• Publicaciones por fecha
    Marzo 2017
    L M X J V S D
       Feb    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Categorías

Más de 50 voluntarios y organizaciones ayudaron al argentino Gino Tubaro a cumplir el sueño de 20 chicos, que volvieron a sus hogares con una prótesis gratis hecha con una impresora 3D


Ver fuente: La Nación (05/07/2016)

impresoras-3d-2230527h540

Durante su visita a la Argentina en marzo de este año, el presidente de los Estados Unidos Barack Obama, de camisa arremangada y relajado ante un auditorio repleto de emprendedores y profesionales de la tecnología argentinos, giró su cuerpo, miró la tribuna que tenía detrás y lo buscó con su mirada. Ese dia, Gino Tubaro se convirtió en una de las personas más googleadas del mundo.

Dónde está Gino, parte 1

El sábado pasado, la pregunta de Obama se replicaba cada 3 minutos, dentro de las oficinas porteñas de Microsoft Argentina, de boca de docenas de personas que iban y venían entre mesas repletas de piezas 3D, pegamento, velcro y herramientas. Todos con un mismo objetivo al terminar el día, entregar 20 prótesis completas y funcionales a chicos voluntarios, en el primer #Manotón realizado en Argentina, una jornada solidaria pensada por Gino Tubaro y concretada gracias al apoyo de varias empresas que colaboraron en la iniciativa.

Durante todo el día, en el “manotón” (literalmente, una maratón para construir manos), en cuatro turnos de dos horas, cinco mesas en simultáneo, compuestas por voluntarios, familia y el futuro portador de la prótesis, cada equipo construyó una prótesis de mano desarrollada por Atomic Labs, la empresa que Gino Tubaro y Rodrigo Pérez Weiss fundaron para darle un marco al desarrollo de este tipo de innovaciones en salud.

Cada prótesis es única, porque se imprimió a la medida de los primeros 20 beneficiados. Por eso cuando una pieza se rompe o falla, hay que imprimirla de nuevo para reemplazar la defectuosa. En esta ocasión, y luego del impacto masivo que causó la mención de Obama, se eligieron 20 personas con un tipo de incapacidad específica: agenesia, un fallo en el proceso embrionario de formación del organismo, que produce la ausencia de alguna parte del cuerpo, en este caso, las manos. También el receptor debe disponer del muñón y la movilidad de la muñeca, acción que le permite mover la prótesis.

Lourdes es de Navarro (Provincia de Buenos Aires), tiene 12 años y vino con su tía Laura, que conoció a Gino cuando vio a Obama en televisión preguntando por él. “Inmediatamente me puse a buscarlo en Facebook y le mandé un mensaje, pensando que miles más iba a hacer lo mismo, pero con fe”, cuenta Laura. Desde que nació su sobrina e hija de crianza no pasó un día sin buscarle una solución, pero nunca pudo juntar el dinero para comprarle una prótesis de gateo ni mucho menos los cerca de 40.000 dólares que cuesta una para los 12 años de Lourdes, y que ninguna obra social o prepaga cubren.

Dónde está Gino, parte 2

A sus 20 años y con casi 4 de luchar promoviendo su desarrollo, hoy se encuentra con la posibilidad de que un gigante como Microsoft apoye su iniciativa, promueva su sueño de llenar el país de prótesis gratis, y le brinde equipamiento e infraestructura para que otras personas financien los futuros manotón que sueña con realizar en todo el país, para llegar a cumplirle el sueño a los más de 1500 chicos en lista de espera. Difícil entender algo, aunque lógico después de tanto esfuerzo. Pero Gino está enfocado desde hace tiempo. En febrero de este año, en una entrevista que le realizó La Nación lanzó el desafío de fabricar mil prótesis en 6 meses y parece que de a poco su objetivo está más cerca.

La sala se vacía y vuelve a llenarse con nuevos chicos y familias con caras de nervios y ansiedad, mientras esperan sus kits para comenzar a armar la prótesis diseñada por Gino. En una de esas mesas está David, un espigado rubio de 11 años con una risa tatuada en la cara y unos pies de movimiento constante, que junto a sus papás es seguidor de Gino de la primera ola.

Claudio, el papá de David, hizo prácticamente todo lo que estuvo a su alcance desde que nació su hijo para darle una mejor calidad de vida. Buscó a diario en internet, revistas, sitios especializados, una prótesis que, además de darle una estética normal, le facilitara las actividades diarias. El gran problema es la edad. Al ser chicos en constante crecimiento, las prótesis pierden rápido su funcionalidad, o directamente no les sirven. David llegó a tener un modelo de prótesis mioeléctrica (el movimiento se genera a partir de impulsos eléctricos al contraer o estirar un músculo), pero es un desarrollo que requiere de todo su brazo y genera un calor que le resulta insostenible para la actividad de todo un dia.

Esto sucede porque los desarrollos que tienen un precio razonable para una familia de clase media están basados en diseños primarios y un poco toscos, al contrario de las actuales prótesis mioeléctricas de carbono que ya emulan movimientos naturales e independientes de los dedos, como la de la empresa alemana Otto Bock, pero que no bajan de los 45.000 euros. Mientras David muestra un video de su viaje a Mendoza, 100% editada en el celular de su papá y con toques de futuro director de cine, llegan las piezas para su mano y todos empiezan a trabajar.

Entonces: ¿dónde está Gino?

Gino está en las manos de todos esos chicos que después de tantos años, por fin lograron mejorar su calidad de vida y poder disfrutar de situaciones ordinarias, como atarse un zapato, levantar un vaso o andar en bicicleta, que para ellos a partir de hoy serán extraordinarias.


Tags:

You May Also Like

Mar del Plata será sede del Encuentro Nacional de Mujeres contra la violencia de género

Las organizadoras del XXX Encuentro Nacional de Mujeres (ENM), que se desarrollará en Mar ...

La sindicalización de la policía, debate ineludible

El reclamo de los uniformados cordobeses, atravesado por un derecho consagrado por la Constitución.