• Publicaciones por fecha
    Marzo 2017
    L M X J V S D
       Feb    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Categorías

El conflicto gremial que viene tomando lugar en la empresa distribuidora de internet de Rosario, comienza a correr también por la vía judicial mientras no cesan las protestas en sus clientes. A raíz de ello, la empresa se enfrenta a fuertes pérdidas por rescisiones de contratos de importantes clientes. Desconcierto general en la empresa sobre el rol de su dirigencia ante la actual situación.


La situación en la ISP de Granadero Baigorria Ingeniería Steel, no puede ser peor. Tras peder sus principales clientes y reducir notablemente la calidad de su servicio, se multiplican los problemas con los salarios atrasados, las quejas de los usuarios y el malestar de los empleados. Un conflicto evitable que tiene en jaque la continuidad de la empresa.

La situación en la ISP de Granadero Baigorria Ingeniería Steel, no puede ser peor. Tras peder sus principales clientes y reducir notablemente la calidad de su servicio, se multiplican los problemas con los salarios atrasados, las quejas de los usuarios y el malestar de los empleados. Un conflicto evitable que tiene en jaque la continuidad de la empresa.

Tal como se anunciaba en el informe anterior sobre la actualidad en torno a la huelga en Ingeniería Steel, la persistencia del conflicto y la inacción de la empresa comenzó a tener un efecto sobre el humor de sus clientes y caídas en la prestación de servicios.

A la fecha, dichos efectos se han visto empeorados al punto de poner en una situación de riesgo la continuidad de la compañía que, lejos de pegar un giro de timón en su postura, insiste con sus manejos fuera de la ley.

A la par de ello, cabe recordar que en represalia a la declaración de la huelga, Ingeniería Steel despidió varios empleados participantes de la misma como “mecanismo disciplinador”, hecho que recalentó la situación dado que además de las pérdidas económicas naturales de la huelga, la grave infracción de la empresa judicializa la cuestión llevándola a una contienda legal en las que lleva las de perder.

Según trascendió desde la empresa, tanto el conflicto como el cese de la prestación de servicios trajo consigo un número preocupante de bajas de usuarios tanto domiciliarios como corporativos.

Entre los casos más resonantes cuentan justamente los clientes que fueron escenario de las manifestaciones de la Unión Informática:

  • Agricultores Federados Argentinos (AFASCL), que rescindió todos los contratos por enlaces, incluyendo el nodo que posee en la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR);
  • Electrodomésticos Liliana, una importante fábrica de electrodomésticos que dió de baja la conexión por radio que tenía por contrato con Steel;
  • Mi Crédito (Yanapai S.A.), el último cliente “grande” de Steel, que rescindió el contrato de housing para migrarlo a otro proveedor.

En la lista de clientes, el único de porte corporativo es la Coop. De Obras y Servicios de Oliveros (COSOL), que a su vez provee al INTA de dicha localidad santafesina. El resto siguió al tendal de clientes que, por un historial de servicios defectuosos que empeoró con la huelga, optaron por rescindir contratos.

Según fuentes off the record, Ingeniería Steel habría solicitado a uno de sus dos proveedores mayoristas de internet, una reducción en la velocidad para otro de sus clientes, la Coop. Tel. de Villa Gobernador Gálvez, hecho que afecta la prestación del servicio en esa localidad del sur del Gran Rosario ante el downgrade de velocidad.

En el mismo esquema, la situación de la empresa empeora ante el ingreso de competidores en la zona de Granadero Baigorria e Ibarlucea que aprovechan el desaire de los usuarios que hasta ahora se veían frustrados ante el monopolio de Ingeniería Steel, que por más que resultase “costoso y deficiente” era el único.

Clima interno “en llamas” y salarios adeudados

Además de la caída de grandes clientes, internamente se vive un clima tenso y de incertidumbre.

En cuanto a las altas y bajas de clientes, ha habido más de doscientas bajas de usuarios domiciliarios. La relación altas-bajas es 6 vs. 15/20 por día respectivamente. A la fecha, según se constató hay más de trescientos reclamos sin atender, en su mayoría derivados del conflicto y que la empresa se ve imposibilitada de responder, cuando normalmente —previo a la huelga—, el promedio diario era de cinco o seis reclamos.

A raíz de ello, hay muy mal clima interno, dado que la bajada de línea oficial es “mentir a los clientes”. Esto no hace sino enfrentar a comerciales y técnicos, dado que los primeros apoyan la idea de “patear hacia adelante la atención de reclamos” para ganar tiempo y no así los últimos, quienes son en definitiva los que deben atender personalmente a los usuarios.

Como si fuera poco, este escenario se ve más complicado al adeudársele parte de los haberes a los empleados, algo frecuente desde siempre en Ingeniería Steel y que fue uno de los disparadores de la huelga.

Además, para malhumor de técnicos e instaladores, según trascendió también, faltan insumos para reparaciones: es importante destacar que a contramano de los medios habituales de provisión de internet domiciliario ya sea por ADSL o cablemódem, Ingeniería Steel lleva a sus clientes un cable de red con un switch hogareño, es decir, como si se tratara de una “gran LAN barrial”, una forma rudimentaria de conexión muy proclive a desperfectos que además se ve vulnerada por tormentas eléctricas y lluvias, con lo cual el recambio de dispositivos debe ser frecuente y que actualmente se ve mermado por falta de repuestos.

Conversaciones inconducentes. Continuidad del conflicto.

En los últimos días, ante la gravedad de la situación, finalmente hubo un contacto entre empresa y la Unión Informática. No obstante la predisposición de la organización gremial, el diálogo cayó en saco roto ante la nula voluntad del empresario Gualberto Larrauri. El dueño y director de Steel, se mantuvo en la negativa a ofrecer una solución real a los problemas laborales de la empresa, partiendo de la base de que pese a estar seriamente comprometido el normal funcionamiento de Steel, persiste la intención de continuar bajo el mismo esquema de trabajo en negro y precarización.

De esta forma queda aún distante la oportunidad de desandar el conflicto con las visibles consecuencias que se observan y ponen en riesgo la continuidad de Ingeniería Steel como prestatario de servicios informáticos.

La Unión Informática ha expresado tanto hacia la empresa como en medios públicos su preocupación al respecto de la situación, sin embargo el conflicto continúa en lo gremial y en el terreno judicial. La empresa no ha hecho posteriores declaraciones ni respondido llamados de los medios, tampoco en su cuenta de Twitter, que no registra actualizaciones desde marzo de 2013. En este contexto, sin menoscabo de primar siempre el diálogo, continúan las medidas gremiales hasta llegar a un consenso sobre la situación actual dado que no hay solución posible si no es primero con el cumplimiento irrestricto de la ley por parte de Ingeniería Steel.


Comunicate con la Unión Informática en Rosario

Pasaje Ricardone 58 (PA), entre Entre Ríos y Mitre, Rosario -CP 2000-

tel. 0341 527-4800

rosario@unioninformatica.com.ar

Centro de atención al afiliado

atencion@desa.unioninf.net

0810-345-1073

Tags: