• Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
    Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
  • Categorías

En un comunicado de prensa Pablo Suaya, el director de la empresa afirmó que Banghó “redefinirá su estrategia de abastecimiento de productos para competir con las nuevas reglas de mercado”. La firma adelantó que llevará adelante un plan de reestructuración y que Banghó se dedicará a la importación, aunque algunos productos seguirán siendo ensamblados en el país.

La empresa fabricante de computadoras de escritorio, notebooks, tablets y accesorios PC-Arts, cuya marca insignia es Banghó, manifestó ayer a través de un comunicado de prensa que “redefinirá su estrategia de abastecimiento de productos para competir con las nuevas reglas de mercado”. Se refiere al impacto que tuvo sobre su negocio la quita de aranceles a las computadoras y componentes importados oficializada esta semana por el Gobierno a través del decreto 117/2017.

Consultado por el diario La Nación, Pablo Suaya, director de la empresa e hijo de su presidente y fundador, Carlos Suaya, explicó el nuevo rumbo que tomará la empresa: “Vamos a aprovechar nuestra experiencia y capacidad para distribuir y comercializar, y comenzaremos a importar computadoras y venderlas en el mercado local. Hemos firmado un convenio con la multinacional estadounidense Dell para importar y distribuir sus productos”.

En relación con la marca Banghó, Suaya explicó: “Vamos a importar, muy probablemente de China, y vender con marca propia. Sólo para algunos negocios puntuales de abastecimiento corporativo o de licitaciones con el Estado importaremos los componentes y ensamblaremos en nuestra planta”.

En medio de cientos de despidos, cierre de 2 de sus plantas y la suspensión de 183 empleados el director de la compañía afirmó: “Vamos a importar, muy probablemente de China, y vender con marca propia. Sólo para algunos negocios puntuales de abastecimiento corporativo o de licitaciones con el Estado importaremos los componentes y ensamblaremos en nuestra planta”.

De una dotación de 646 empleados, sobre 183 agremiados en la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) rige una suspensión por 45 días. “Dependiendo de cómo se comporte la demanda veremos si se pueden reincorporar, pero la actividad de importación no es mano de obra intensiva como sí lo es la producción, por lo cual se tratará de llegar a una solución definitiva, consensuada con el sindicato.”

Fuentes

http://www.lanacion.com.ar
http://canal-ar.com.ar
http://www.uom.org.ar

Tags: