• Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
    Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
  • Categorías

Fallo a favor en el caso Unión Informática c/IBM Argentina declara inconstitucional art.38 de la ley 23.551 de Asociaciones sindicales y obliga a IBM a retener aportes sindicales en favor de un sindicato simplemente inscripto.

El Juzgado Nacional de 1° instancia N° 10 dictó sentencia el último viernes 12 de mayo en el caso “UNION INFORMATICA Y OTROS C. IBM ARGENTINA SRL S/ ACCION DE AMPARO” por el cual la organización sindical reclamaba el reconocimiento en los recibos de sueldo la afiliación de los empleados de la multinacional de origen estadounidense, obligando a la compañía a realizar los descuentos correspondientes a cada afiliado del sindicato, terminando así con el “desconocimiento” de la organización gremial que pretendía el gigante azul.

IBM Argentina se niega desde un primer momento a reconocer a la Unión Informática como entidad gremial que representa a sus empleados a pesar de que fue dentro de la propia empresa donde se formó el sindicato en el año 2011, ahora extendido a múltiples empresas de la industria IT nacional. De esta forma, la empresa que dirige Roberto Alexander en Argentina continúa en su pretensión de no negociar colectivamente las condiciones de trabajo de miles de empleados, en el afán de imponer a cada uno de ellos condiciones desfavorables a este.

A pesar de haber obtenido la inscripción gremial en 2013 y haber realizado tres grandes medidas gremiales, la empresa continuó desconociendo la afiliación de sus trabajadores a la Unión Informática a la fecha, en una agresiva política antisindical que también realiza en otros lugares del mundo.

Tal la irracionalidad de la situación que 5 de los miembros del Consejo Directivo de la Unión Informática son también empleados de IBM Argentina SRL.

En un reciente fallo de los tribunales de trabajo, finalmente la justicia dió la razón a las autoridades de la Unión Informática y condenó a la empresa donde se originó esta organización sindical, IBM Argentina a actuar como agente de retención para los aportes de sus empleados afiliados a la Unión figurando esto en sus recibos de sueldo reconociendo así el derecho de libre afiliación de sus trabajadores. Una sentencia histórica que además declara la inconstitucionalidad del artículo 38 de la Ley de Asociaciones Sindicales, posibilitando el futuro reclamo de otros tantos sindicatos sin personería gremial que también sufren la misma situación. La sentencia no sólo repercute positivamente en la sindicalización del personal de IBM Argentina S.R.L sino que también lo hace en todas las empresas del Sector IT que se niegan a reconocer la sindicalización de su personal al sentar jurisprudencia al respecto y en la propia industria.

Luego de reclamar judicialmente el caso, la Jueza Dra. Laura Papo dictó sentencia ayer en el caso “UNION INFORMATICA Y OTROS C. IBM ARGENTINA SRL S/ ACCION DE AMPARO” en el cual la organización sindical reclamaba el reconocimiento en los recibos de sueldo la afiliación de los empleados de la compañía de sistemas.

El fallo declara la inconstitucionalidad del art. 38 de la Ley de Asociaciones Sindicales

IBM, por su parte, intentó utilizar la Ley 23.551 de Asociaciones Sindicales a su favor, aduciendo que al no contar la Unión Informática con la personería gremial y en virtud del art. 38 de dicha ley (no confundir con la personería jurídica devenida tras la inscripción gremial) la empresa consideraba que “no podía” actuar como agente de retención de las cuotas sindicales (vedando de esta forma el reconocimiento de la sindicalización del personal en la Unión Informática).

El fallo judicial explica que el propio Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social de la Nación afirmó lo contrario, ya que la ley “no impide” que tal retención se realice con el aval del propio empleado afiliado al gremio.

La estrategia de IBM Argentina al utilizar la Ley de Asociaciones Sindicales (que promueve la unidad sindical para evitar la multiplicación innecesaria de sindicatos evitando así debilidad frente a las empresas) para evitar la sindicalización de su propio personal (que además no tenía sindicato propio de la actividad IT antes de la formación de la Unión Informática) fue desbaratada por el abogado de la Unión el Dr. Hugo Moyano (h) al obtener este fallo que reivindica la justicia de lo reclamado por los trabajadores IT pero con importantes consecuencias.

Es menester comprender que la ley contempla que para que un trabajador sea miembro de un sindicato debe abonar una cuota regularmente a dicha institución, dado que esta es la prueba mas substancial de su agremiación, y que el agente natural de retención de tal porcentaje del salario es la propia empresa, que de esta forma facilita la afiliación.

Al determinar la inconstitucionalidad del art 38. otros sindicatos con problemas similares se hallan ahora habilitados para reclamar en condiciones similares, como por ejemplo el gremio de Metrodelegados, que padece las mismas circunstancias con respecto a la retención de las cuotas de sus afiliados.

Repercusiones dentro de la industria

La sentencia no sólo repercute positivamente en la sindicalización del personal de IBM Argentina S.R.L sino que también lo hace en todas las empresas del Sector IT que se niegan a reconocer la sindicalización de su personal al sentar jurisprudencia al respecto y en la propia industria.

Así, empresas menores como SOFTTEK, con la que la Unión informática mantiene un conflicto gremial desde el año pasado y por motivos similares al que motivó el fallo podrá correr la misma suerte sino resuelve la relación con el gremio a la brevedad.

Es sabido que desde el sector empresario IT se esperaba con ansiedad la resolución de la justicia dada la trascendencia posible del fallo. Es que la política de desconocer la sindicalización de los informáticos no es propia solamente de IBM, sino que es compartida por diversas empresas que se nuclean en la CESSI, presidida por Aníbal Carmona, quien es también presidente y fundador de Unitech.

El Secretario Gremial Ignacio González Lonzieme (a la sazón también empleado de IBM) ha establecido un plazo para normalizar la relación de las empresas para con sus afiliados a la Unión destacando que ya sea por vía de la acción gremial o judicial no se va a continuar consintiendo el “desconocimiento” de los empleadores hacia la Unión Informática.

Avanza la Unión Informática

A pesar de los múltiples obstáculos con que se enfrentaron los empleados de IBM Argentina desde un primer momento cuando comenzaron el proceso de agremiación en una industria sin tradición sindical y en poderosas compañías multinacionales, la Unión Informática dirigida por Pablo Dorin ha concretado algunas conquistas inimaginables hace tan sólo 5 años.

La mas importante de ellas, la formación de un sólido sindicato a pesar de la resistencia no sólo de origen empresario. Además de la personería jurídica obtenida junto con la Inscripción Gremial en 2013, tan sólo 2 años luego de la fundación del gremio, ya han establecido con diversas empresas un Convenio Colectivo de Trabajo que estableció los salarios mínimos de una industria que estaba totalmente desregulada.

Redactado por el Secretario Adjunto Christian García, el convenio incorporó al salario también ítems desconocidos en la actividad como plus por título universitario, antigüedad o idioma extranjero, además de establecer categorías conforme la verdadera actividad de los empleados.

El convenio homologado es ahora la vara que incluso las empresas que, o bien no están sindicalizadas o aún pretenden continuar desconociendo al gremio, observan para establecer sus propia política salarial. Estar por debajo de ella es correr el riesgo de perder competitividad ya sea por la desidia de los empleados conscientes de lo mal pagos que están o por la caída de la producción producida por un conflicto gremial.

Siguientes pasos judiciales

Pablo Dorin destacó el inmenso aporte que el Estudio Moyano brinda a la Unión Informática y celebró con miembros del Consejo Directivo la resolución judicial, “que no podría darse sino fuera por el apoyo continuo de cientos de personas que son afiliadas y otras tantas que quieren serlo: ahora la justicia nos da la razón, ahora todos tenemos una mejor posición para alcanzar mejores condiciones laborales, sobre todo en aquellos lugares donde más agresivamente se oponen las empresas a que a sus empleados les paguen lo que corresponde.”

El Dr. Hugo Moyano (h) resaltó po por su parte el fallo de la Jueza Dra. Laura Papo afirmando que fue un fallo sobre una cuestión de derecho puro, y espera que en los próximos días la empresa IBM Argentina SRL. apele el fallo que pasará a Cámara de Apelaciones.

En la foto: Pablo Dorin junto al Dr. Hugo Moyano (abogado de la Unión Informática), Lic. Christian García (Secretario Adjunto) e Ignacio G. Lonzieme (Secretario Gremial). El incesante trabajo gremial de las autoridades de la Unión Informática junto al profesionalismo y pericia judicial del Dr. Moyano (h) derivaron en este histórico fallo que sentará precedente no solo dentro de la industria informática sino también en otras actividades y para otras organizaciones sindicales.

Infografía de la Unión Informática en IBM Argentina

Tags:

También te puede interesar

SE VIENE LA HUELGA INFORMÁTICA

La nueva organización sindical no se anda con chiquitas y va por el segundo ...

Macri se reunió con directivos de IBM Argentina

En el marco del “Foro de Inversión y Negocios de Argentina” realizado ayer, el ...

IBM ganó 15,800 millones de dólares en 2014

El gigante informático IBM cerró 2014 con un beneficio neto de 15.800 de dólares, ...