• Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
    Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
  • Categorías

Las estadísticas de empleo difundidas por el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC) dieron a conocer los nuevos números del desempleo en el país: 9,5%. Un dato alarmante es el nivel de desocupación entre los jóvenes: según el propio director de la institución pública, el economista Jorge Todesca, este es “muy alto” y precisó que, del total de desocupados, “el 60 por ciento son menores de 30 años”.

El Indec publicó los datos sobre el empleo y la desocupación en la Argentina. El desempleo llegó al 9,2 por ciento en el primer trimestre, su nivel más alto en una década; la subocupación, al 9,9. El informe publicado esta semana por el Indec sostiene que “la tasa de desocupación presenta un incremento estadísticamente significativo”. El 9,2 por ciento de desempleo registrado entre enero y marzo de 2017 marca un aumento de 1,6 puntos porcentuales contra el último trimestre del año pasado, cuando el indicador marcaba 7,6 por ciento.

Según publicó Página/12 -con información de la misma estadística-, la tasa de desocupación entre los jóvenes duplica los niveles observados en toda la economía. En el primer trimestre del año, el 20,1 por ciento de las mujeres y el 17,2 por ciento de los varones hasta 29 años estaban desocupados mientras.

En la reciente edicíon de la “Expo Empleo”, organizada en mayo por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y consultoras de recursos humanos, unos 175 mil sub-30 pasaron por los stands del predio ferial de La Rural. Una muestra variopinta del problema del trabajo en los jóvenes: los había desocupados, estudiantes buscando empezar una carrera, aquellos con trabajo pero con miras a saltar a otro mejor.

En el país, el desempleo joven se ubica en 24,6% cuando la media regional es del 16%. Argentina registra un nivel de desempleo entre los menores de 25 años superior a la media regional con “tendencia creciente”. Según las últimas estadísticas publicadas por el Indec, así ocmo estudios privados de consulturas económicas, el desempleo entre los jóvenes alcanza números preocupantes. El desempleo general en el país ya superó el 9,2%, dentro de los desocupados el 60% son menores de 30 años.

No obstante los números irrefutables del organismo público de estadísticas, ejecutivos de consultoras entrevistados en diversos medios, encuentran una explicación al desempleo joven en “lo que buscan las empresas no suele coincidir con las carreras elegidas por los jóvenes”.

Entrevistados muchos ellos por diversos medios, dieron una mirada contrapuesta a la de los directivos de las consultoras. En las largas filas de espera fuera del predio de Palermo en el frío fin de mayo, muchos se quejaban con argumentos contrarios a los que esgrimieron los empresarios: que las firmas buscan experiencia, capacitación técnica, conocimientos, juventud, creatividad y pagar lo menos posible. Inclusive, que trabajen gratis (o casi) en alguna pasantía.

Hay dos caminos que no se están cruzando.

Los sub-30: principales víctimas del desempleo y la precarización.

El director del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC), el economista Jorge Todesca, reconoció que “la desocupación es muy alta en los grupos de hasta 30 años” y precisó que “del total de desocupados, el 60 por ciento son menores de 30 años, mientras que “el 45,7 por ciento tienen entre 20 y 29 años“.

De esta manera, Todesca aportó cifras oficiales al debate abierto tras la impactante asistencia de casi 200 mil jóvenes a la Expo Empleo Joven, inaugurada en mayo en el predio de La Rural. El titular del Indec ofreció las cifras en una entrevista a Ámbito Financiero.

En tanto, los informes publicados por los centros de estudios CEPA y Atenea, publicados por Página/12, señalan que el porcentaje de desempleo del el conjunto de la población, aumenta al 23,8% cuando la mirada se enfoca en la franja que va de los 18 a los 24 años.

“Vemos con preocupación que el Estado publicite que todos los jóvenes pueden ser emprendedores y no cree nuevos instrumentos que reviertan la precariedad y la falta de oportunidades”, agregó Ledesma de la consultora Atenea.

En el Centro de Economía Política Argentina (CEPA) indicaron que este proceso de deterioro “va a contramano del camino previo experimentado por los jóvenes”. Para ponerlo en números, en el segundo trimestre de 2004 el desempleo juvenil se ubicaba en 27,86 por ciento, y se redujo sensiblemente a 17,12 para el segundo trimestre de 2008. La crisis de 2009 lo elevó a 19,94, pero después hubo una nueva reducción que ubicó en un 17,86 por ciento la tasa de desempleo juvenil para el año 2015.

Es decir que desde 2008 hasta 2015 el desempleo juvenil se ubicó en torno al 17 por ciento. “Este nuevo piso estructural del desempleo juvenil se rompió en el año 2016, cuando se registró un fuerte salto hasta llegar al 23,63 por ciento en el segundo trimestre”.

El desempleo joven se ubica en el país en 24,6% cuando la media regional es del 16%, aunque países como España tiene este indicador en el 50%, informó el nuevo director de Adecco Argentina, Francisco Martínez en Ámbito Financiero. En el país, el porcentaje entre las mujeres se eleva al 30,33%.

Argentina registra un nivel de desempleo entre los menores de 25 años superior a la media regional con “tendencia creciente”, indicaron las autoridades de Adecco, una compañía internacional de recursos humanos.

Una muestra de la necesidad y demanda de puestos de trabajo quedó expuesta en la masiva concurrencia de jóvenes menores de 30 años a la Expo Empleo, donde, según un organizador entrevistado “nos vimos desbordados: en cuatro horas distribuimos el material que teníamos preparado para dos días”, comentó el gerente de Marketing y Comunicación de Adecco Argentina, Pablo Liotti al diario Ámbito Financiero.

¿La juventud es un problema?. A contramano de la lógica, la edad es vista por los jóvenes como una de desventajas que les impide conseguir trabajo. Así lo indicaron 6 de cada 10 jóvenes menores de 25 años en el relevamiento realizado por Adecco en el país.

Hay argumentos y puntos contradictorios. Las empresas buscan juventud y experiencia; capacitación y bajas pretensiones salariales; rigurosidad a cambio de reglas de trabajo cada vez menos claras; exigen responsabilidad a la vez que venden sus “oportunidades de trabajo” como jornadas (y contratos) cada vez más flexibles.

Empresarios en la misma estadística de Adecco, sin embargo, califican a los sub-30 que buscan empleo como un grupo etario “poco responsable y no comprometido”.

Suele señalarse que esta porción tiende a rotar con más frecuencia que otros entre las empresas, sin embargo la estadística que maneja Adecco es que en general todos los trabajadores en la Argentina tienden a cambiar de empleo antes de los 48 meses. Todo una foto de la precaria situación del empleo en el país.

Además, el 89% de los jóvenes consultados señaló que las empresas priorizan la experiencia laboral al definirse por un trabajador, otro dato que incrementa la brecha entre los jóvenes y las empresas.

Como demuestra el gráfico, el desempleo y el trabajo precario impacta de manera más fuerte en los jóvenes. Los salarios bajo y las exigencias sin retribuciones justas “ahuyenta” a los más jóvenes mantenerse en un trabajo. Pero ¿hay empleo para todos? La tasa de desempleo joven casi triplica a la tasa de desempleo general y 1 de cada 2 jóvenes con trabajo, tiene un empleo precario.
«Desocupación y precariedad laboral (2016)» — Fuente: Consultora Atenea, elaboración en base a EPH-INDEC 3er trimestre de 2016

El 2do gráfico demuestra la evolución del desempleo joven en la Argentina en los últimos 12 años. Con casi un 30% en 2004, la desocupación en esta franja etárea desciende mientras la economía se expande al al calor del “cremciento a tasas chinas” (2004-2008). Con la caída económica de 2009 —producto de la crisis financiera global de 2008—, el empleo sufre otro golpe. Se estabiliza hasta 2016, cuando la desocupación vuelve a crecer y alcanza los valores actuales. Cabe destacar que el «desempleo joven» nunca perfora el piso de 17%.
Desempleo juvenil (2004-2016) — Fuente: CEPA, en Página/12

El desempleo joven en números »

  1. 136/60 » En la Ciudad de Buenos Aires, hay 136.562 personas sin trabajo (el 8% del total de la PEA), según el último relevamiento realizado por la Dirección de Estadísticas y Censos porteña. Casi la mitad, unos 60 mil, tienen menos de 30 —el 45%—.(Clarín, 31/05/2017)
  2. 175/11 » 175 mil jóvenes visitaron la Expo Empleo en La Rural, orientada hacia el público joven, que desbordó de desocupados con menos de 30 años que buscan empleo. Sólo había 11 mil ofertas de trabajo; es decir, oportunidades sólo para el 6%. (Clarín, 31/05/2017)
  3. 24% » La tasa de desempleo de 16 a 24 años llega al 24%, casi triplicando el 8,5 del Indec.
  4. 30% » considerando sólo a las mujeres, el desempleo en esta franja es del 30,33%
  5. Del total de desocupados (9,2% de desempleo), el 60% son menores de 30 años y el 45,7 % son de 20 a 29 años.
  6. 17% » en los últimos 12 años, si bien se experimentaron procesos de notable crecimiento económico y crisis financieras internacionales que impactaron en la economía local, el desempleo joven nunca “perforó” el piso de 17%.
  7. 50% » España y su economía son marcada como un modelo para muchos economistas y especialistas en la Argentina. Es la cuarta economía de la Unión Europea. Sin embargo, el 50% de los jóvenes no tiene trabajo, aún con el alto nivel de formación profesional que cuenta el país.
  8. 33% » En la Argentina, 1 de cada 3 trabajadores empleados se encuentran en negro o en condiciones de trabajo precario.

Problema en el largo plazo: 8 de cada 10 empresas no planea contratar personal

La Expectativa Neta de Empleo (ENE) para el tercer trimestre de 2017 no termina de repuntar. Según una encuesta de Manpower, ocho de cada diez firmas consultadas no planea incrementar sus dotaciones. Mientras que el 5% de las empresas pronostica un descenso en las contrataciones, el 76% no espera cambios y solo el 11% planifica tomar personal.

El informe arroja que existe un saldo positivo de contratación del 7% para ese período, lo que representa un aumento de tres puntos porcentuales con respecto al trimestre anterior y un incremento de cinco puntos porcentuales cuando se lo compara con el mismo período de 2016.

En tanto, las intenciones de contratación más sólidas se registran en el sector de Construcción, con una expectativa positiva del 15%, mientras que transportes y servicios públicos es el único sector que reporta un valor negativo de -2%. Según informó Ámbito Financiero.

Ver fuentes_

Tags:

También te puede interesar