bet365 UK

wordpress joomla template

Neoris_logo

Neoris: actualidad gremial de la empresa

Escrito por Unión Informática el . Posteado en Anuncios, Delegación Rosario, Interior, Neoris

De la Comisión Interna de delegados de la Unión Informática en Neoris llega una actualización sobre la situación actual de la empresa. Además de la crisis salarial, continúan el destrato por parte de las autoridades. Pese a la crítica situación, continúa la organización de sus empleados exigiendo el cumplimiento de sus derechos.

La llegada de la Unión Informática a Neoris a través del nombramiento de los delegados normalizadores tuvo como corolario la polémica por un problema clásico en el sector informático: la crisis salarial, y la negación por parte de la empresa de que haya crisis alguna como mar de fondo. Como se ha denunciado más de una vez en la Unión Informática, la sintomatología informática también va acompañada por la inhumanidad de la gerencia en todos sus niveles que, además de dicha negación, sostienen un trato irrespetuoso y violento contra el personal. Trato, enraizado en una lógica neoliberal de flexibilización laboral, se asienta en el “si no te gusta, te vas” como mandato a rajatablas.

La obtención de la Inscripción Gremial por parte de la Unión Informática marcó un antes y un después que va asomándose y se nota en la reacción de muchas empresas. Aquellas que optan actuar de un modo inteligente se dan cuenta que continuar negando las urgentes mejoras que necesitan sus empleados en materia salarial, de beneficios y también de trato digno, sólo significan serios conflictos gremiales al corto o mediano plazo. Las que no, algunas de ellas se han topado con enormes escollos al permitir que el malestar de los trabajadores se materialicen en huelgas y manifestaciones que paralizaron la producción, incluso durante días como los casos de Sonda y Tata Consultancy Services. Lamentablemente, sólo a través de la coersión lograron entender que la desidia o la indiferencia no es el modo de lidiar con la problemática actual. La Unión Informática en calidad de sindicato representativo de los informáticos exhorta a todas las empresas a atender de manera responsable el reclamo de sus trabajadores.

A título informativo, se expone la información obtenida en base al relevamiento realizado por la Comisión Interna de delegados de la Unión Informática en Neoris mientras continúa enfáticamente la exigencia de una respuesta por parte de las autoridades de la empresa.

De lo general a lo particular

Según datos aportados por la Comisión Interna de la Unión Informática en Neoris, hay ciertas problemáticas que se dan en todas las sedes de Neoris como parámetro general, lo cual arroja a priori que ello es parte de la cultura de la empresa.

A modo de racconto, en noviembre pasado se había entregado a la empresa un petitorio plasmando las demandas más urgentes del personal. Ello había sido decidido previamente a través de una asamblea realizada por los empleados donde se votó elevar el reclamo.

En el foco del debate, los delegados ponen en perspectiva una serie de urgencias que si bien se dan en todas las sedes de Neoris, son el común denominador del conflicto informático en el sector IT. De lo relevado, el problema más acuciante es el salarial:

  • Salarios: hay un gran número de empleados, cuya categorización es ‘junior’ o ‘trainee’, que perciben haberes de aproximadamente $4.000 neto.
  • Persiste el incumplimiento del principio igual remuneración por igual tarea, violatorio del art. 81 de la Ley de Contrato de Trabajo (20.744). Asimismo, el problema se traslada con empleados de diferentes categorías que tras un ascenso o promoción conservan el mismo salario.
  • Los ajustes salariales que debieron ser otorgados en julio de 2013, fueron retrasados a octubre último. En el petitorio entregado se exigió la retroactividad de los ajustes, pero ésto fue desestimado por la empresa. En consonancia con este hecho, en enero último volvió a haber una nueva oleada de aumentos, pero restrictivo por demás esta vez, sólo fue para aquellos empleados que promovieron de categoría y aquellos que obtuvieron lo que Neoris considera “el nivel más alto” en la evaluación de desempeño: los denominados ‘top talents’ en la jerga. Aquí se repite el tristemente célebre parámetro de ajuste a través de difusos y engañosos índices, como el análogo recientemente destacado fraude del PBC en IBM Argentina. Es preciso recordar también el carácter abstracto y fraudulento de las evaluaciones de desempeño, que no es más que un instrumento para justificar la continuidad del atraso salarial en las empresas. A la par, las categorías no tienen ninguna connotación real sino que son fictisias y funcionales a la política de congelamiento salarial.
  • El próximo ajuste salarial, que debió ser en enero pasado pese a lo excluyente de dicha oleada de aumentos, tomará lugar en abril próximo. No se conoce el índice porcentual de los mismos, pero según fuentes ‘off the record’, no será mayor a 20%, y se desconoce si será inclusivo o tomará el mismo tinte que lo sucedido en enero.
  • Neoris continúa sin pagar las horas extra a la mayoría de los empleados que trabajan más allá de las 8 h.. Según constataron los delegados, en el mejor de los casos, las horas extra pueden compensarse con menos horas de trabajo en forma equivalente, al igual que sucede con feriados trabajados. Sin embargo, las horas y días compensatorias no son a elección del empleados, sino que quedan sujetos a la discreción de la gerencia de cada proyecto.
  • Finalmente, como exponente de la precaria situación interna de Neoris, muchos empleados testifican las nulas posibilidades de crecimiento, paralelamente a la reciente supresión de las capacitaciones. De la misma forma en que temáticas tan importantes como el crecimiento y el desarrollo de carreras profesionales no son de interés para la dirigencia de la compañía, la misma irresponsabilidad emerge en la distribución de la carga laboral. Muchos denuncian sobre-exigencia en proyectos que, en palabras de algunos empleados, están “prendidos fuego” y abundan las horas extra impagas, como así también otros proyectos con exceso de personal asignado que se encuentran con tiempo libre durante varios días o directamente ‘on the bench’, como se denomina en la jerga a los empleados que no tienen proyecto alguno asignado y se encuentran a la espera de uno nuevo.

Tal como se ha mencionado líneas arriba, existen conflictos que son transversales a toda la compañía. A continuación, una diferenciación de la situación en cada sede de acuerdo al relevamiento de los delegados y los testimonios de los empleados en las diversas sedes.

Rosario

El problema más resonante son los bajos salarios, incluso peores que el del común de las empresas informáticas en Rosario. Como se resaltó más arriba, existe un conflicto ligado a la abstracta categorización de los empleados, diferenciados en ‘junior’ o ‘trainee’ que perciben haberes de aproximadamente $4.000 neto.

En forma similar a las sedes de Rojas y San Nicolás, existen casos de aumentos atados al desempeño donde se han registrado ajustes del 5% o directamente nulos. Denuncian varios empleados que como regla general, la empresa congela el salario de empleados durante un año para forzar el despido indirecto. Finalmente, si el empleado afectado no renuncia, se lo despide al término de ese año.

San Nicolás

En la sede nicoleña de Neoris, además de la crisis salarial enfáticamente expuesta en esta publicación, se da una particular fenomenología que roza lo antisindical, dándose como “bajada de línea” tildar como tabú las organización gremial tan urgentemente necesaria. Algunos denuncian incluso situaciones de “amiguismo” para con la gerencia, y en función de ello, contraprestaciones. Tal es el caso del teletrabajo: solía ser una regla hasta que fue repentinamente suprimido. Es preciso destacar que dicho beneficio era un derecho adquirido que fue atropellado, pero además que ahora es asignado a discreción de acuerdo con la cercanía a los gerentes.

En términos salariales, hay casos cuyos sueldos son actualmente inferiores a $3.800, y las horas extra trabajadas además de no ser pagadas, tampoco es posible compensarlas.

Rojas

Ha sido posible trazar una acotada escala salarial en base a los haberes de esa sede en particular. Como se ha podido observar, el promedio salarial varía de una sede a la otra.

  • Analyst: $4.500 a $5.500 bruto
  • Developer: $5.500 a $6.800 bruto
  • Experienced Developer: $6.800 a $8.200 bruto
  • Senior: $8.200 bruto en adelante

Además del descontento con los niveles salariales, se evidencia el rechazo a la forma discrecional y arbitraria con que Neoris “categoriza” a sus empleados. Según el testimonio de un empleado que se desempeña como con un seniority, pero percibe un salario de una categoría inferior.

Otro afirma “con respecto al resto de la situación, es igual al resto de la oficinas, personal “planchado” en los proyectos, pocas o ninguna posibilidad de crecimiento si no sos “amigo de”, evaluaciones de desempeño ridículas que todos los años o semestres dan el mismo resultado, etc.”.

Uno más se queja de la forma en que Neoris (no) asume la responsabilidad con el bienestar del personal en la empresa: “Y en particular de la oficina es el bajo presupuesto que destinan para la misma, te detallo algunos ejemplos, el aire acondicionado se rompió hace 45 días y aun no fue reparado, la conexión a internet o los diferentes entornos tanto de Neoris como de los clientes es pésima, para calificarla suavemente.”.

Buenos Aires

En la sede porteña de Neoris hay un esquema similar al que se da en Rojas: prevalece un grupo de empleados con antigüedad y tareas casi similar, bastante homogéneo, cuyos salarios oscilan los $13.000 para la categoría ‘Sr. Consultant’. Sin embargo, en contraste, emerge el caso de otro grupo cuya situación salarial es otra: están dentro del mismo orden de experiencia y trayectoria, pero son relegados a la categoría ‘Experienced Consultant’, que al criterio de la empresa es “un consultor con amplia experiencia” pero no se le otorga la categoría senior, con lo cual los salarios no pasan los $9.500 brutos. Recordemos que ambos grupos, en términos generales, realizan las mismas tareas. Nuevamente, estamos ante el caso de las prácticas violatorias del art. 81 de la LCT.

La respuesta de la empresa

Durante enero, se solicitó una reunión con la gerencia de Recursos Humanos para solicitar una respuesta en base al petitorio entregado en noviembre pasado. Si bien la empresa accedió a la reunión e incluso designó un interlocutor, la respuesta a los ítems del petitorio fue prácticamente nula a excepción del pago de bonos por desempeño separados de los aumentos.

Como consagración de la desidia y desinterés de las autoridades de Neoris en buscar una solución a la actual situación del personal, en la última reunión general que brindó la empresa a los empleados, donde se debatirían temas como avance, expectativas, cambios y los números en torno al negocio, los altos directivos de Neoris respondieron soberbiamente ‘si no te gusta, andate’ al planteo de los delegados sobre mejoras salariales acordes a la inflación y el pago retroactivo a julio de 2013 de la última asignación de aumentos.

En líneas generales

En conclusión, la situación en términos gremiales ha tenido algún avance, principalmente en relación al incremento salarial otorgado en noviembre, aunque se desconoce el porcentaje de aumento próximo. Sin embargo, queda un largo camino por recorrer y es, en definitiva, una apuesta a todo o nada entender que las mejoras en las condiciones laborales y salariales no son algo que dependa exclusivamente de la comisión interna de delegados sino de la organización de todos los empleados. No es novedad la actitud indiferente y arrogante de la dirigencia de Neoris, y a estas instancias donde el pasar del común de los informáticos ha comenzado a tomar un giro de timón. No en vano es bueno recordar que en una situación similar a la de Neoris, los empleados de Tata siguieron el camino del diálogo y el consenso, pero agotadas las instancias de las formalidades y sin respuestas coherentes, fueron a la huelga, que sostenida a rajatablas, logró un aumento generalizado del 75% en los salarios más otros beneficios que eran mucho más que una asignatura pendiente. Para los escépticos que se rigen por el “ver para creer”, además de Tata, hay varias empresas que han entendido que la indiferencia a los reclamos del trabajador no es el camino sino más bien una bomba de tiempo, y es por ello que más de una optan por tomar incluso el camino inverso y abrirse a los acuerdos de índole salarial y de condiciones de trabajo. Nuevamente, se insta a los informáticos de Neoris a organizarse para peticionar por sus derechos acercándose a los delegados que han tomado la iniciativa de generar un tan postergado cambio.

Para ponerse en contacto con la Comisión Interna de delegados de la Unión Informática en Neoris, hacerlo a través de neoris@unioninformatica.com.ar

"Trackback" Enlace desde tu web.

Hacé click y conocenos…

The best bonus by bet365 Ελλάδα 100% for new user.

Full Joomla 3.0 Theme free theme.