bet365 UK

wordpress joomla template

CargillLogo

Actualidad gremial de la comisión interna de la Unión Informática en Cargill

Escrito por Unión Informática el . Posteado en Anuncios, Cargill

A tres meses del nombramiento de los delegados normalizadores de la Unión Informática en Cargill comienzan a verse cambios en la empresa.

Hasta hace unos algunos años, los empleados del área de sistemas de Cargill contaban con una remuneración acorde a sus responsabilidades y aptitudes técnicas. La política salarial cambió tras el anuncio por parte de la empresa sobre la implementación de un plan de tercerización de una de las áreas de sistemas que actualmente tiene a 200 empleados desempeñándose en relación de dependencia con Cargill y otros 100 tercerizados a través de consultoras. La multinacional norteamericana divide su departamento de sistemas en dos áreas: infraestructura y aplicaciones. El departamento de infraestructura ya tiene una fecha estimada de cierre y está programado que sea tercerizada en su totalidad en el plazo de un año y medio a través de la ya conocida Tata Consultancy Services, la compañía IT de origen indio que pertenece al conglomerado multinacional Tata Group, gremialmente afamada en el ámbito local por los conflictos con la Unión Informática.

Comisión Interna de delegados de la Unión Informática en Cargill (izq. a der.): Ernesto Raul Pereyra, Daniel Gregorio Iuzzolino y Fernando Ezequiel Coccaro.

Comisión Interna de delegados de la Unión Informática en Cargill (izq. a der.): Ernesto Raul Pereyra, Daniel Gregorio Iuzzolino y Fernando Ezequiel Coccaro.

El anuncio de este plan de tercerización causó preocupación e incertidumbre en forma generalizada entre los empleados del departamento de sistemas. La empresa dejó instantáneamente de ajustar los salarios contra inflación para la mayoría de los empleados de infraestructura para inducir despidos indirectos. El efecto fue en el corto o largo plazo inmediato: varios trabajadores comenzaron a buscar alternativas laborales fuera de Cargill. Para el resto de los empleados, los ajustes salarial rondan el 20% anual en promedio.

Ante la constante pérdida del poder adquisitivo y cambios internos en detrimento de las condiciones laborales, el socavamiento de cualquier horizonte o expectativa de crecimiento de los empleados, el cuadro de situación motivó que los trabajadores decidan organizarse en la Unión Informática quedando conformada la comisión interna representada por Daniel Luzzolino, Ernesto Pereyra y Fernando Coccaro.

El nombramiento de los delegados tuvo una excelente acogida. En motivo de ello, se celebró una asamblea a la que Cargill reaccionó buscando amainar los ánimos con cuestionamientos instalados por los funcionarios de la Oficina de Recursos Humanos de la empresa. Ésta buscó a través de calumnias cuestionar la legalidad del sindicato con el fin de confundir a los empleados. De más está aclarar que la Unión Informática cuenta con Inscripción Gremial desde octubre de 2013, estando más que habilita para ejercer la defensa y representación de los trabajadores informáticos.

A posteriori, otra consecuencia de la llegada de la Unión Informática a Cargill fue el anuncio de un “aumento salarial excepcional” a algunos empleados de IT del área de aplicaciones para corregir los salarios que habían quedado por debajo de sus colegas en las fictisias bandas salariales que la empresa dice tener, y dicho de paso ha dejado de compartir públicamente con sus empleados. El aumento que se concretó finalmente osciló el 5% y fue otorgado discrecionalmente a algunos empleados del área. Es importante destacar el carácter absolutamente excepcional de este ajuste, ya que Cargill en Argentina realiza dos revisiones semestrales: una en junio y otra en diciembre, en un esquema que hasta el día de hoy era invariable.

Otro punto a destacar es el hecho de que gracias a la presión gremial, Cargill comenzó a remunerar acorde con la Ley las horas extra a partir de marzo pasado para los días sábados, domingos y feriados que hasta entonces venía “compensando” con un fraudulento esquema de cesión de horas o días libres. Fuera de las guardias, las horas extra no se remuneraban a menos que superaran las 200 horas por mes (lo cual es ilegal, ya que contempla la realización de unas 10 horas extras por día). Si un empleado realizaba cierta cantidad de horas extra podía tomarse esas horas en días hábiles o durante el fin de semana con la no realización de horas de guardia. Sin embargo, la cesión de días libres se sigue utilizando como “forma fictisia de compensación” para el caso de las horas extra trabajadas en días hábiles. Las que corresponden a días no hábiles y feriados, están siendo actualmente remuneradas.

En los próximos días, el vocal responsable de la Comisión Interna de la Unión Informática en Unisys, Edgardo Cabrejas, estará entregando el petitorio unificado de Unión Informática solicitando un piso salarial de $8.000 y un aumento del 35% para quienes perciban salarios iguales o mayores a esa suma, entre algunas de las reivindicaciones que vienen demandando los informáticos organizados en la Unión Informática.

Puntos clave

Hay una serie de puntos clave que van incluídos por defecto en cada petitorio aparte de los reclamos propios para cada empresa. A criterio de la Unión Informática, son los puntos mínimo indispensables con los que debe cumplir cada empresa IT:

  • Piso salarial de $8.000 brutos: es el salario MÍNIMO que se exige para todo informático.
  • 35% de aumento general: es el índice de ajuste salarial que se exige para TODOS los salarios después de los $8.000 brutos. Con ello se busca que las empresas aumenten no sólo a quienes estén por debajo de esa cifra, sino también a quienes estén por encima en pos de que no se produzca un -achatamiento de la pirámide salarial-.
  • Guardería para los empleados con hijos pequeños: uno de los puntos “candentes” en la industria, hoy. Se persigue ayudar a aquellos padres que tengan niños y no tengan dónde dejarlos al ir a trabajar. Paralelamente, se persigue que las empresas se hagan cargo de dicho beneficio en un 100%, liberando de costos extra a aquellos padres que hoy día deben gastar en la mensualidad de una guardería.
  • 21 días de vacaciones cómo mínimo para todos sin importar la antigüedad: consideramos que dado el nivel de exigencia de la actividad amerita que el informático obtenga el descanso anual que se merece. Dicho de paso, se persigue también evitar que el trabajador esté constantemente desprovisto de una semana adicional de vacaciones ante el altísimo nivel de rotación de personal entre las empresas; como bien se sabe, luego de los cinco años de trabajo recién se accede a dicha semana adicional de vacaciones, lapso de tiempo que en la mayoría de los casos nunca llega a cumplirse antes de que el empleado abandone la empresa.

Estos son los puntos centrales que irán de ahora en más incluídos en las demandas a Cargill. Se reitera que a criterio de la Unión Informática, y teniendo en cuenta la situación actual en términos país y mercado, es lo mínimo indispensable que debe beneficiar a un informático. La Unión, en calidad de organización sindical que representa a los trabajadores informáticos, abogará por la consecución de los mismos, pero es menester recordar que el cambio que se persigue en el orden general depende principalmente de la participación de los informáticos.


Desde Unión Informática se exhorta a Cargill a adoptar una postura similar a las empresas que ya han entablado relación con el sindicato en pos de comenzar a mejorar las condiciones salariales de los empleados de Cargill y asegurar mejores condiciones salariales y laborales y la estabilidad laboral del informático.

Quienes deseen ponerse en contacto con la Comisión Interna de delegados de la Unión Informática en Cargill pueden hacerlo a través de cargill@unioninformatica.com.ar

Etiquetas:, , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Hacé click y conocenos…

The best bonus by bet365 Ελλάδα 100% for new user.

Full Joomla 3.0 Theme free theme.