• Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
    Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
  • Categorías

Symantec, una de las empresas líder en seguridad informática célebre por su renombrado antivirus, tras años de traspiés abandona la Argentina -no por las ventas, sino “por la apreciación que tiene del país”-. Aquí una revisión de su breve y vapuleada historia en la Argentina.


En 2009 tuvo lugar la inauguración con "bombos y platillos" de la filial Argentina de Symatec.  Para 2012 la empresa anunciaba el cierre de su centro de desarrollo dejando a más de 150 técnicos en la calle. Hoy, se dió a conocer el cierre definitivo de la sucursal local de la empresa de seguridad informática.

En 2009 tuvo lugar la inauguración con “bombos y platillos” de la filial Argentina de Symatec. Para 2012 la empresa anunciaba el cierre de su centro de desarrollo dejando a más de 150 técnicos en la calle. Hoy, se dió a conocer el cierre definitivo de la sucursal local de la empresa de seguridad informática.

Primero, desde la casa matríz anunciaron la escisión de Symantec en dos compañías, fiel al estilo que vienen perfilando varias IT, como el caso de Hewlett-Packard: una división dedicada a sus clásicos antivirus, y otra a la gestión de información corporativa. En plan que contempla dicha división a nivel global, también incluye retirarse de veintidos países, entre ellos la Argentina.

Pero no es la primera vez que se tiene malas noticias en torno a Symantec. Haciendo un breve repaso, lo que parecía una pujante compañía, sufrió una espiral descendente que hoy encuentra su ruina. En ocasión de la apertura de sus oficinas allá por 2009, se llevó a cabo la inauguración de su centro de operaciones en la localidad de Munro con la presencia de la presidente Cristina Fernández de Kirchner donde se alabó cómo uno de los éxitos de la actual administración el advenimiento de empresas como Symantec. Ocho años antes, Symantec había abandonado el país en medio de la crisis económica y social de 2001. Luego, cuatro años después volvió tras la adquisición de Veritas (la cual será nuevamente independiente de Symantec en octubre) para lo cual revivió su sociedad comercial y tomó control de empleados y activos. Sin embargo, ello era sólo la mitad de la historia porque el resurgimiento de la compañía al mejor estilo ave fénix y el reimpulso de 2009, que dió trabajo a 150 ingenieros y técnicos, experimentó una nueva e inmediata depresión tres años después cuando se les anunció el cierre del sector de desarrollo.

Para este amargo episodio es posible recordar la exposición del hecho que hizo en aquel entonces la Unión Informática denunciando lo que estaba ocurriendo, sobretodo las reuniones generales con empleados donde a través de una videoconferencia se les instruía “no hablar con el Ministerio de Trabajo ni con los medios sobre lo que estaba sucediendo”. En las semanas posteriores comenzaron a caer los telegramas de despido y así lo que parecía una pujante compañía IT quedó reducida a su mínima expresión.

Desde la empresa dan vagas explicaciones sobre el cierre ligadas a “la percepción que la empresa tiene del país”, y no por una cuestión de ‘revenue’, ya que los ingresos obtenidos en el país son más altos que en Chile y Colombia, por ejemplo, donde decidieron permanecer. Inclusive, desde su administración reconocen que “es más caro irse que quedarse”, pero aún así el cierre de sus operaciones en Argentina responde a esa lista de países de donde Symantec se retira. La presencia de Symantec en Argentina se limitará sólo a ventas a través de mayoristas ya que eliminará hasta su equipo de ventas. De su administración, sólo quedará personal contable responsable de las liquidaciones y trámites administrativos finales y no se sabe si Symantec conservará su representación legal en el país o no.

Por supuesto que de la mala noticia, que juzgando cómo venían dándose las cosas era un final anunciado, la prensa opositora al Gobierno se hizo un festín, y en cierta forma con razón. Sin embargo, es preciso poner la lupa sobre algo que es objeto de constante crítica de la Unión Informática: el paso de una industria ligada a la tecnología y a la innovación hacia empresas IT más dedicada a los fiascos financieros y a la compra-venta de empresas. Lo claro es que otra vez Symantec se va del país. ¿Esta vez para siempre?


Fuentes:

Tags:

También te puede interesar

La adquisición de Huddle y sus consecuencias inmediatas

En octubre pasado, Globant adquirió el 86,25% de la firma británica Huddle Group. Esta ...

Continúa la huelga en IBM

Luego de varios días, sigue la huelga y acampe en la sede Martínez de ...