• Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
    Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
  • Categorías

La Cámara del Trabajo condenó a una empresa a abonar una importante suma de dinero a una empleada que fue despedida bajo la excusa de “abandono de trabajo” por no presentarse a su puesto por una enfermedad.

En una demanda que inició una empleada de la empresa “Sew Eurodrive Argentina S.A.”, la firma interpuso un recurso de apelación contra la sentencia que determinó que el despido que decidió imputando a la trabajadora abandono de tareas no resultó justificado.

Los representantes de la empleadora sostuvieron que, pese a encontrarse debidamente intimada, la mujer no concurrió a prestar servicios ni justificó sus ausencias. Contra ese argumento, la abogada de la trabajadora expresó que la empleadora estaba anoticiada de la dolencia que poseía su defendida y sobre licencia que le había sido prescripta.

Frente a ello, los integrantes del tribunal destacaron que la figura del abandono de trabajo “apunta exclusivamente a la determinación de la voluntad del trabajador de abandonar su puesto, sin que entren en juego las cuestiones vinculadas a un posible incumplimiento contractual del trabajador, como por ejemplo las inasistencias injustificadas, dado que para tales situaciones la ley laboral prevé soluciones específicas”.

Los jueces añadieron que para que se configure el abandono de trabajo, “es necesario determinar que el ánimo del trabajador sea el de no reintegrarse a sus tareas, ya que no toda ausencia permite inferir la existencia de este elemento subjetivo”.

Los magistrados Estela Ferreiros y Néstor Rodríguez Brunengo afirmaron que la conducta adoptada por la demandante no evidenció intención de abandonar su puesto de trabajo, “por lo que resulta estéril e inaplicable al caso la figura extintiva aludida por ser un recurso excepcional no subsumible a presupuestos de incumplimiento contractual“.

El artículo 213 de la Ley de Contrato de Trabajo trata sobre el supuesto de despido del trabajador durante dichos períodos. Establece: “Si el empleador despidiese al trabajador durante el plazo de las interrupciones pagas por accidente o enfermedad inculpable, deberá abonar, además de las indemnizaciones por despido injustificado, los salarios correspondientes a todo el tiempo que faltare para el vencimiento de aquéllas o a la fecha del alta, según demostración que hiciere el trabajador.”Ante los síntomas de enfermedad, el trabajador tiene la obligación y el derecho de no concurrir al trabajo gozando de una licencia con sueldo. La primera obligación del trabajador será dar aviso de su enfermedad al empleado. La facultad de controlar la enfermedad por parte del empleador es un derecho que tiene el empleador, no una obligación. 

Por todo lo expuesto, los camaristas resolvieron condenar a Sew Eurodrive Argentina S.A. a abonar la cantidad de $127.551,57 en concepto de indemnizaciones por despido injustificado.

Tags:

También te puede interesar

La privacidad de los mails laborales

¿Puede la empresa ver los correos de los trabajadores? ¿Hay privacidad de los mails ...