bet365 UK

wordpress joomla template

horas-guardia-pasiva-union-informatica

Lo que tenés que saber sobre las guardias pasivas en tu trabajo

Escrito por Unión Informática el . Posteado en Actualidad Nacional e Internacional, Noticias, Páginas, Trabajo

Estar “a disposición” de la empresa por fuera del horario laboral ¿es trabajo? ¿deben pagarse las horas como tales? Frecuentes en la actividad informática, de qué se tratan las “guardias pasivas”. Qué dice el Convenio Colectivo de Trabajo de la Unión al respecto.


¿Qué es una guardia pasiva?

La Ley de Contrato de Trabajo (LCT) define a la jornada de trabajo como “todo el tiempo durante el cual el trabajador esté a disposición del empleador en tanto no pueda disponer de su actividad en beneficio propio” (LCT, artículo 197) La norma agrega que integran la jornada de trabajo “los períodos de inactividad a que obligue la prestación contratada con exclusión de los que se produzcan por decisión unilateral del trabajador”.

Desde la finalización de una jornada de trabajo, hasta reanudar la próxima —según el esquema de trabajo— el empleado tiene la libre disposición de su tiempo, es decir, es libre de hacer cuanto quiera de su tiempo libre.

Puede ocurrir, no obstante, que por alguna circunstancia fortuita, que la presencia de ese empleado sea necesaria para la empresa fuera del horario laboral, cuando en realidad no tiene el poder jurídico de exigirla.

En principio, y según se desprende del cuerpo de la ley, el empleador no podría convocar al trabajador para que venga a trabajar, interrumpiendo la pausa entre jornadas. Al menos eso dice la teoría.

horas-guardia-pasiva-union-informatica

Las “guardias pasivas” son una problemática muy frecuente en la actividad, también fueron contempladas por el Convenio Colectivo de Trabajo de la Unión Informática. La discusión gira en torno a si las ‘horas de guardia’ se las considera horas en que el empleado está trabajando o no, siendo que éste no se encuentra en el establecimiento laboral, pero tampoco es totalmente libre de disponer de su tiempo según su voluntad. Un antecedente en la justicia y lo que dicen la Ley de Contrato de Trabajo y el Convenio de la Unión al respecto.

No obstante, algunos convenios colectivos han previsto “premios” para los casos de trabajadores que acuden a un llamado para atender una situación determinada producida en el establecimiento. En el Convenio Colectivo de Trabajo de la Unión Informática esto está contemplado, una situación tan habitual en la actividad —ver más adelante—.

Por ejemplo, en la industria IT, estas situaciones se producen por la rotura de un equipo o sistema que es necesario reparar, o bien hay servicios 24×7 o cuentas cuyos clientes tienen distintos husos horarios, que en ocasiones hacen urgente la presencia de personal especializado que fuera de su jornada habitual de trabajo, debe presentarse a solucionar el inconveniente.

La situación es diferente cuando el trabajador es obligado por fuera del contrato o convenio a atender requerimientos del empleador (por ejemplo, consultas) o a acudir al establecimiento para realizar tareas. Es cuando la guardia pasiva se transforma en trabajo activo. Las horas en que el empleado debe estar disponible para atender esos eventuales requerimientos se denomina guardia pasiva. Y es pasiva en tanto —y según la teoría— el trabajador determina libremente qué hacer de su tiempo libre, salvo el caso de que lo llamen por trabajo (obligación de atender el llamado y en su caso, acudir al requerimiento).

Un tema central de todo esto es el del pago de las horas de la guardia pasiva. Es obvio que corresponde pagar una retribución, siendo que hay una cierta restricción al tiempo libre del trabajador y éste se compromete a acudir al llamado. ¿Cuentan como horas extras? ¿se pagan al 100%?. Veámoslo.

Un antecedente ante la justicia en la industria informática


En la provincia de Córdoba, la Cámara del Trabajo reconoció en 2014 el derecho de un ex ingeniero de software de Hewlett Packard Argentina SRL a percibir las “guardias pasivas”, entendidas como el ofrecimiento de su fuerza de trabajo a disposición de su empleador y la imposibilidad de disponer de su actividad en beneficio propio. Porque aunque no se encontrara en la sede de la empresa, tenía que estar atento y tener notebook y teléfono celular de la empresa a mano, de tal manera que le permitieran recibir el llamado y conectarse cuando un cliente lo solicitara.

El empleado informático denunció que la jornada laboral pautada con la empresa era de lunes a viernes de 9 a 18, y prestando servicios de guardias pasivas desde las 18 a las 24 y desde la 0,00 a las 9, realizando un total de 15 horas de guardias pasivas por día, arribando a un total de setenta y cinco horas por semana habitual. Agregó que los sábados, domingos y días no laborales el servicio de guardias pasivas lo prestaba de 0,00 a 24, por lo que ha realizado, en forma habitual, semanalmente (de lunes a domingo), un total de 123 horas de guardias pasivas, las cuales se pagaban en una suma ínfima no obstante los reclamos verbales, negándose la demandada a registrar dichas guardias, lo cual motivó el pleito.

La jueza de la Sala 6ª de la Cámara del Trabajo de Córdoba Susana Castellano, luego de analizar la prueba rendida, expresó que “confluyen en el caso sometido a decisión los dos requisitos que generan derecho al actor a percibir remuneración durante las denominadas ‘guardias pasivas’, a saber, la colocación de su fuerza de trabajo a disposición de su empleador y la imposibilidad de disponer de su actividad en beneficio propio”. El fallo dio la razón al trabajador.

En cuanto a la medida en que deben ser remuneradas las guardias pasivas, consideró la vocal que “deben abonarse en su totalidad, distinguiendo aquellas horas en que el trabajador prestó efectivamente el servicio, que deben serlo con el recargo del 50% o 100% por tratarse de hora extraordinaria efectiva en exceso de la jornada normal ordinaria que cumplía el actor y que así le fue abonado”. Asimismo, el fallo puntualizó que “resulta en cambio insuficiente el pago del resto de las horas de guardia pasiva, en que el actor si bien estuvo a disposición de la empleadora, no prestó efectivamente el servicio, las que corresponde se abonen íntegramente como horas simples sin recargo y por las que la accionada sólo abonó un porcentaje del sueldo” [ver 9.3.a].


¿Qué dice el Convenio Colectivo de la Unión?

9°) JORNADA LABORAL, TRABAJO POR EQUIPOS, GUARDIAS PASIVAS Y FERIADOS:

La jornada de trabajo a tiempo completo, en el marco de la legislación vigente, será de 8 ocho) horas diarias, entre las cuales debe mediar una pausa de 1 (una) hora de descanso y enteramente a disposición del trabajador, totalizando 40 (cuarenta) horas laborables y 5 (cinco) horas de descanso obligatorio por semana remuneradas. Las categorías salariales que se establecen en este acuerdo corresponden a dichas jornadas, sobre cuya base se calculará el valor diario u horario en los casos que ello fuere necesario.

El horario de referencia de una jornada de trabajo “normal y habitual” para desempeñar las tareas del trabajador, quedará comprendido de lunes a viernes, entre las 9:00 y las 18:00hs. A partir de la vigencia de este acuerdo, la inclusión de los empleados dentro de otro esquema horario por fuera de la jornada normal y habitual, deberá contar con el consentimiento expreso y por escrito del trabajador.


¿Qué dice el Convenio Colectivo de Trabajo de la Unión sobre las “guardias pasivas”?

Las “guardias pasivas”, problemática tan frecuente en la actividad, también fueron contempladas por el Convenio Colectivo de Trabajo de la Unión Informática, que ya se aplica en numerosas empresas del sector.

En el artículo 9° del Convenio se trata, entre otros temas, sobre la jornada laboral y las guardias en cuestión. Respecto de la jornada laboral, se establecen límites claros sobre cuántas horas por día corresponde desempeñar en las actividades laborales. Leemos: “La jornada de trabajo a tiempo completo, en el marco de la legislación vigente, será de 8 ocho) horas diarias, entre las cuales debe mediar una pausa de 1 (una) hora de descanso y enteramente a disposición del trabajador, totalizando 40 (cuarenta) horas laborables y 5 (cinco) horas de descanso obligatorio por semana remuneradas.”

A la hora de definir qué son las guardias pasivas, en el convenio informático se lee la siguiente definición: “sistema en virtud del cual el trabajador se encuentre localizable, ya sea por otros empleados de la empresa o por clientes, para atender emergencias del servicio, fuera de sus horarios normales de trabajo, realizando cuando fueren requeridas, las tareas y/o procesos de su incumbencia.” También agrega que, provistos los medios de comunicación necesarios por la empresa “el empleado se dispone a estar efectivamente localizable”. También se establecen reglas claras para el ejercicio de esta modalidad: “cronograma correspondiente, previamente acordado y formalizado por escrito con la empresa, el cual será determinado por cada área que deba trabajar con esta modalidad y será comunicado formalmente al trabajador a tal efecto”.

En el artículo 9.3.b se establecen los porcentajes a cobrar por el empleado que realiza esta tarea. Bajo el adicional “guardia pasiva” en los recibos de sueldo, el empleado asignado recibirá 25% del valor de su hora de trabajo por cada hora de guardia asignada sólo por permanecer “localizable”. Si el empleado debe comenzar a trabajar en alguna tarea, las horas que insuma su labora serán abonadas con el adicional que correspondiere conforme disposiciones legales vigentes en relación a las horas extra. En caso de superar las 3 horas extras de corrido en la tarea que se le asigne, no podrá retomar su jornada laboral habitual hasta tanto no se cumplan 12 (doce) horas corridas de descanso, desde el momento en que deja de prestar las tareas para las cuales fue requerido, según reza el texto del convenio.



Ver fuentes:

Etiquetas:, , , , , , , , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Hacé click y conocenos…

The best bonus by bet365 Ελλάδα 100% for new user.

Full Joomla 3.0 Theme free theme.