• Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
    Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
  • Categorías

El conflicto gremial desatado en Novatium tras el intento de erradicar la organización gremial de sus empleados cumple una semana y parece ir asemejándose a los conflictos extendidos que durante 2014 caracterizaron al ámbito informático. A la par de las medidas de fuerza gremiales, prosiguen los intentos de Novatium por evitar lo inevitable y conforme transcurren los hechos, la persistencia de numerosos empleados que se niegan a que la empresa siga vulnerando sus derechos. Las novedades en torno al conflicto.


Al cumplirse una semana del inicio del conflicto, el reclamo de los empleados de Novatium sigue firme: reincorporación inmediata del Delegado desvinculado, fin de las políticas laborales precarizadoras y aplicación del Convenio de Trabajo de la Unión Informática.

Al cumplirse una semana del inicio del conflicto, el reclamo de los empleados de Novatium sigue firme: reincorporación inmediata del Delegado desvinculado, fin de las políticas laborales precarizadoras y aplicación del Convenio de Trabajo de la Unión Informática.

 

Tal como se denunciaba en la anterior publicación de actualidad gremial en Novatium, la empresa intenta desde hace más de un año frenar la organización gremial de sus empleados con el simple objetivo de conservar un modelo de negocios basado en los costos salariales anclados y la precarización (ver sección ‘Novatium y su vana pretención de frenar la sindicalización’). En efecto, el intento de consumarlo a través del despido de un delegado gremial sólo “echó leña al fuego” en un cuadro de situación que demandaba todo lo opuesto: acercar posiciones para iniciar una adecuación de la actividad, cosa que desde el principio buscó la Unión Informática.

¿Qué se reclama?

Sobran los motivos que justifican el presente conflicto. Conforme ha sido publicado en reiteradas ocasiones, es política de recursos humanos de Novatium los pésimos salarios, la precarización laboral, las irregularidades y además, en pos de poder sostener esa “política”, la disposición de supervisores y gerentes serviles y despóticos que a fuerza de aprietes y amenazas para disciplinar empleados, y en el caso de emerger algún reclamo, efectúan el despido inmediato sin mediar justificación.

Puntualmente se exige un cambio rotundo en esa política ya insostenible y que sólo tiende a conflictos como el actual. Además:

  • Convenio de trabajo en Novatium para todos sus empleados que además de regular la actividad, garantice la correcta categorización de cada empleado con las respectivas escalas salariales.
  • Reincorporación del delegado despedido y cese de las actitudes antisindicales por parte de la empresa.

El inicio del conflicto

Conforme se anunció el pasado martes en dicha publicación, la avanzada de Novatium sobre los derechos de sus propios trabajadores eclosionó un conflicto que se inició en la sede operativa de la calle Esteban de Luca 1963. Por supuesto que Novatium, conservando su misma línea antisindical y, lo que vulgarmente se diría “negrera”, no tardó en reaccionar al negar la situación ya presente, -incluso actualmente sus funcionarios afines en los foros-, hecho que evidenciaron varios de sus supervisores y gerentes. A pocas horas de comenzada la medida de fuerza que paralizó las actividades en Novatium, el gerente de recursos humanos, Adriano Bugliani agredió a uno de los Delegados Gremiales, Andrés Galdi en el momento en que el delegado interpelaba al funcionario por el despido de otro de los delegados. El hecho, además de quedar registrado en video, fue denunciado en la comisaria 32° de Parque Patricios y demuestra el grado de impunidad con que se maneja Novatium en toda su extensión a través de su personal jerárquico. Llamativamente, Bugliani, quien pretendía desconocer la representatividad gremial de los delegados, luego recomendó a uno de los miembros de Unión Informática “realizar los reclamos salariales protestando en los clientes”. Asimismo, a modo de “capítulo repetido” sobre los ya obsoletos cuestionamientos de legalidades vacías y espontáneas, acerca del rol de los delegados normalizadores, sugirió “hacer las elecciones gremiales en la plaza”, evidenciando un desconocimiento sobre leyes y normativas impropio para un responsable de recursos humanos.

Contemplando los motivos que avalan el conflicto, recuérdese se efectuó la correspondiente denuncia en el Ministerio de Trabajo (bajo la figura de estado de alerta y movilización) tras el antisindical despido del delegado Gonzalo Pettone. A dicha denuncia correspondió su ampliación tras los hechos del pasado martes 23 de junio a manos de Adriano Bugliani, haciéndose mención de la denuncia policial por la agresión al delegado Andrés Galdi. Además, se incluye la información que conforme avanza el conflicto, nuevos empleados se atrevieron a romper el silencio y denunciaron nuevas irregularidades como ser el fraude laboral por relación laboral encubierta bajo monotributo, la falta de efectivización en algunos casos y también, sorpresivamente, el pago de viáticos de técnicos contra firma de pagaré. La cuestión salarial, que merece una publicación aparte para exponer en detalle la problemática, es en gran parte uno de los ejes clave de la situación, ya que en contraste con la media de mercado persisten actualmente haberes por debajo de las pautas salariales de 2013 y 2014 que posicionó la Unión Informática: se han constatado salarios apenas por encima del Salario Mínimo Vital y Móvil, salarios alrededor de los $5.000, pero en general por debajo de lo exigido por el sindicato hasta el año pasado: debajo de los $8.500 brutos.

Como bien puede verse, el modus operandi de Novatium abunda en irregularidades y prácticas que están al filo de lo legal, una realidad que sus funcionarios jerárquicos principalmente se desviven por negar y tapar como si la realidad pudiese ocultarse tan fácil. No asombra que así sean las cosas en Novatium, una empresa emergida de la ex Ceitech, compañía de cuya escisión surgieron Novatium y Sonda, y desde el inicio, su ex socio gerente de Ceitech Alfredo D’Alessio operó a fuerza de dumping y competencia desleal, práctica que actualmente mantiene como bandera en sus operaciones y de ahí el caracter de modelo de negocios a erradicar.

Modalidad de la protesta

Además de tener epicentro del reclamo en las sedes operativas-administrativas de Novatium -que tiene la sede Zavaleta totalmente paralizada-, el reclamo se traslada a los clientes donde la empresa mantiene personal tercerizado prestando servicios informáticos. Es allí donde también se registran las más crudas situaciones de precarización y bajos salarios, situaciones que los responsables de relaciones laborales de varios clientes dicen desconocer. La realidad es que más allá de que sean reales o no sus dichos -ya que se contempla la posibilidad de que algunos clientes realicen los aportes correspondientes para el pago de salarios más adecuados y Novatium “se quede con el vuelto”-, los clientes según establece la ley, son solidariamente responsables por el pasar de los empleados tercerizados. En razón de ello, desde iniciado el conflicto se ha llevado a cabo manifestaciones en empresas como Laboratorios Gador, MAPFRE, DirecTV, Panamerican Energy, Petrobras, Cablevisión-Fibertel, Gestión Compartida (las dos últimas pertenecientes al Grupo Clarín), Telefónica de Argentina y Edesur.

En la medida en que no haya un acercamiento de parte de la empresa a través del cual pueda establecerse un diálogo conducente, cosa que la Unión Informática viene reclamando desde hace más de un año, continuará el actual embate para Novatium. Tal como se aclaró en reiteradas oportunidades, las medidas de fuerza se llevan a cabo dentro de los parámetros que exige la Ley en lo relativo al derecho a huelga y sin afectar terceros como ser interrupción del derecho a circular, corte de calles, etc..

 

Invitamos una vez más a todos los empleados de Novatium a seguir poniéndose en contacto con la Comisión Interna de Delegados a través de: novatium@unioninformatica.com.ar


Tags:

  • Show Comments

  • andres galdi

    Un orgullo tener estos Hombres como compañeros de lucha

    Jamas conoci hombres tan nobles y determinados

    Muchas gracias por permitirme cuidarnos y defendernos

  • exempleado

    yo trabaje ahi, son una verguenza

  • Ex empleada

    Deberían revisar los recibos de sueldo, las categorías que no corresponden al puesto. No pagan antigüedad y los sueldos son una miseria. Después de 5 años, me fui ganando el mínimo. Los “aumentos” que ellos así llaman, tan solo son actualizaciones de sueldo que corresponden a nivel nacional. Después de invertir, años, dedicación, ganas de progresar y capacitaciones, tuve que renunciar y me fui (reitero) ganando menos del mínimo vital, exigido por cualquier sindicato, o lo mismo que cualquiera nuevo. No intenten progresar ahí dentro, porque son pocas las personas por las cuales tengo buenas cosas por decir. Voy a defender a sólo una persona de alta gerencia, lamentablemente no puedo decir eso de todo el mundo.

    • Contacto Unión Informática

      Buenas tardes! Muchas gracias por la información brindada en su comentario. Uno de los reclamos es la aplicación de un Convenio de Trabajo.

      Este objetivo apunta justamente a que existan regulaciones respecto a categorías, posiciones, antigüedad y desde ya, actualizaciones salariales anuales para evitar el relegamiento que existe en la actualidad, entre otros beneficios.

    • andres galdi

      Estimada, estamos logrando que esta empresa sea una empresa en la que se pueda crecer, de eso se trata todo esto, saludos

  • andres galdi

    ¡Que suene la magia de ese saxo!

    Gracias Compañero, es un orgullo poder dar vuelta todo este cause negativo, poder salir adelante y forjar amistad y compañerismo, (Ese que tanto miedo da al patron) ¡Que grupo de Trabajo!

Comments are closed.

You May Also Like