bet365 UK

wordpress joomla template

ncr-logo

Crisis salarial y malestar en NCR. Se reafirma el petitorio de la Unión Informática

Escrito por Unión Informática el . Posteado en Anuncios, NCR

NCR es una de las empresas cuyo personal experimenta una rápida organización gremial. En forma reciente se presentó el petitorio unificado de la Unión Informática exigiendo una pronta respuesta ante la actual crisis salarial que aqueja a sus empleados, entre otras mejoras urgentes de alcanzar. Sin embargo, a contramano de toda predisposición al diálogo, la empresa insiste en profundizar su actual modelo de negocios y la disuasión del accionar gremial. La elección de ese camino por parte de NCR lleva a un sólo camino que no es el que la Unión Informática desea transitar. A tiempo de revertir la situación actual, se exhorta a la empresa a conformar una mesa de diálogo y a buscar una solución coherente al embate actual.
El arte de precarizar: Gustavo Nusenovich, presidente de NCR Argentina. Máximo responsable de la filial local de NCR y modesto vecino del country Nordelta, junto al líder espiritual Ravi Shankar en una curiosa amalgama de espiritualidad y depredación corporativa. Hipocresías de por medio, la empresa que lidera paga salarios de $3.048 y persigue a los empleados que buscan organizarse gremialmente.

El arte de precarizar: Gustavo Nusenovich, presidente de NCR Argentina. Máximo responsable de la filial local de NCR y modesto vecino del country Nordelta, junto al líder espiritual Ravi Shankar en una curiosa amalgama de espiritualidad y depredación corporativa. Hipocresías de por medio, la empresa que lidera paga salarios de $3.048 y persigue a los empleados que buscan organizarse gremialmente.

2014 será recordado como el año donde comenzó a recrudecer como nunca antes el reclamo salarial en el sector informático. En 2013 se inició la presentación de petitorios en varias de las empresas con presencia de la Unión Informática. En 2014, como parte de la estrategia para este año, se elevaron los pisos salariales acordes a los últimos índices inflacionarios y otros sucesos de orden económico como la devaluación anunciada en enero y las sucesivas devaluaciones encubiertas a lo largo del año. El reclamo de un nuevo piso salarial ($8.000) sumado a otras demandas como ampliar la licencia anual por vacaciones a 21 días, entre otras cosas, tomaron forma en el petitorio unificado de la Unión Informática.

El petitorio es también una llamada al diálogo a las empresas que en su gran mayoría tienen irregularidades en todo orden, comenzando en lo salarial, las condiciones de trabajo, maltratos y persecuciones. Sin embargo, como si se tratase de un “temor a lo desconocido”, adoptan una postura de negación o encierro en sí mismas. En el peor de los casos, cuando comienza la organización gremial de sus empleados, emprenden acciones persecutorias en la falsa creencia de que se impedirá el avance sindical, sin embargo la impostura en todas sus formas dirime en un sólo camino y por el contrario, en la aceleración del proceso de sindicalización.

En la primer publicación sobre NCR se destacó cómo el nombramiento de la comisión interna se vió sorpresivamente acompañado por un inexplicable aumento salarial para algunos empleados que, más allá de lo irrisorio por tratarse de porcentajes paupérrimos, resultaron inútiles como el antiespasmódico que NCR intentaba aplicar dado que el descontento general prosigue su marcha hasta hoy. Las necesidades aún latentes dieron forma al petitorio que se presentó en forma reciente el pasado 25 de agosto, al que todavía la empresa no dió respuesta alguna, y la cual se espera con urgencia dada la gravísima situación salarial: en el relevamiento que vienen realizando las delegadas gremiales se hallaron salarios de $3.048, es decir, $1.352 por debajo del Salario Mínimo Vital y Móvil que en forma reciente fue llevado a $4.400 por el Consejo del Salario en cierta forma como respuesta a la contundente embestida que significó el último Paro Nacional convocado por la Confederación General del Trabajo.

La crisis en NCR, punto por punto

Salarios

Salarios de hambre: mientras el foco del debate en la opinión pública es la preocupación por los índices inflacionarios y la carrera de sindicatos y trabajadores para aminorar la caída del poder adquisitivo, NCR paga salarios propios del trienio 2010-2012, POR DEBAJO DEL MINIMO VITAL Y MÓVIL. La comisión interna de delegados constató salario de $3.048 por jornadas de 8 horas, como puede apreciarse en el presente recibo de haberes.

Salarios de hambre: mientras el foco del debate en la opinión pública es la preocupación por los índices inflacionarios y la carrera de sindicatos y trabajadores para aminorar la caída del poder adquisitivo, NCR paga salarios propios del trienio 2010-2012, POR DEBAJO DEL MINIMO VITAL Y MÓVIL. La comisión interna de delegados constató salario de $3.048 por jornadas de 8 horas, como puede apreciarse en el presente recibo de haberes.

El descontento salarial es en casi el 90% de los casos el factor clave que da pie a la conflictividad gremial sin importar la industria de la que se trate. De la mano de lo antedicho sobre los salarios -por debajo del SMVM-, el relevamiento llevado a cabo por la comisión interna arroja amplias desigualdades salariales entre emplados que cumplen similares tareas; la curva salarial en el área operativa oscila entre los $3.048 y los $10.000 (ver imagen del recibo de haberes a la derecha).

Este año, los aumentos salariales rondaron entre el 2% y el 10% y como ya es propio del floklore de las empresas informáticas, el abanico de argumentaciones de parte de los gerentes parece no encontrar límite cuando no puede intentarse justificar por medio de “cuestiones de desempeño”, que es en la mayoría de los casos. Por supuesto, que las delegadas encontraron numerosos casos donde, además de que los empleados afectados perciben salarios de hambre, no obtuvieron un aumento en sus salarios.
NCR cuenta entre las compañías que como proceder cotidiano utiliza la violencia laboral y lo extorsivo: es esperable que a raíz de promedios salariales tan bajos la resultante sea un constante reclamo de parte de los empleados que como respuesta de gerentes y supervisores obtienen la nada amable sugerencia de -considerar la renuncia ante la disconformidad-.

En lo relativo a las horas complementarias ya sea por extras, nocturnidad o fines de semana, NCR instrumenta un particular esquema de porcentajes adicionales que más allá de lo reglamentado por la empresa misma, termina en ser anárquico, discrecional y confuso.
Con relación a las horas extra, el pago de este concepto se efectúa en forma adecuada: con un recargo del 50% las horas extra, al 100% los fines de semana y feriados después de las 13:00 h. Lo llamativo es el esquema de remuneracion por disponibilidad de horarios es de turno noche en la semana un 22% si incluye fin de semana es un 32% y trabajando dias sabados de dia teniendo un feriado semanal es del 10%.

Irregularidades con licencias y la ART

Con el mismo desprecio y destrato que NCR lidia con sus empleados, la empresa intenta desligarse de casos de accidentes laborales. Por obvias cuestiones, no se develará ni la identidad de las personas afectadas ni tampoco particularidades de los casos en aras de evitar represalias o acoso de la empresa para con los esos empleados. El problema reside en que afecciones o patologías relacionadas al desempeño de las tareas son desconocidas por NCR y catalogados como ‘hechos aislados’. De la misma manera, cuando un empleado debe ausentarse por enfermedad, éste se ve cuestionado y acosado con pedidos burocráticos como reportar cada 24 horas la razón de su ausencia, aún cuando la empresa no envía un médico laboralista al domicilio del empleado.

Contrataciones fraudulentas

Sumándose al lista de irregularidades de NCR, la comisión interna registró contrataciones fraudulentas con los empleados que ingresaron tercerizados por medio de consultoras. Amén de tratarse de situaciones similares a las descriptas y finalmente desmontadas por la Unión Informática en HP e IBM, también persisten contrataciones a tiempo determinado que se suceden una tras otra cada tres meses sin pasarlos a planta permanente (ver nota ‘Sobre la tercerización y subcontratación’).

Cobardía: Alberto Geraci, supervisor de IM (incident management), increpó a una de las delegadas y la expulsó del área tomándola de un brazo. Otro caso donde la soberbia y falsa creencia de impunidad se consideran por encima de la Ley y de los derechos del trabajador.

Cobardía: Alberto Geraci, supervisor de IM (incident management), increpó a una de las delegadas y la expulsó del área tomándola de un brazo. Otro caso donde la soberbia y falsa creencia de impunidad se consideran por encima de la Ley y de los derechos del trabajador.

Contra este forma perjudicial para el empleado informático, la comisión interna sigue relevando la situación particular de cada trabajador en pro de terminar con esta forma fraudulenta que no sino una forma más de precarización laboral. En lo que a la labor de las delegadas respecta, se exhorta a quienes estén desempeñándose en similares condiciones a hacer de su conocimiento sobre esta situación.

Maltratos y hostigamiento a empleados

En la misma lógica de la “filosofía corporativa de NCR” en cuanto al tristemente célebre ‘si no te gusta, andate’ que profesan varios supervisores y gerentes, persiste -como se ha expuesto líneas arriba- los maltratos, los “aprietes” y las extorsiones de gerentes y supervisores.

En lo que a intentos de suprimir la organización gremial respecta, ante el avance de la sindicalización, personal jerárquico -ahora plausible de las correspondientes denuncias ministeriales- como se ha efectuado oportunamente en otras empresas de parte de la Sec. de Asistencia Legal de la Unión Informática. Para poner sobre la mesa los hechos y responsables, el lunes 21 de julio, durante el desarrollo de actividades gremiales por parte de una de las delegadas, Belén González, quien recorría el cuarto piso de las oficinas de NCR, fue tomada del brazo y expulsada a la fuerza por Alberto Geraci, supervisor de IM (incident management) en el preciso momento que ella se encontraba conversando con empleados de dicho sector. A posteriori, empleados de la misma área reportaron a las delegadas que Geraci los amenazó y les exigió -no hablar más con las delegadas- manifestando que de lo contrario serían despedidos. En la misma línea violatoria de los derechos de libertad sindical, NCR impide además a la comisión interna el acceso a otros sectores de la compañía para poder conversar con los empleados (ver nota ‘De la libertad de afiliación sindical’).

Si bien, en el imaginario de quienes llevan adelante la conducción de NCR, creen que el ejercicio de la violencia laboral y la persecusión de quienes se organizan sindicalmente es la respuesta, la realidad les dá una bofetada al lograr absolutamente lo contrario. Lo que antes era sólo temor o parecía una utopía, como lo es el sindicalismo en la Unión Informática, hoy es una realidad que se dá con una celeridad cada vez mayor. Y a los cobardes que se atreven a increpar a un trabajador que ejerce sus derechos, se les cae el velo de falsa impunidad. Para los responsables de amenazas y “aprietes” que buscan perpetuar el status quo tal como viene sucediendo en NCR, cabrá las denuncias correspondientes. Es por eso que instamos a aquellos que hayan sido víctimas de tales hechos a reportarlos a la comisión interna de delegados en forma personal o a través de ncr@unioninformatica.com.ar

ncr-salarios-hambre

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

  • Diego Lazcano

    Me imagino que Nosenadovich que estuvo con el Ravi, al enterarse de la violencia de Pai Geraci le habra dado “la Charlita”…

  • Nicolás

    Chantas asquerosos, típicos argentos “piolas”, bien garcas.

Hacé click y conocenos…

The best bonus by bet365 Ελλάδα 100% for new user.

Full Joomla 3.0 Theme free theme.