• Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
    Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
  • Categorías

Los trabajadores de la firma tecnológica que brinda soporte y garantiza el funcionamiento de máquinas de juego del Bingo reclaman un acuerdo que mejore las condiciones laborales y principalmente salariales. Solicitan la categorización según las funciones que desarrollan y la firma de un convenio de trabajo.


Nota Diario La Opinión Pergamino

DE LA REDACCION. Empleados de la firma Tecno Azar S.A., representados gremialmente por la Unión Informática (UI) se declararon en huelga el lunes en reclamo de un acuerdo que mejore las condiciones laborales y principalmente salariales.

Los trabajadores denuncian que además de no tener categorías reales más allá de su asignación laboral, realizan varias tareas.

Raúl Parola, delegado normalizador y David Pedernera vocal de la Unión Informática. (LA OPINIÓN)

Por ello exigen la categorización adecuada de cada uno de los empleados y el pago de los haberes correspondientes, tomando como punto de partida un salario básico mínimo de 10.000 pesos para la categoría más baja y por supuesto, la firma del convenio de trabajo que exige la UI en 2015, el cual regula la actividad en todos sus aspectos.

A la par de ello, exigen el cese de las intervenciones de la empresa en el libre derecho de organizarse gremialmente, como así también, negociaciones paritarias que preserven el poder adquisitivo del salario año a año.

Tecno Azar S.A. es una pequeña firma tecnológica creada para brindar soporte y garantizar el funcionamiento de máquinas de juego en los bingos de Pergamino, ciudad donde se encuentra la sede operativa, Ramallo y Villa María (Córdoba), entre otros emprendimientos en la industria del juego.

Según atestiguan sus empleados, vienen llevando a cabo reclamos salariales desde hace algunos años, inclusive mucho antes del ingreso de la Unión Informática, previo a la creación de la sociedad anónima, cuando los servicios eran prestados desde y para el Bingo de Pergamino.

Medida de fuerza

Tras el nombramiento del delegado normalizador, Raúl Parola, el reclamo se formalizó por medio de la UI, solicitando una mesa de diálogo entre empresa y sindicato para llegar a buen puerto sin necesidad siquiera de tener la más mínima rispidez.

“Desde hace varios años que venimos teniendo conflictos con la empresa porque no tenemos ningún tipo de aumento. A fines del año pasado comenzamos a buscar un sindicato y el único que nos dio respuestas fue Unión Informática. El gremio se comunicó con la empresa en reiteradas ocasiones hasta que nos cerraron el diálogo y viendo que no íbamos a tener ningún tipo de respuestas tuvimos que iniciar una medida de fuerza”, explicó el delegado.

“No solamente hay malestar por los sueldos sino también por otros aspectos laborales como la infraestructura inadecuada para las tareas informáticas y empleados que viajan desde otras localidades y no reciben viáticos. Además nos tiene fuera de convenio y se rehúsa a que nos adhiramos al gremio”, agregó Parola.

Otro de los motivos del conflicto es la categorización. “Figuramos todos como desarrolladores de software, aunque hay diferentes áreas como electrónica, analistas funcionales, analistas de calidad e infraestructura de administración de redes”, explicó el delegado.

Representación gremial

Por su parte, el vocal de la UI que acompaña a los siete empleados de Tecno Azar S.A. en el reclamo, David Pedernera, explicó que “la empresa es una firma muy pequeña, netamente de Pergamino. Sin embargo, este conflicto es para nosotros igual de importante que los de las empresas con las que UI está acostumbrada a luchar como IBM, la cual tiene casi 5.000 empleados. Ellos están peleando por un derecho que se les está vulnerando que es el de sindicalizarse y reclamar por sus salarios”.

Respecto a la solvencia de la empresa para pagar los salarios y regularizar las cuestiones requeridas, David Pedernera, explicó que “el gerente general de la firma concurrió a una reunión con el secretario adjunto de la Unión Informática, Christian García, donde yo estuve presente, en la que se abordó como tema principal la cuestión salarial atendiéndose el convenio colectivo de trabajo que plantea el sindicato en 2015 y que, sobre la base de la escala salarial allí contenida, el propio Ríos declaró que no se trataba de un cambio drástico en los costos de la empresa tener que actualizar los salarios tomando como punto de partida dicho convenio. Solicitó un plazo para conseguir la autorización de la alta gerencia de Tecno Azar en un plazo de siete a diez días, sin embargo, vencido ese plazo envió un correo electrónico al sindicato indicando que la empresa no estaba en condiciones de dar aumentos, declarando algo en un sentido totalmente opuesto a lo que había dicho en la reunión.


Tags:

You May Also Like

IBM: ajustes salariales en puerta y anuncios de resultados financieros

En los últimos días los gerentes de IBM Argentina están trasmitiendo a los empleados ...

TRABAJADORES DE IBM ARGENTINA PROPONEN UNA HUELGA

Los empleados de la compañía nucleados en la Unión Informática anunciaron una medida de ...

Conocimiento en redes

El modelo de software libre y la organización cooperativa tienen muchos rasgos en común. ...