• Publicaciones por fecha
    Marzo 2017
    L M X J V S D
       Feb    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Categorías

La firma de origen español funciona en nuestro país desde el año 1993 y provee servicios de los más variados y cotidianos que usamos todos los días. Las inversiones multimillonarias, el desarrollo tecnológico de punta y el despliegue de negocios a escala mundial conviven con condiciones severas de precarización, salarios miserables y despidos masivos. El informe.


¿Quién es INDRA?

En medio de una durísima huelga de los empleados de Indra - Ceicom que mantiene severamente afectados los servicios que normalmente brinda la empresa, salen a la luz los millonarios negocios que la multinacional española mantiene en nuestro país desde la década del 90'. La red de servicios de esta empresa toca nodos estratégicos de la economía y la política argentinas.

En medio de una durísima huelga de los empleados de Indra – Ceicom que mantiene severamente afectados los servicios que normalmente brinda la empresa, salen a la luz los millonarios negocios que la multinacional española mantiene en nuestro país desde la década del 90′. La red de servicios de esta empresa toca nodos estratégicos de la economía y la política argentinas.

La empresa Indra se funda en el año 1992, tras la fusión de varias empresas españolas públicas (INISEL) y privadas (CESELSA, ERITEL y DISEL). Un año más tarde, el grupo ya estaba operando fuera del país, con inversiones y negocios en Europa y América Latina, oficinas en 45 países y clientes en más de 100.

Las áreas de negocios en que se desempeña la firma son de lo más variadas. Transporte y tráfico (ferroviario, carretero y aéreo), energía e industria, administración pública y sanidad, servicios financieros, seguridad y defensa, y telecomunicaciones y medios. Se dedica, entre otras, al desarrollo de tecnología informática para la aplicación en estas actividades, es la segunda empresa europea en inversión en investigación y desarrollo (I+D) y cuenta con más de 42.000 empleados alrededor del mundo. Sólo en 2012, las ventas superaron los € 3000 millones. El 60% responde a su mercado internacional.

En 2013 el Estado español se hizo con el 20% de Indra. En un rescate bancario orquestado desde Bruselas, de los tantos que se hicieron tras el estallido de la crisis financiera mundial de 2008, el Estado compró las acciones que controlaba Caja Madrid–Bankia para salvar al banco. Mientras los ciudadanos españoles desocupados o desalojados de sus viviendas se cuentan por millones (el 25% de la población joven está de paro), el Estado, a través de la SEPI (Sociedad Estatal de Participaciones Industriales), rescataba a otro banco privado por la suma de € 338 millones. Por medio de esta adquisición es que se coordinan gran parte de las políticas del área de defensa española junto con Navantia, el principal astillero del país, empresa pública también parte de la SEPI. Así Indra en España, al igual que lo es IBM en EE.UU., Siemens en Alemania u otras empresas tecnológicas e informáticas, está ligada al área de defensa y seguridad. Y conforma así, junto con Navantia, el núcleo de un complejo industrial-militar de gran importancia en el continente europeo.

Una empresa de estas características, como es costumbre, está ligada a casos de corrupción o al menos a ciertas irregularidades. En enero de 2015 comienza una nueva reestructuración en la empresa. Indra le agradece los servicios prestados por más de 22 años al Sr. Monzón Cáceres con la módica suma de € 17 millones. Acto seguido, asume la presidencia de la compañía Fernando Abril-Martorell. Abril Martorell, hijo de un ex-vicepresidente español y un hombre ligado a los grandes grupos empresarios españoles de la informática y las telecomunicaciones. El CV del nuevo CEO incluye su paso por altos mandos en Telefónica o el Grupo PRISA, y en ambos casos estuvo a cargo de grandes reestructuraciones, que dejaron por consecuencia un tendal de despidos. En el año 2000, cuando cumplía funciones en Telefónica, despidió 10.000 (diez mil) personas.

A modo de ejemplo del peso que tienen estos grupos económicos, y los vínculos entre ellos, el Grupo PRISA es un oligopolio mediático que controla el Diario El País de España, el Grupo Santillana (la famosa editora de libros escolares), el diario francés Le Monde (15%). En Argentina controla AM Continental, es dueña del 21% de Telefé y participa de la polémica privatización de Papel Prensa (junto con Clarín y La Nación). El desarrollo de Indra fuera de España tiene características similares. Se conforma como una compleja e imbrincada red de negocios, en que se funden lo privado y lo público; las inversiones multimillonarias y la precarización laboral; las ganancias extraordinarias y los despidos masivos.

La compleja trama de negocios de INDRA en Argentina

Los millonarios negocios de Indra en nuestro país se vinculan directamente con servicios de los más cotidianos para los ciudadanos argentinos. Desde el sistema de la tarjeta SUBE, sistemas de comunicaciones, radarización y control del tráfico aéreo instalados en los principales aeropuertos, contratos con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el  escrutinio de los votos en las elecciones nacionales, entre otros.

Los millonarios negocios de Indra en nuestro país se vinculan directamente con servicios de los más cotidianos para los ciudadanos argentinos. Desde el sistema de la tarjeta SUBE, sistemas de comunicaciones, radarización y control del tráfico aéreo instalados en los principales aeropuertos, contratos con el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el escrutinio de los votos en las elecciones nacionales, entre otros.

Ya desde 1993 Indra opera en el país. De la mano con las privatizaciones de empresas públicas sucitadas en la década de 1990, incursionaron en la Argentina muchas empresas españolas – por ejemplo Telefónica, con la privatización de EnTel –. En la actualidad, Indra, cuenta con unos 1400 empleados, ubicados en Buenos Aires, Córdoba y San Luis. A diferencia de las condiciones laborales y salariales de la mayoría de los empleados informáticos que se trabajan para la empresa, las inversiones (y ganancias) de Indra son millonarias.

Por fuera de los servicios que presta a empresas privadas como Quilmes o Loma Negra, los negocios de Indra en nuestro país se vinculan directamente con servicios de los más cotidianos para los ciudadanos argentinos. Desde el sistema de la tarjeta SUBE (Sistema Único de Boleto Electrónico) con que se paga todos los días el transporte público en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), hasta los sistemas de comunicaciones, radarización y control del tráfico aéreo instalados en los principales aeropuertos. La red de servicios de esta empresa toca nodos estratégicos de la economía y la política argentinas. Uno de estos negocios que tiene la firma, es el del control y conteo de votos de las elecciones nacionales desde el año 97.

Respecto de la tarjeta SUBE, el vínculo entre Indra y este tipo de negocios es de larga data. Ya en el año 2005 comenzaron las tratativas entre la empresa y varios funcionarios públicos ligados al área de transporte. En 2009, con muchos correos electrónicos cruzados entre funcionarios y operadores de la empresa – que finalmente salieron a la luz –, la firma española gana la licitación para el desarrollo e implementación del Sistema Único de Boleto Electrónico. Estos funcionarios públicos, implicados y procesados en numerosos casos de corrupción, mantenían un diálogo fluido con empleados de alto rango de Indra en Madrid y un trato hasta amistoso. En estos correos electrónicos se ofrecían contactos, proyectos e influencias y se elucubraron estrategias que resultaron en suntuosos negocios para la empresa. Además de SUBE, también hubo proyectos relativos al Ferrocarril Belgrano Cargas – consesionado a la firma América Latina Logística –.

Así en la tierra, como en el aire, Indra también tiene sus negocios con el sector público. La empresa ganó recientemente otra licitación para sus desarrollos en materia de transporte y telecomunicaciones en marzo de 2015. Indra está instalando sus propios sistemas de gestión de tráfico en los Centros de Control de Área (CCA) y Control de Aproximación en los aeropuertos internacionales de Resistencia, Mendoza y Comodoro Rivadavia. A estos tres aeropuertos se suman el de Córdoba y el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini (Ezeiza, Pcia. de Buenos Aires). En Ezeiza, Indra instaló un radar de última tecnología y un simulador de Torre de Área y Control en el Centro de Instrucción, Perfeccionamiento y Experimentación (CIPE). Con estos contratos Indra se posiciona como uno de los principales proveedores de la Fuerza Aérea Argentina, según informa el portal infodefensa.com.

No obstante, uno de los principales negocios de la firma española en nuestro país es el escrutinio de los votos en las elecciones nacionales. Tarea que realiza desde el año 1997, y que – pese a las sospechas de irregularidades – se renueva elección tras elección. En estas PASO (elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) de 2015, así como en las Elecciones Generales de octubre, en que se define ni más ni menos quién será el encargado de conducir los destinos de la Nación, Indra volverá a ser la encargada del conteo de votos.

A contramano de sus contratos multimillonarios en nuestro país, los empleados de Indra - Caicom Argentina iniciaron una dura huelga el pasado lunes 10 de agosto de carácter indeterminado en reclamo de la aplicación del Convenio de Trabajo de la Unión Informática que implica contundentes mejoras salariales y laborales para todos los informáticos de la empresa.

A contramano de sus contratos multimillonarios en nuestro país, los empleados de Indra – Caicom Argentina iniciaron una dura huelga el pasado lunes 10 de agosto de carácter indeterminado en reclamo de la aplicación del Convenio de Trabajo de la Unión Informática que implica contundentes mejoras salariales y laborales para todos los informáticos de la empresa.

Para las elecciones en curso, según informó el delegado de Unión Informática Marcelo Santillán, se contrataron 1500 personas para el conteo de los votos en el Correo Central. Es en este edificio sito en la Ciudad de Buenos Aires, que se realiza el conteo final de votos a nivel nacional, y la empresa Indra instala su tecnología y personal en dicho lugar para realizar esta tarea. El mismo delegado informático denunció que estos 1500 puestos de trabajo corren riesgo después de octubre, en que se celebren los comicios generales.

Resulta al menos llamativo que cada vez que se busca por noticias sobre Indra y su participación en comicios y conteo de votos, siempre aparecen ligadas las palabras “irregularidades” o, lisa y llanamente, “fraude” y “corrupciónentre otras para nada positivas. Y no es sólo en Argentina. No obstante las denuncias, este año, tras ganar la licitación para las elecciones nacionales, el contrato ronda los $330 millones.

La actualidad laboral

Los contratos millonarios no se traducen en mejores condiciones laborales para sus empleados, mejores salarios, establecimiento de convenios laborales o posibilidades de asenso o profesionalización. Lejos de ello, es en este momento en que se está llevando a cabo un huelga de los empleados de Indra representados por Unión Informática. Y son sus reclamos los más normales dentro de cualquier huelga o reclamo sindical: mejoras salariales, un Convenio de Trabajo, libre actividad sindical, mejoras edilicias y de infraestructura (los empleados se quejan de la situación de los baños y la falta de aire acondicionado en verano).

En tanto se mantenga la negativa al diálogo por parte de las autoridades locales y su actitud hostil hacia los propios empleados que se desempeñan a diario en la sede argentina de Indra, la situación no va a tender a resolverse en el corto plazo.


Acercate a la comisión interna de Unión Informática en Indra. Escribinos a indra@unionionformatica.com.ar .

Tags:

You May Also Like

Unión Informática en Avaya Argentina. Un año de trabajo

El 22 de noviembre de 2012 fue la primera manifestación de la Union Informatica ...

Atos: L´évidence d´un episode violent

À continuation, un résumé de la conversation où le manager González Calderón menace entre ...