• Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
    Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
  • Categorías

Comienza 2017 y con el nuevo año, los sindicatos y cámaras empresarias definen las nuevas escalas salariales y aumentos en las reuniones paritarias de cada gremio. En el rubro informático, las empresas se alínean a las cifras optimistas del gobierno, que preveen una baja inflación y proyectan aumentos salariales en torno al 17%. No obstante, teniendo en cuenta las variables de la economía real, los aumentos de precios y la pérdida de poder adquisitivo de los salarios, desde la Unión Informática, se busca una cifra considerablemente mayor.

La Unión Informática presiona por mejores salarios

Las negociaciones paritarias celebradas por primera vez en 2016 entre las empresas y la Unión, producto de la implementación del Convenio Colectivo de Trabajo, significaron importantes mejoras tanto en salarios como en reivindicaciones laborales. Tal es así, que sólo en un acuerdo semestral, para compensar salarios postergados por años, los aumentos obtenidos por la Unión Informática fueron del 30%, cuando otros gremios históricos y con un caudal mucho mayor de afiliados acordaron cifras en torno al 20 ó 24% de forma anual.

Desde el mes de noviembre hasta la actualidad, el Secretario General de la Unión Informática Pablo Dorin y su Secretario Adjunto, el Lic. Christian García, continúan trabajando en torno a esta temática crucial para todos los afiliados. Desde entonces se vienen llevando adelante múltiples reuniones bilaterales entre empresas y autoridades de la organización gremial para consensuar los próximos aumentos salariales en todas las compañías bajo Convenio Colectivo. Este diálogo, impensado años atrás previo a la existencia de la Unión Informática no solo beneficia a los empleados y trabajadores afiliados, sino que genera un marco de previsibilidad y estabilidad para las empresas del sector.

Desde hace 4 meses el Secretario General de la Unión Informática Pablo Dorin junto a su Secretario Adjunto, el Lic. Christian García, llevan adelante reuniones bilaterales entre empresas y organización gremial para consensuar el incremento salarial para 2017. En un marco donde el sector empresario busca seguir la pauta del gobierno del 17% como cifra para las paritarias, la Unión Informática presiona para obtener una suba varios puntos por encima.

En noviembre último, en la sede central de la Unión, el Consejo Directivo de la organización que dirige Pablo Dorin, convocó a empleados afiliados a una asamblea informativa, donde se discutió sobre la situación económica nacional y su impacto en la calidad de vida de los empleados del sector. Los aumentos en las tarifas, la escalada inflacionaria y el ajuste económico, sin contar la cantidad de industrias y empresas que cerraron debido al nuevo “modelo económico” —que también impactan en la actividad informática de manera indirecta—, son variables que configuraron un escenario complejo que requiere de predisposición y consensos de las partes implicadas en la actividad: trabajo (organizado en el gremio) y capital (empresas y sus cámaras).

No obstante los anuncios de ganancias exorbitantes —ver más abajo—, de proyecciones de crecimiento a gran escala, la afinidad con numerosos funcionarios públicos que llegaron al Estado desde el propio riñón de las grandes empresas, los programas públicos para seguir formando empleados necesarios para la actividad, el sector empresario pretende conformar a los empleados con una actualización salarial en torno al 17%.

En este momento, los dirigentes de la Unión Informática, Pablo Dorin y Christian García, se encuentran ultimando los detalles de cara al cierre de las negociaciones de 2017. El objetivo de la organización gremial es mayor al “techo” impuesto por el gobierno y empresarios. En este sentido, la cifra del sugerida del 17% fue calificada de “ridícula” por Dorin ante los afiliados.

En las fotos: (Izq.) Pablo Dorin dialoga con empresarios del sector informático en la Sede Central de la organización gremial. (Der.) el Lic. Christian García participando junto al Secretario General de las reuniones bilaterales con las empresas IT. Un escenario impensado años atrás, empresas consensuando junto a la Unión Informática las futuras mejoras salariales y laborales para miles de empleados.

Preguntas frecuentes: por qué las paritarias no aplican a todos los empleados informáticos

Por el momento, las únicas empresas donde rigen tanto las actualizaciones salariales acordadas en la negociación entre empresas y la Unión, o bien los beneficios del Convenio Colectivo de Trabajo, son aquellas donde ya se firmó el Convenio.

Para que Unión Informática pueda tomar acciones en una empresa, discutir salarios y condiciones de trabajo con la patronal o gerencia, es determinante contar con el apoyo y la participación de los trabajadores de la misma. Los avances en materia de salarios y condiciones laborales deben llevarse a cabo empresa por empresa, con la participación activa y el compromiso de los propios protagonistas y principales interesados, los empleados. De esto se desprende la premisa sin afiliados, no hay paritarias.

Para más información, podés consultar los siguientes artículos informativos

La actualidad de la industria SSI

Sólo en 2016, todo el sector SSI en la Argentina facturó unos US$ 4 mil millones. Más de US$ 1 mil millones, se explican a través de las exportaciones de servicios hacia otros países. Con la devaluación de la moneda local, los costos laborales de la industria se redujeron de manera drástica: un 60% por debajo del período 2015-2016. Próximas devaluaciones abaratarían aún más el “costo” del trabajo argentino.

No obstante la Cámara de Empresas de Software y Servicios Informáticos (CESSI), tras cerrar el 2016 jugando al golf, se alinea con las directivas del actual gobierno, quien previendo una inflación menor al 20% para 2017, impulsa un “techo” a las negociaciones paritarias en torno al 18%.

Los titulares de los principales medios de comunicación transmiten el optimismo de los empresarios del sector. “Las empresas argentinas de software y servicios informáticos encaran con optimismo el 2017. (…) el 87% de los empresarios opina que van a crecer, menciona en un extenso artículo el portal iProfesional, donde citan el optimismo de muchos empresarios del sector.

El diario La Nación, mencionan a la actividad como uno de los tres motores que generarían empleo en 2017, junto al agro y la construcción, en caso de una hipotética “reactivación económica” postergada tras el fallido segundo semestre de 2016.

Por su parte, desde el Estado Nacional, se siguen promoviendo la Ley de Promoción de la Industria del Software, así como el nuevo programa “111mil” con el que, a través de un importante esfuerzo del erario público, se busca formar cien mil programadores en cuatro años, para estas mismas empresas. El programa está bajo la dirección del empresario y expresidente de la cámara, Carlos Palotti, actual subsecretario a cargo de Servicios Tecnológicos y Productivos —dependiente del Ministerio de Producción de la Nación—.

Tags: