• Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
    Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
  • Categorías

Luego de un comienzo complicado de la actividad gremial de la Unión Informática en OCA que incluyó protestas y la reincorporación inmediata de un Delegado desvinculado, hubo mejoras y apertura al diálogo. Recientemente la empresa despidió al gerente del área de soporte IT luego del reclamo de los empleados organizados en la Unión por mantener una constante actitud agresiva y antisindical. Los avances, los problemas y toda la actualidad en este informe.


Los empleados informáticos de OCA son prueba fehaciente de que la organización en la Unión Informática funciona. En sólo pocos meses, y tras la reincorporación de un Delegado, lograron mejorar salarios, mejorar el clima laboral e incluso que la empresa pague haberes atrasados. Ante el presente incierto del grupo empresario que controla a OCA y Guía Laboral, la mejor herramienta de los empleados es la unión y la organización.

Los empleados informáticos de OCA son prueba fehaciente de que la organización en la Unión Informática funciona. En sólo pocos meses, y tras la reincorporación de un delegado, lograron mejorar salarios, mejorar el clima laboral e incluso que la empresa pague haberes atrasados. Ante el presente incierto del grupo empresario que controla a OCA y Guía Laboral, la mejor herramienta de los empleados es la unión y la organización.

El clima en la imbricada red de empresas que componen el Grupo Rhuo no es el mejor. Es que a los rumores de cierre o quiebra de la empresa de correos privada OCA, se suma a la ya de por si inestable situación de los empleados informáticos, tercerizados bajo la consultora Guía Laboral. Ambas empresas pertenecientes al mismo grupo.

Paso a paso

Los empleados informáticos en OCA, tercerizados por Guía Laboral, se organizaron con la Unión Informática en 2016. Si bien en un primer momento la empresa se negó a reconocer al sindicato y la actividad gremial de los informáticos, la fuerza de los empleados organizados y afiliados, junto con las protestas de la Unión, dieron lugar no solo a la reincorporación a su puesto de trabajo al Delegado que había sido desvinculado sino que además permitió entablar un canal de diálogo con la compañía.

Rectificado el error inicial del injustificado despido del primer Delegado de la Unión con la reincorporación, los salarios fueron mejorados. No obstante, aún lejos de alcanzar los cánones del Convenio Colectivo de Trabajo que propone la institución gremial para la actividad, OCA/Guía Laboral entró para el mes de agosto en una “crisis” que también terminó afectando a los informáticos. La empresa declaró que la AFIP le había realizado un embargo de $60 millones que afectó el pago de salarios en término. Como es de público conocimiento, una gran parte del personal está afiliado y conveniado bajo el Sindicato de Camioneros, que también efectuó los reclamos pertinentes para poner fin a esta situación.

Ahora el despedido, fue el gerente

En tanto en el área de sistemas de OCA, hubo un intento de incrementar el hostigamiento antisindical de parte del entonces jefe del área de soporte Gustavo Daniel Schleider quien no sólo se dedicaba a perseguir a los empleados afiliados a la Unión, sino a imponer reglas de trabajo arbitrarias, métricas imposibles de alcanzar y sanciones injustificadas.

“A quienes se afilien a UI voy a darles pésimas referencias”, solía amenazar a los empleados por los pasillos del edificio de la calle La Rioja, en el barrio de Balvanera de Buenos Aires, dando por descontado que los empleados optarían —tarde o temprano— por abandonar la empresa en búsqueda de mejor destino. La violencia de Schleider se le volvió en contra. Días atrás fue despedido por la empresa debido a las presiones ejercidas por los empleados organizados en la Unión Informática que no estaban dispuestos a tolerar los exabruptos del superior.

Al calor del intento de censura de la libertad de afiliación sindical por parte de la empresa, el intento de desvinculación del primer delegado, las agresiones de Schleider y los problemas “cuantitativos y cualitativos” salariales —bajos y mal liquidados— tomó forma una actividad gremial sólida que sigue sumando logros y afiliados.

Una organización eficaz y un trabajo vital para el funcionamiento de la empresa

Recientemente, y en este contexto de incertidumbre respecto del futuro de la empresa —y de todo el Grupo Rhuo—, la empresa se demoró más de la cuenta en depositar los pagos sus empleados.

Los salarios de septiembre, que deberían haberse acreditado entre los días 3 y 7, habiendo pasado el mediodía del viernes y sin novedades al respecto, los empleados decidieron pasar a la acción.

Ante los reclamos de los empleados, los Delegados de la Unión Informática en la empresa comenzaron una medida gremial pacífica con aviso a las autoridades de OCA. Sólo media hora más tarde de iniciada la medida, los salarios estaban depositados.

El nivel de organización de los empleados y lo sensible del trabajo que realizan los informáticos en OCA hace que, ante un reclamo y un accionar de estas características, la empresa de correos pueda ver severamente perjudicadas sus operaciones y su funcionamiento. Y los directivos no quisieron correr ese riesgo.

Según confirmaron los delegados a este portal, la situación de incertidumbre en la empresa, sumadas a las conquistas que, paso a paso, obtiene la Unión Informática en OCA genera un mayor acercamiento de los empleados a la organización gremial, la cual avalan con su afiliación. El reclamo común no se queda ahí: todavía se espera que la empresa retome el diálogo con la Unión para comenzar el camino hacia la aplicación del Convenio Colectivo de Trabajo en OCA.


Tags: