• Publicaciones por fecha
    Marzo 2017
    L M X J V S D
       Feb    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Categorías

Pese a que ya es una verdad consumada que aquella empresa que intenta reprimir o postergar el proceso de sindicalización termina causando un efecto contraproducente, algunas insisten con esta práctica que, además de ilegal, es obsoleta. Avaya cabe dentro de este grupo de empresas que optan obrar de mala fe. En este informe se pondrá al desnudo cómo intenta erradicar la organización gremial de sus empleados y por qué resulta de crucial importancia seguir avanzando internamente. Dato no menor: cómo evolucionó la curva salarial desde el ingreso de la Unión Informática en Avaya.


Es tiempo de descuento para Avaya. Es una de las última que a la fecha no dió ningún tipo de respuesta a los reclamos de sus informáticos y las instancias de diálogo buscadas con la empresa no fueron fructíferos. Esta IT registra el típico caso de la empresa que a toda costa busca entorpecer el proceso de sindicalización de sus empleados, y ello ha sido oportunamente expuesto en tono de denuncia. Por supuesto que continúan los torpes intentos de minar la acción gremial de la comisión interna que, si bien conlleva un daño moral, no detiene el avance. Es por eso que resulta importante repasar y repensar los cambios que hubo en la situación salarial de los últimos años, que si bien no es la óptima, evidencia un mecanismo de defensa, una especie de “anticuerpo”, que emplea la empresa para ralentizar la sindicalización. Por supuesto que no es un tema menor que la incompletitud de la sindicalización de la empresa, que se haya a esta altura a mitad del camino, representa un grave escollo para la conservación de las fuentes de trabajo, que en los últimos años sufrió -al igual que otras grandes tecnológicas como IBM y HP-, significativos recortes.

Avaya Argentina registra dos tendencias inversas en la relación salarios-cantidad de empleados: a fin de esquivar la organización gremial de sus empleados modifica salarios pero continúa suprimiendo puestos de trabajo, reduciendo a la mitad su dotación en los últimos cinco años. Urge la necesidad puertas adentro de repensar la situación y sindicalizar la compañía para frenar la sangría de informáticos que cotidianamente pierden su trabajo.

Avaya Argentina registra dos tendencias inversas en la relación salarios-cantidad de empleados: a fin de esquivar la organización gremial de sus empleados modifica salarios pero continúa suprimiendo puestos de trabajo, reduciendo a la mitad su dotación en los últimos cinco años. Urge la necesidad puertas adentro de repensar la situación y sindicalizar la compañía para frenar la sangría de informáticos que cotidianamente pierden su trabajo.

Avaya intenta frenar la sindicalización

Ante el panorama descripto líneas arriba, ya es una repetitiva obviedad que Avaya intentará todo para poder evitar la organización de sus informáticos. Es por eso que Avaya viene “destacándose” en el juego antisindical, hecho que fue mencionado numerosas veces. La presión de la compañía para frenar la activida sindical reside básicamente en entorpecer la labor del delegado, y para ello instrumenta a través de sus supervisores el hostigamiento sistemático de empleados. En el caso del delegado normalizador de la Unión Informática, Francisco Chang, el mecanismo empleado consiste en dar órdenes y contraórdenes. Existe un fenómeno particular empleado a modo de “escapismo” de esta situación que, ante la disponibilidad del teletrabajo, por cuestiones de costos pero principalmente -para evitar el mal clima de trabajo-, optar por ese método de trabajo. En el caso del delegado, donde es grosero y alevoso el acoso y el actuar de la empresa en su contra, -hecho cuya deposición ha sido oportunamente exigido por el Sec. Gremial de la Unión Informática, Ignacio González Lonzieme por Carta Documento-, caratulando el accionar de Avaya S.A. de hostil, arbitrario, discriminatorio y antinsindical según el art. 53 inc. J de la Ley de Asociaciones Sindicales (23.551), la Ley Antidiscriminación (23.592) y los arts. 14 y 75 inc. 22 de la Constitución Nacional, como así también los convenios 87 y 98 de la OIT, y el Decreto Reglamentario 487/88 de y Jurisprudencia aplicable.

En las palabras del delegado de la Unión Informática en Avaya, Francisco Chang, este es el mecanismo empleado por Avaya para deshacerse sistemáticamente de sus empleados:

    Continuando con las anteriores publicaciones sobre la situación interna de Avaya, persiste la práctica de mobbing laboral institucionalizado, que se conoce como ‘Forced Management Program’, con el cual la empresa aduce “despidos con causa por mal desempeño”. Si se mira de cerca a algunos sectores como el HelpDesk o AOS (ahora bajo el mando de HP) se ven las inconsistencias que se presentan. En el sector HelpDesk viene dándose una política de despidos sin reposición, o si se hace, es a través de personal tercerizado a través de la fraudulentamente funcional agencia Adecco por un período de seis meses. Recientemente se suprimió por completo el servicio de la mesa de ayuda en portugués, con lo cual empleados de Avaya Brasil que requieran asistencia deben hacerlo llamando a una línea en español o inglés. Sumado a esto, el volumen de llamadas incidencias para los otros skills e idiomas se mantienen y los empleados destinados a atender estos son cada vez menos. Cabe entonces realizar las siguientes preguntas:

    En este marco de situación, ¿qué tan importante es para la dirigencia de Avaya la calidad de servicio?

    ¿Las evaluciones de desempeño y calidad tienen este factor en cuenta la hora de evaluar?

    En este análisis: ya que en Avaya se habla de la transición a soluciones cloud-based y el flujo de llamados e incidencias descienda a una mínima o nula cantidad, cabe preguntarse:

    ¿Permitirá Avaya a los empleados afectados capacitarse para desempeñarse para afrontar las demandas de las nuevas tareas?

    A esta altura es más que evidente que:

    1) La gerencia local está actuando de forma unilateral sin dar oportunidad a los empleados avanzar en su plan de carrera y destruyendo puestos de trabajo. Todo esto ante la total inacción de la casa matríz en EE.UU..

    2) Las evaluaciones de desempeño son un mecanismo engañoso que no contempla las variables reales del trabajo (carga laboral vs. número de empleados) y su objetivo es evidentemente deshacerse de empleados.

Por supuesto que detrás de toda situación siempre están sus responsables, y como viene siendo a esta altura un sector “tradicional”, funcionarios como Melina Rodríguez, Supervisora HelpDesk, Nicolás Finino, Manager del Helpdesk Argentina, Julián Miranda, Gerente de IT Support, Mariana Carnelli, RR.HH., Maria Laborda Gerente de RR.HH., artífices de estas prácticas antisindicales. Volviendo al quid de la cuestión, el tema candente son los esfuerzos de Avaya por “sacarse de encima” al sindicato, tras tener en su haber un pretérito conflicto gremial en 2012, y que si bien es una de las que más se resiste a la organización de sus empleados, no le quedó otra alternativa que ajustar sus índices salariales más o menos a la tendencia del mercado IT, la cual tuvo durante los últimos dos años una influencia directa de la veloz avanzada de la Unión Informática: recordemos que, salvo casos escandalosos como el publicado ayer sobre la empresa Novatium donde persisten salarios de hambre, en varias compañías IT, sobretodo donde la Unión tiene presencia, los salarios tuvieron una tendencia al alza. Esto no quiere decir, sin embargo, que el nivel salarial esté en óptimas condiciones, sino que como medida antiespasmódica para esquivar la sindicalización, muchas empresas que aparentemente abandonaban la mezquindad, comenzaron a elevar los salarios: para 2009, los salarios en la industria estaban en caída libre (recordar el 0% de aumento de ese año en IBM, Avaya y otras empresas del sector). Con la aparición de la Unión Informática comenzó a modificarse en muchas empresas los pisos salariales. Entre quienes siguieron esta tendencia están, por ejemplo, HP, IBM y la “nac&pop” Globant, pero la mayoría comparten una característica: a tono con las medidas de ajuste de sus casas matrices, convirtieron en una “moda” los despidos masivos o por goteo. Avaya, aficionada a esta práctica, emplea un método peculiar, una “trampa” en la que muchos caen: sostiene un nivel salarial más o menos acorde a los parámetros de mercado cosa de que no haya resquemor por la cuestión salarial, pero por otro lado, aprovechando la “anestesia” de ese mecanismo, continúa despidiendo empleados. Tal es así que de los mil empleados que tenía en 2009 hoy quedan alrededor de 500, es decir, se destruyó el 50% de los puestos de trabajo y la tendencia no parece indicar que cesará. En la sede de la empresa en Lavalle y Riobamba, los pisos seis al diez están cerrados y en desuso.

Salarios en Avaya: al igual que está sucediendo en otras empresas IT, los bajos salarios experimentan alzas en diferentes proporciones como una consecuencia de la sindicalización de la actividad con el avance de la Unión Informática (como sucede en IBM, HP y Globant). Si bien esto resulta favorable, a la vez esconde un mecanismo para evitar o retrasar la sindicalización, pero al mismo tiempo no permite la protección de los puestos de trabajo y siguen los despidos ante la falta de un acuerdo como los que viene firmando la Unión Informática con otras empresas (ver gráfico debajo que expone la  decreciente cantidad de empleados en Avaya).

Salarios en Avaya: al igual que está sucediendo en otras empresas IT, los bajos salarios experimentan alzas en diferentes proporciones como una consecuencia de la sindicalización de la actividad con el avance de la Unión Informática (como sucede en IBM, HP y Globant). Si bien esto resulta favorable, a la vez esconde un mecanismo para evitar o retrasar la sindicalización, pero al mismo tiempo no permite la protección de los puestos de trabajo y siguen los despidos ante la falta de un acuerdo como los que viene firmando la Unión Informática con otras empresas (ver gráfico debajo que expone la decreciente cantidad de empleados en Avaya).

En resumen, los salarios comenzaron a cambiar, pero están lejos de las condiciones deseadas y a la par persisten los despidos. Avaya no es ajena a esta tendencia, y conforme se viene denunciando desde la voz de la Unión Informática, prosigue la destrucción de fuentes de trabajo.

Avaya emplea un método peculiar, una “trampa” en la que muchos caen: sostiene un nivel salarial más o menos acorde a los parámetros de mercado cosa de que no haya resquemor por la cuestión salarial, pero por otro lado, aprovechando la “anestesia” de ese mecanismo, continúa despidiendo empleados. Tal es así que de los mil empleados que tenía en 2009 hoy quedan alrededor de 500, es decir, se destruyó el 50% de los puestos de trabajo […]

Cantidad de empleados: en los últimos años se destruyeron alrededor de 500 puestos de trabajo en Avaya Argentina. Como muestra el gráfico, la planta de empleados muestra una tendencia preocupantemente decreciente que además se ve acompañada por precarización laboral cuyo cómplice es la trístemente célebre agencia Adecco (contratista de miles de empleados tercerizados en IBM y HP). De la mano de lo expuesto en el gráfico de salarios, la tendencia es proporcionalmente opuesta y presta a reflexionar sobre la situación y la urgencia de una completa sindicalización a través de la Unión Informática para frenar la destrucción de puestos de trabajo en Avaya.

Cantidad de empleados: en los últimos años se destruyeron alrededor de 500 puestos de trabajo en Avaya Argentina. Como muestra el gráfico, la planta de empleados muestra una tendencia preocupantemente decreciente que además se ve acompañada por precarización laboral cuyo cómplice es la trístemente célebre agencia Adecco (contratista de miles de empleados tercerizados en IBM y HP). De la mano de lo expuesto en el gráfico de salarios, la tendencia es proporcionalmente opuesta y presta a reflexionar sobre la situación y la urgencia de una completa sindicalización a través de la Unión Informática para frenar la destrucción de puestos de trabajo en Avaya.

Es en este punto cuando se hace hincapié en la necesidad de la sindicalización, al mismo tiempo abriendo los ojos a muchos informáticos que, por temor o desconocimiento, ven de lejos el fenómeno del sindicalismo IT. Es decir: resulta imperativo realizar una lectura inteligente de las cosas que suceden en el entorno para darse cuenta de que las estrategias que emplean las empresas, como incrementos salariales atípicos son “dádivas” para impedir el desarrollo de un proceso más profundo que es la normalización de la actividad. En términos aún más claros, en las instancias que se encuentra dicha normalización, la Unión Informática promueve acuerdos que afectan favorablemente la cuestión salarial y obliga a las empresas a llevar año a año negociaciones que actualicen los salarios conforme avanza la inflación, y que además también normaliza y establece parámetros generales para las condiciones de trabajo en la actividad. Nuevamente, surge la importancia de la representación sindical como medio para garantizar la estabilidad laboral de los informáticos de Avaya, cosa que actualmente está en jaque (observar gráfico de evolución de la cantidad de empleados año a año en Avaya).

Acciones para consolidar al sindicato en Avaya

Hasta aquí es claro que si bien resta camino por recorrer en la sindicalización de Avaya, han habido algunos avances que la empresa a toda costa pretende detener. Otra vez surge la necesidad de comprender que la salida al actual embate reside en la consecución de un acuerdo marco que establezca los salarios y las condiciones de trabajo, pero por sobretodo, proteger las fuentes de trabajo. No hay mayor evidencia que el éxito obtenido en otras tantas empresas del sector cuyos empleados a la fecha cuentan con un acuerdo que establece mínimos salariales, condiciones laborales y estabilidad de la fuente de trabajo. No hay secreto para ello más que la organización de los empleados en apoyo a su comisión interna de delegados. En motivo de ello, el próximo lunes 20 de abril a las 17:00 h. se llevará a cabo una reunión de empleados de Avaya en la sede de la Unión Informática donde se debatirán los pasos a seguir.

convocatoria_asamblea

Quienes deseen ponerse en contacto con la comisión interna puede hacerlo a través de avaya@unioninformatica.com.ar

Tags:

  • Show Comments

  • Diego

    Hola, que sucede con las reuniones hay algun avance? Según mi opinión, sería bueno mantener informados a los empleados.

    • Contacto Unión Informática

      Diego, todos nuestros afiliados se pueden informar a través del Portal Exclusivo para afiliados. Cualquier duda podes escribír a contacto@unioninformatica.com.ar

Comments are closed.

You May Also Like

Nuevo delegado normalizador en NGA

Anunciamos el nombramiento del primer delegado normalizador de la Unión Informática en la empresa. ...

Nuevo delegado normalizador en Tecnet

La Comisión Interna de la Unión Informática continúa creciendo en Tecnet de la mano ...