bet365 UK

wordpress joomla template

Beneficios-Salud-y-familia

Día mundial de la lucha contra el cáncer: diez imágenes históricas

Escrito por Unión Informática el . Posteado en Noticias, Páginas, Salud y Deportes

Desde Egipto a nuestros días, el cáncer ha formado parte de la historia de la humanidad. Estas imágenes muestran cómo ha sido la lucha contra esta enfermedad.

Se llama cáncer y es uno de nuestros peores enemigos. Se presenta de improviso, como el amigo que no llama para dejarse caer por casa. Una radiografía con una mancha extraña, una analítica con valores inesperados. El tiempo que transcurre entre la duda y la certeza, el suficiente para que se quite la máscara. Y diga: “aquí estoy, he venido para quedarme”.

Es entonces cuando empieza la lucha contra el cáncer. La batalla sin tregua. El cáncer, el maldito cáncer, el que se ha llevado a algunos de nuestros amigos y familiares más queridos. El cáncer, el maldito cáncer, el mismo al que han sobrevivido tantos otros. La historia de la humanidad también ha sido una pelea contra el tiempo, una lucha para entender, desentrañar, descubrir y curar esta enfermedad. Este centenar de enfermedades. En el Día Mundial del Cáncer, repasamos diez imágenes históricas sobre esta eterna batalla:

Primeros casos descritos en Egipto

¿Desde cuándo sabemos que existe el cáncer? Hay quien dice que esta enfermedad es tan vieja como la humanidad. Razón no les falta. Los primeros casos clínicos se encontraron en el papiro de Edwin Smith, un documento histórico que recogió en 1.600 a.C. algunos detalles sobre esta enfermedad.

cáncer

Jeff Dahl (Wikimedia)

Perteneciente a la época de la dinastía XVII, fue hallado y adquirido por el comerciante Edwin Smith en 1862. Actualmente se encuentra expuesto en la Academia de Medicina de Nueva York, aunque no es el único vestigio egipcio en el que se describe el cáncer. También el papiro George Ebers, considerado como uno de los tratados médicos más antiguos, recopila algunos detalles sobre posibles casos de cáncer de mama y cáncer de útero.

El origen del ‘cangrejo’

cáncer

Si hay un personaje clave en la historia de la medicina, es sin duda Hipócrates. El griego fue el primero en utilizar el término ‘karkínos’ (καρκίνος) para referirse a ‘úlcera maligna’ o ‘cáncer’. Es curioso, ya que de este concepto también deriva la palabra ‘cangrejo’.

Algunos historiadores atribuyen esta similitud entre cangrejo y cáncer a que “los tumores son tan duros como un caparazón”. El cáncer también es una enfermedad tenaz, que logra cambiar de localización en el organismo. Incluso algunos casos de cáncer de mama presentan una apariencia similar a las patas de un cangrejo.

La mitología griega también recoge el concepto del cangrejo. En la lucha de Heracles contra la Hidra de Lerna, el héroe consigue zafarse del cangrejo enviado por Hera para que le mordiera los pies y le estorbara en la pelea. No consiguió matarle, sino que pudo sobrevivir al ataque del ‘karkínos’. Hoy en día observamos esta batalla en un lécito conservado en el Museo del Louvre en París.

El cáncer durante la Edad Media

En el Día Mundial del Cáncer, se hablará mucho de los avances en los tratamientos y terapias contra esta enfermedad. Pero lo cierto es que esta pelea se extiende en el tiempo hasta la propia Edad Media.

Como ejemplo podemos destacar a Clara Jacobi, una mujer que padecía un enorme tumor en la cabeza. En pleno 1689, y con las rudimentarias técnicas de la época, consiguieron extirpar quirúrgicamente la masa que había crecido en el cuello de esta holandesa.

¿Cómo operar un tumor?

cáncer

Tendría que pasar un siglo hasta que se comprendiera cómo podía realizarse la extirpación quirúrgica de un tumor. En el caso de Jacobi, era más sencillo extraer la masa visible. ¿Pero qué ocurría si los tumores se localizaban dentro del organismo? Las bases científicas las determinó primero Giovanni Battista Morgagni, un médico italiano que cambió para siempre la anatomía patológica. Comenzó a realizar autopsias de una forma más cuidadosa, mejorando el diagnóstico de muchas enfermedades.

cáncer

Tras el trabajo de Morgagni, el cirujano escocés John Hunter sugirió que el cáncer podía ser “removido” del organismo. Tal y como sucedió con Jacobi, Hunter planteaba que las masas tumorales que se desarrollaban en el interior del cuerpo también tenían que ser extirpadas. Su libro puede ser hoy consultado online a través del archivo de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de Estados Unidos.

El origen celular

¿Por qué ocurre el cáncer? Esta pregunta es a menudo planteada por pacientes y familiares. Hasta el siglo XIX, la medicina se había esforzado en conocer dónde aparecían las masas tumorales y saber cómo poder eliminarlas del organismo. Pero fue Rudolf Virchow el que comprendió por primera vez que la raíz del cáncer se encontraba en nuestras propias células.

cáncer

En 1858, escribió en Diecellulare Pathologie que las bases de cualquier enfermedad debían estudiarse y entenderse a nivel celular. También las del cáncer. Hoy en día su trabajo sigue siendo fundamental: gran parte de la investigación se centra en comprender qué errores ocurren en nuestras células para que se origine un tumor.

De la I Guerra Mundial a la quimio

¿Quién diría que las contiendas nos permiten lograr avances médicos? Lo cierto es que la ciencia en guerra se ha desarrollado en tiempos muy difíciles, consiguiendo inesperados beneficios. Uno de los más destacados es, sin duda, la llegada de la quimioterapia.

Durante la I Guerra Mundial, cientos de soldados sufrían los efectos del temido gas mostaza. Este agente químico, utilizado por primera vez por el ejército alemán en la ciudad de Ypres, era capaz de destruir la médula ósea.La quimioterapia se desarrolló gracias a la investigación del gas mostaza

En 1942, científicos de la Universidad de Yale decidieron investigar el por qué. Comprobaron que el gas mostaza era un compuesto alquilante, capaz de modificar el ADN de nuestras células. Estudios posteriores derivaron en el desarrollo de fármacos quimioterápicos como el clorambucilo, el melfalán o el busulfán, ampliamente usados en el tratamiento de leucemias, linfoma o mieloma. Había nacido la quimioterapia.

El bebé curado con radioterapia

Gordon Isaacs tenía sólo siete meses cuando su madre le llevó al pediatra. La revisión médica no levantó sospechas, pero Helen sentía que algo no iba bien. Notaba que en la mirada de su hijo había algo extraño. Sus sospechas eran ciertas. En 1955, un oftalmólogo descubrió que el niño sufría retinoblastoma doble en ambos ojos, un tipo de tumor infantil en el que las células malignas afectan a los tejidos de la retina.

cáncerLos tratamientos existentes resultaban completamente amenazadores. Podían optar por extirpar quirúrgicamente el tumor, lo que dañaría para siempre la vista del bebé. Tal vez deberían probar con radiación de cobalto. Ninguna de las soluciones parecía remediar el problema que sufría el pequeño Gordon. Entonces llegó el visionario Henry Kaplan, un médico pionero en el campo de la radiobiología.

Kaplan decidió emplear aceleradores lineales que podían atacar a los tumores de Gordon, minimizando el daño de los tejidos no afectados. Había un único problema: jamás habían sido usados en un paciente real. Menos en un bebé. Helen decidió aceptar la propuesta del médico, que conllevaría la hospitalización durante seis semanas, en las que el niño tendría que ser anestesiado a diario para recibir su dosis. Así ocurrió el nacimiento de la radioterapia, que luego sería aplicada con éxito por Kaplan en el tratamiento del linfoma de Hodgkin.

El tabaco es cancerígeno

Sucedió en 1970. El presidente Richard Nixon anunciaba la prohibición de los anuncios de tabaco en radio y televisión. La medida era la respuesta -tardía- a un informe presentado seis años antes por Luther Terry en una histórica conferencia de prensa. En aquella rueda los resultados del documento Report on Smoking and Health eran claros: el tabaco producía cáncer.

Las primeras sospechas sobre el tabaco se dispararon en 1939. Algunos científicos comenzaron a alertar de que el tabaco podía ser un potente agente carcinógeno, pero las presiones de la industria tabacalera fueron demasiado fuertes. Hoy en día sabemos que el hábito de fumar es responsable del 90% de los casos de cáncer de pulmón. Para algunos, por desgracia, esta estadística llega demasiado tarde.

Los tóxicos ambientales

El mismo año en el que moría de cáncer Alfred S. Bloomingdale, inventor de las tarjetas de crédito, el gobierno de Estados Unidos informaba a los habitantes de Times Beach (Missouri) que su ciudad estaba contaminada por unos tóxicos ambientales. Como consecuencia, la localidad debía ser evacuada y demolida de manera urgente.

Times Beach se convirtió así en un símbolo de los efectos ambientales en nuestra salud. Los tóxicos culpables eran dioxinas, que habían sido vertidas en carreteras sin pavimentar de la zona. Hoy en día la Organización Mundial de la Salud reconoce la elevada toxicidad de estos compuestos químicos, que despoblaron esta región de Estados Unidos.

Una carrera para la esperanza

La lucha contra el cáncer no ha estado exenta de dificultades. Tal vez quien mejor represente estos obstáculos sea Terry Fox, el deportista canadiense que encabezó la maratón por la esperanza. A la temprana edad de 19 años, Fox fue diagnosticado con osteosarcoma, un tumor maligno que afectaba a su rodilla. Los médicos no pudieron hacer más que amputarle la pierna, para luego aplicarle un tratamiento a base de quimioterapia.Terry Fox logró concienciar a la sociedad de la importancia de la investigación

Terry Fox supo de aquella que la administración de quimioterápicos le permitía tener un 50% de posibilidades más de vencer al cáncer. Pero ése no era el porcentaje más sorprendente. Sólo dos años antes, sus oportunidades se reducían al 15%. Ahí fue donde el atleta comprendió la importancia de la investigación contra el cáncer. Con el objetivo de recaudar fondos para la ciencia, en 1980 comenzó a cruzar Canadá de punta a punta.

cáncer

Erin Combs (Star File Photo)

En total recorrió 5.373 kilómetros en 143 días. Su maratón para la esperanza recaudó en la época 1,7 millones de dólares. Fox había vencido, mostrando lo importante que era financiar la investigación de esta enfermedad. Por desgracia, no pudo ganar su batalla personal. En 1981, fallecía por complicaciones del cáncer. Terry Fox se convertía en un verdadero símbolo, y en un ejemplo de esperanza para millones de pacientes en todo el mundo.

Fuente: http://hipertextual.com

Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Hacé click y conocenos…

The best bonus by bet365 Ελλάδα 100% for new user.

Full Joomla 3.0 Theme free theme.