerse bajo la lupa qué es lo que sucede entre el colectivo de trabajadores informáticos. En todos estos años, ha sido enorme el crecimiento de la Unión Informática como sindicato representativo de los trabajadores de esta actividad, y se han librado numerosas batallas contra gigantes de la industria. Pero si bien el crecimiento del gremio es sostenido, “hace ruido” un tema de fondo sobre la pasividad e incluso connivencia, directa o por omisión, de muchos trabajadores. Entre los componentes de este particular fenómeno existen cuestiones que van desde lo ético hasta lo cultural, cristalizándose en la mayoría de los casos en un grave cuadro de individualismo y carencia total de conciencia de clase. En lo personal, a modo de anécdota recuerdo una conversación con una empleada de la empresa donde trabajaba, quien se desempeñaba como consultora. En esa conversación, más de corte “filosófico” que gremial, afirmó con un llamativo convencimiento que “no era una trabajadora, sino una profesional”, porque en su imaginario la condición de ‘trabajador’ era algo que quedaba para el obrero fabril, de la construcción, o el personal de maestranza y ella decía contar con conocimientos y calificación suficientes para ponerla por encima de cualquiera de esas ocupaciones. Para romper con su peculiar lógica, le pregunté entonces textualmente: ‘perfecto, ¿y vos qué venís a hacer acá?’; ‘a trabajar’, responde, retrucándole ‘¿entonces eso no te convierte en una trabajadora?’, con resignación debió admitir que si. Su respuesta, certera, terminó desbancando en forma automática su razonamiento y llamó a un silencio de misa que a las claras sugería que existen brutales errores de concepto sobre la relación empleador-empleado, y abundan quienes viven la fantasía de estar por encima de la condición de trabajador o que son socios de la empresa, aún cuando los salarios en general dejan mucho que desear.

Puede inferirse que las falsas creencias se desprenden principalmente de una carencia de conciencia de clase típica de la clase media, el segmento social mayoritario en las tecnológicas. Trayendo a colación a la socióloga argentina Maristella Svampa, sostiene que la clase media adolece de un mal característico en lo referente a lo que ella llama ‘grupos de pertenencia y de referencia’. Es decir: el grupo de pertenencia es sin duda alguna, la clase trabajadora, porque para sostener el estándar de vida debe desarrollar alguna actividad laboral, generalmente en relación de dependencia; pero el grupo de referencia son las clases altas, queriendo poseer y consumir lo que aquellas. Podría expandirse esta idea con sólo observar como la a veces desesperación por emular sus hábitos de consumo, se realiza a través del endeudamiento excesivo y la “dictadura” del consumo en interminables cuotas con tarjeta de cŕedito. Y a la par de que ésto peca de “progre”, en esa disonancia entre el grupo de pertenencia y el grupo de referencia, se halla una contrapartida peor que se sintetiza en el peor miedo de la clase media: ver su endeble status social caer en la pobreza. Es por ello que muchas veces, en esa falsa ilusión de ascenso social y aversión por la pobreza material (e incluso de la clase trabajadora a la que sin darse cuenta pertenecen), se pierde el foco de cuestiones realmente importantes como la organización de los trabajadores para evitar la expoliación de sus derechos, desembocándose en su peor pesadilla: el empobrecimiento. Por supuesto que esto no es una generalización, sino una descripción de la característica más frecuente del público informático, por el contrario existen numerosos trabajadores cuyos valores y actitud respecto de sus semejantes es digna de imitarse.

Entender la historia nos permite tener muy claro lo importante que resulta la existencia de la Unión Informática para defender el derecho al empleo digno y la justicia social, ante estos nuevos tiempo que corren.

Entender la historia nos permite tener muy claro lo importante que resulta la existencia de la Unión Informática para defender el derecho al empleo digno y la justicia social, ante estos nuevos tiempo que corren.

A propósito de lo antedicho en el párrafo anterior sobre el empobrecimiento del informático, en numerosas publicaciones destaqué tres hitos en lo relativo a la crisis del salario IT, resumidos básicamente en:

1. sostenimiento del costo de vida con dificultades más o menos menores;
2. dificultades para solventar un alquiler, e incluso para llegar a fin de mes;
3. dificultades para adquirir la canasta alimenticia, habiendo casos de hambre, cosa de no dejar lugar a dudas;

La conclusión es: el empobrecimiento del profesional de Sistemas es una realidad, y la situación está tocando fondo. Entonces, ¿no es momento de abandonar los prejuicios y falsas creencias sobre fictisios modelos que no son más que “cartón pintado”? Es entendible que otro de los factores de peso es el miedo: miedo a las represalias por el activismo sindical, a perder la fuente de trabajo, etc.. Sin embargo, quienes aún no se han dado por enterados, lo que tanto se temía es hoy una realidad, y la responsabilidad de ello no es algo exclusivo del fraude gerencial de las empresas tecnológicas, sino también de quienes hoy día se hacen cómplices al no hacer nada al respecto.

Finalmente, amén de los prejuicios por desconocimiento, el temor, que a estas alturas debe ser desterrado del léxico del informático, y el giro hacia nuevos valores como la solidaridad, la unidad y el interés común es un menester que no se puede seguir postergando. Es importantísimo, además, dejar en claro que la organización sindical es algo que construyen los trabajadores EN la Unión Informática, y no al revés. Vale decir que lo que dá vida al tan anhelado cambio es exclusivamente a través de la participación y el compromiso, y no esperar a que un grupo exógeno de personas que conforman “la gremial” vengan a obrar milagros.

Existen numerosas ideas que podrían expandirse mucho más para dejar al desnudo el panorama de la cuestión social inherente a la informática, pero habida cuenta de lo expuesto, a este 1 de Mayo le sobran razones que llaman a la reflexión en vistas a cambiar para mejor las amargas realidades que aquejan a la profesión que tanto amamos.

Feliz día del trabajador, y que éste sea, nuevamente, un día con lugar para la reflexión.

Etiquetas:, , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

  • Oscar

    Feliz dia a todos los compañeros!.

Hacé click y conocenos…

The best bonus by bet365 Ελλάδα 100% for new user.

Full Joomla 3.0 Theme free theme.