bet365 UK

wordpress joomla template

La huelga: un derecho que además de constitucional, no requiere consentimiento o autorización alguna para ser ejercido.

Ahora empresas IT otorgan aumentos. ¿Casualidad o causalidad?

Escrito por Unión Informática el . Posteado en Anuncios, Casos de Estudio, Empresas

Varias empresas que componen el sector IT otorgan aumentos más o menos superiores al promedio porcentual que venía dándose. Si bien son aún insuficientes y en la mayoría de los casos distan sustancialmente de lo que la Unión Informática exige como antiespasmódico a la grave crisis salarial que aqueja a la industria, no es casualidad que ante la emersión de numerosos conflictos gremiales informáticos, varias empresas hayan optado por otorgar ajustes diferenciales.

Quienes siguen de cerca la evolución del sindicalismo informático en Argentina, sobre la Inscripción Gremial de la Unión Informática, se sabe que ello significa un antes y un después en la historia de la organización, y en el día a día implicó el fin de las vacías excusas de las empresas que, aprovechando la ignorancia de muchos empleados sobre sus derechos, tildaban de “ilegal” a la Unión Informática. Cualquiera que entienda los preceptos básicos del derecho laboral, comenzando por el derecho constitucional de organizarse gremialmente -sin necesidad de previa autorización-, los principales aspectos de la Ley de Contrato de Trabajo, de Asociaciones Sindicales, sobreentiende que los argumentos del empresariado no son más que mentiras muy poco creativas.

La puja por los salarios: el ámbito IT lleva la desventaja en todo el mercado laboral. Este año comienzan a verse ligeros cambios: se ven leves incrementos en el promedio interanual que otorgan las empresas ante el incremento de la conflictividad cristalizadas en las huelgas de Sonda y Unisys.

La puja por los salarios: el ámbito IT lleva la desventaja en todo el mercado laboral. Este año comienzan a verse ligeros cambios: se ven leves incrementos en el promedio interanual que otorgan las empresas ante el incremento de la conflictividad cristalizadas en las huelgas de Sonda y Unisys.

En la praxis, más allá de la cuestión de la Inscripción Gremial, la vocación defensora de la Unión Informática estuvo presente desde la primera hora cuando la génesis del sindicato se materializó en un grupo de empleados de IBM, que avizorando la problemática en los años venideros, conformaron ‘Olivos Unido’ para hacer frente a los atropellos de la corporación. Es por eso que con el mismo espíritu, tanto antes como después de obtener la Inscripción Gremial, el nivel de conflictividad fue altisonante a raíz de la vergonzosa situación de pauperización y maltrato de las empresas para con los profesionales IT. En los últimos cuatro meses, tras la presentación del petitorio unificado en las empresas donde la Unión Informática tiene presencia, se incrementó el nivel de conflictividad ante la negativa de varias empresas en dar respuesta a la seria problemática que pretenden ocultar o ignorar.

[…] no es casualidad, ni tampoco que de golpe las dirigencias empresariales hayan sufrido un rapto de generosidad o altruísmo. Quiérase o no, más de un CEO o gerente general sabe que seguir estafando es sinónimo de tener conflictos gremiales a la vuelta de la esquina. Eso si: ni en el mejor de los casos un 27% es suficiente.

De la misma forma que se destacó antes, no todas las empresas optan por el camino de la estupidez y a sabiendas de que intentar suprimir la sindicalización de su personal es apenas retrasar en mayor o menor medida lo inevitable, optan por abordar en forma inteligente la situación comprendiendo que lo más conveniente es no obstaculizar la representación gremial y pagar los salarios que corresponden, entre otras mejoras. Lamentablemente, por el momento no es el común denominador y asumiendo la situación con todo su rigor, el panorama viene dándose conflictivo en términos de medidas de fuerza, y más allá de priorizar el diálogo, es preciso recordar el carácter combativo de la Unión Informática llegado el caso de toparse con la misma situación en las empresas.

En forma reciente, se ha hecho eco tanto en los medios como a lo largo de las empresas sobre las huelgas que estallaron en Sonda y Unisys. Habiéndose hallado antecedente en los resonantes conflictos con Tata que dirimió en un acuerdo salarial, como así también en los acuerdos firmados con Global Services y Tangerine que se dieron de buena fe sin rencillas de por medio.

[…] sabiendo que el nuevo índice oscila entre el 20% y el 25%, el mínimo salarial ronda entre $5.000 (mismo que en 2013) pero sufrió un leve empujón a los $6.500 bruto en promedio ($5.395 neto).
Por quinta semana, la huelga en Unisys se extiende con la misma intensidad que el primer día. Los empleados aguardan que la desesperada empresa, que alega ver sus operaciones seriamente comprometidas, abandone la impostura y ceda ante el reclamo informático.

Por quinta semana, la huelga en Unisys se extiende con la misma intensidad que el primer día. Los empleados aguardan que la desesperada empresa, que alega ver sus operaciones seriamente comprometidas, abandone la impostura y ceda ante el reclamo informático.

Habiendo sido explicado claramente el escenario, se entiende que las cosas ya no son como antes. Esperablemente, a cada acción le corresponde una reacción y al igual que se ha dicho líneas arriba, muchas empresas intentan -en vano- evitar lo inevitable, lo cual a las claras conforme más resistencia opongan, mayor será el nivel de conflictividad. Mientras tanto, otras empresas -incluso muchas en donde la Unión Informática aún no tiene presencia directa a través de una comisión interna de delegados-, tratan de “poner paños fríos” a la situación otorgando incrementos salariales mayores al promedio habitual de cada año. Es preciso recordar que la media porcentual que se da en las empresas oscila el 15%, y sólo de eso se trata: un promedio. Lo que venía dándose abarcaba índices del 0%, 5%, 15% o 20% (en el mejor de los casos) cual no constituía la generalidad. A modo de ejemplo puede citarse un reciente informe sobre la directiva de IBM para restringir el pago de bonos sólo para aquellos empleados cuya calificación sea PBC1 (consistente en el 6% de la suma de los salarios anuales que representan en definitiva un pago único equivalente a un salario adicional), que en promedio quienes reciben esta calificación son dos de cada quince empleados. En la misma línea, los ajustes salariales se restringieron de una manera bastante similar. Históricamente, IBM realizaba una sola ‘revisión salarial’, como se la llama en la jerga, en el mes de julio. Luego de las huelgas que fueron dándose desde 2011 en adelante, dichas revisiones pasaron a realizarse dos veces al año: mayo (retroactiva a abril) y octubre, moviéndose el indicador a cifras que rondan el 20/25%. ¿El problema? Tanto el porcentaje como el parámetro que determina si un empleado obtiene su ajuste o no es la fraudulenta calificación PBC. En función de ella, quienes estén dentro del grupo PBC1 (la minoría estimativa de las 2/15 partes) obtienen los ajustes salariales mencionados. Luego, en forma decreciente, irregular (sin un patrón porcentual coherente) y en forma discrecional, es decir, a criterio del líder de proyecto o gerente de turno, el empleado que quede en el rango PBC2/PBC2+ puede recibir cualquier ajuste, en tanto los del grupo PBC3, migajas (irrisorios ajustes del 2% o 5% según se ha constatado) o la nada misma; resta aclarar que en el grupo PBC3 recae una parte muy importante del personal, y más allá de los relevamientos de la comisión interna de delegados en IBM, en forma anecdótica puede recordarse el fallido gerencial de olvidar un gráfico en una sala de reuniones sobre la forma en que iría a repartirse las calificaciones PBC.

Gráfico encontrado por un empleado, en una sala de reunión en IBM Olivos. Demuestra a las claras la cantidad de empleados que quedaron fuera de los beneficios de los bonos.

Gráfico encontrado por un empleado, en una sala de reunión en IBM Olivos. Demuestra a las claras la cantidad de empleados que quedaron fuera de los beneficios de los bonos.

Al igual que en IBM, según se constató a partir de los constantes sondeos que realiza la Unión Informática e incluso por la información que numerosos empleados de compañías IT reportan, la línea del 15% fue empujada por encima del 20% hallándose casos de 25%, 27% y 30%, aunque aún alejados del 35% exigido por la Unión a modo de recomposición salarial de emergencia ante el atraso de años que sufren en sus sueldos los empleados del sector (luego de llevar el mínimo a $8.000). Ahora bien, regresando la atención al titular de esta nota, el interrogante pesa sobre el por qué del cambio el parámetro que determinaba la variable de ajuste para el salario informático. A las claras, no es casualidad, ni tampoco que de golpe las dirigencias empresariales hayan sufrido un rapto de generosidad o altruísmo. Quiérase o no, más de un CEO o gerente general sabe que seguir estafando es sinónimo de tener conflictos gremiales a la vuelta de la esquina. Eso si: ni en el mejor de los casos un 27% es suficiente.

[…] hay también metas ulteriores en términos de mejorar la industria y honrar la profesión, cosa de que la opinión de más de uno no sea “querer ponerse un kiosco” en lugar de seguir dedicándose a la informática.
Conflictividad ascendente: mientras Unisys y Sonda languidecen en la impostura, sus empleados se mantienen en pie de guerra aún cuando las éstas extorsionan a los informáticos con chicanas como despidos y sumas de dinero para retomar las tareas sin acuerdo salarial de por medio.

Conflictividad ascendente: mientras Unisys y Sonda languidecen en la impostura, sus empleados se mantienen en pie de guerra aún cuando las éstas extorsionan a los informáticos con chicanas como despidos y sumas de dinero para retomar las tareas sin acuerdo salarial de por medio.

Para ser concretos, sabiendo que el nuevo índice oscila entre el 20% y el 25%, el mínimo salarial ronda entre $5.000 (mismo que en 2013) pero sufrió un leve empujón a los $6.500 bruto en promedio ($5.395 neto). De más está decir que esto no es la generalidad y abundan los casos de “salarios de hambre” u otros que más allá del valor nominal, siguen congelados desde hace uno o dos años. En el llano, por ejemplo, tanto Sonda como Unisys buscan seducir a los empleados en huelga con valores similares tratando de socavar el legítimo reclamo, lo llamativo de la maniobra antisindical es que busca sitiar voluntades ofreciendo cifras que ni se acercan a lo que reclama la Unión Informática. En forma similar, las otras empresas que miran el desarrollo de los conflictos gremiales en Sonda y Unisys han asignado en modo antiespasmódico ajustes del orden del 25% y han subido los mínimos a $6.500. Nuevamente, es necesario aclarar que esta fenomenología, más allá de que está dándose en forma extendida en el mercado, también halla contraejemplo en el hecho de que numerosas firmas continúan con la misma política salarial con la que venían hasta ahora. Quizás sus dirigencias siguen en la creencia de que jamás hará erupción conflicto gremial de ningún tipo, como si se tratase de una quimera, un “cuco” que nunca llegará.

Dificilmente la lógica cortoplacista de los empresarios, o más aún, la inmoral postura de pagar migajas a un profesional informático, sean cosas que logre cambiarse “por las buenas”, es decir, sin organización gremial y conflictividad de por medio, porque hasta ahora la praxis ha demostrado que en la mayoría de los casos las compañías ceden cuando sus empleados van a la huelga en pro de reivindicaciones salariales, laborales y lo que no es un ítem menor, por el respeto y trato justo de parte de la burocracia empresarial que aunque suene amarillista, no dista demasiado de la mentalidad de un empresario de 1910. Es por ello volver a reiterar exhortando a los informáticos que en la búsqueda de no sólo salir del actual escollo que la comunidad laboral enfrenta, hay también metas ulteriores en términos de mejorar la industria y honrar la profesión, cosa de que la opinión de más de uno no sea “querer ponerse un kiosco” en lugar de seguir dedicándose a la informática.

Etiquetas:, , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Hacé click y conocenos…

The best bonus by bet365 Ελλάδα 100% for new user.

Full Joomla 3.0 Theme free theme.