• Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
    Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
  • Categorías

IBM Argentina continúa a paso lento con su proceso de achicamiento y corte de gastos. Durante las últimas semanas de agosto, diversos teams de trabajo han ido teniendo reuniones con sus líderes en las que se les informó que para fin de septiembre deberían estar reubicados en el site Martinez. El éxodo por goteo que comenzó exactamente un año atrás alcanzaría su objetivo a finales de este año.


En las últimas semanas y tal como había anunciado la Unión Informática, los empleados de IBM Argentina que aun quedan  trabajando en el edificio conocido como "Olivos III" iniciarán de ahora hasta final de este año su reubicación en el site Martinez. En medio de un clima laboral poco óptimo los IBM'ers deberán ocupar posiciones en la clásica sede de la empresa ubicada en Hipólito Yrigoyen 2149 en la mencionada localidad.

En las últimas semanas y tal como había anunciado la Unión Informática, los empleados de IBM Argentina que aun quedan trabajando en el edificio conocido como “Olivos III” iniciarán de ahora hasta final de este año su reubicación en el site Martinez. En medio de un clima laboral poco óptimo los IBM’ers deberán ocupar posiciones en la clásica sede de la empresa ubicada en Hipólito Yrigoyen 2149 en la mencionada localidad.

Al circular por la autopista Panamericana pueden observarse las 3 inmensas torres que años atrás estaban llenas de empleados de IBM Argentina. La tríada “Olivos I, II y III” supo albergar a aproximadamente 3000 IBM’ers en los años de esplendor y expansión del negocio de la corporación en nuestro país.

Cuando los números dejaron de ser “los esperados” por la empresa durante varios ciclos seguidos comenzó entonces “el ajuste”. A fuerza de salarios congelados, nulos o bajísimos aumentos para sus empleados, evaluaciones de desempeño en las que nadie confiaba, retiros anticipados y voluntarios sumado a varias olas de despidos, IBM Argentina se encargó de reducir drásticamente el número de personas que trabajaban en la corporación.

De la cifra que entonces enorgullecía al CEO de turno y que pasaba los 10.000 trabajadores allá por 2009-2010, se alcanzó la actual plantilla que no supera los 3500-4000 ibmers. De la mano de esta durísima reducción vinieron también los cierres de los distintos sites de la compañía emplazados por toda la Ciudad de Buenos Aires y el Área Metropolitana. Así cerraron sus puertas IBM Huergo I, IBM Huergo II, IBM Olivos I, IBM Olivos II, IBM Optima, IBM Urquiza, IBM Uzal e IBM Além, oficinas en el interior del páis, entre otras.

Vaciamiento: a paso lento, pero “firme”

Empleados de las empresas Pirelli, Falabella, Hipermercados Makro, entre otras, ocupan hoy los boxes que solían pertenecer a los informáticos de IBM Argentina. Y es que el “éxodo” hacia el site Martinez, tal como lo anunciara la Unión Informática hace 1 año atrás, se fue dando lento pero sin freno.

Aquellos grupos de trabajo que no fueron mudados, fueron desplazados a los pisos N° 2 y 5 de Olivos III. Algunos pocos desperdigados en la planta baja e incluso en el 1er. subsuelo, un lugar desde ya que lejos está de ser el óptimo para un empleado dada la falta de luz, ventanas y demás necesidades básicas. Los demás, debieron juntar sus cosas y emprender la retirada hacia Hipólito Yrigoyen 2149, el histórico primer site de la empresa que fuera escenario de las primeras huelgas de trabajadores informáticos nucleados en la Unión.

Semanas antes que culmine agosto, muchos fueron los grupos de trabajo que debieron reunirse con sus managers para recibir las directivas y lineamientos de la reubicación. Al ser consultados, empleados varios informaron que “para fin de septiembre va a quedar muy poca gente de IBM en Olivos”. Y es que gran cantidad de IBM’ers deberán abandonar sus puestos a finales de este mes y comenzar a trabajar desde Martinez. Algunos pocos quedarán aun en el 5to. piso hasta finales de año, fecha en la que el edificio quedaría finalmente vacío de empleados “azules”.

En estas mencionadas reuniones, varios empleados pidieron que la empresa sea contemplativa en lo que a tiempos de traslado se refiere e incluso hubo solicitudes para que el servicio gratuito de combis no solo se mantenga sino que se amplíe para poder llegar a la nueva ubicación laboral.

Un escenario poco deseable

En diálogo con varios empleados de IBM Argentina, la actual situación laboral, salarial, de expectativas de crecimiento profesional y personal, no parece ser para nada esperanzadora. “Hay un clima raro de trabajo, como de decepción generalizada.” comunicó Diego, un IBM’er con más de 7 años en la empresa. “Pareciera que la empresa se encargó de generar en sus empleados una especie de “freeze” en sus expectativas profesionales”.

Se acerca el mes de octubre, mes en el que los gerentes anunciaron durante la primera tanda de aumentos salariales, que tendría lugar una segunda revisión. El “radiopasillo” no se hizo esperar según comentó el empleado, y deslizó que algunos managers ya echaron un manto de hielo sobre las expectativas en las cifras de ajustes salariales: “No esperen mucho, vienen muy bajas porque en mayo se dieron buenos aumentos”. Recordamos aquí que los “buenos aumentos” mencionados rondaron en promedio un 13% (con casos desde 0% hasta 17%) [ ver nota ].

Para ponerte en contacto con la Unión Informática: contacto@unioninformatica.com.ar


Tags:

You May Also Like