• Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
    Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
  • Categorías

En la Argentina hay una histórica tradición en lo que refiere a la defensa de los derechos humanos y las organizaciones sociales. Tal es así que en 1936 se fundó la Liga Argentina por los derechos del Hombre. Con personajes destacados de nuestra historia, pioneros en la defensa de trabajadores y derechos sociales, como Lisandro de la Torre o Alfredo Palacios, la actual filial de la Unión Informática en Rosario fue también sede de la histórica Liga Argentina por los Derechos del Hombre.


Con el objetivo de 'enfrentar a la reacción' se funda en 1936 la Liga Argentina por los Derechos del Hombre. Desde la década infame (1936-1943) hasta la última dictadura (1976-1982) la organización se dedicó a dar respaldo y defender los derechos humanos y la institucionalidad en nuestro país. En la ciudad de Rosario, prestaron su sede a las madres y abuelas durante los años de represión y desaparecidos. Actualmente, en la plata alta de Pasaje Ricardone 58, funciona la sede de la Unión Informática en Rosario. En la foto: placa ubicada en la puerta del edificio indicando que ha sido declarado sitio histórico.

Con el objetivo de “enfrentar a la reacción” se funda en 1936 la Liga Argentina por los Derechos del Hombre. Desde la década infame (1936-1943) hasta la última dictadura (1976-1982) la organización se dedicó a dar respaldo y defender los derechos humanos y la institucionalidad en nuestro país. En la ciudad de Rosario, prestaron su sede a las madres y abuelas durante los años de represión y desaparecidos. Actualmente, en la plata alta de Pasaje Ricardone 58, funciona la sede de la Unión Informática en Rosario. En la foto: placa ubicada en la puerta del edificio indicando que ha sido declarado sitio histórico.

En su crecimiento y expansión, la Unión Informática inauguró en 2015 su sede en Rosario. En la planta alta del antiguo edificio, funcionó durante muchos años la Liga Argentina por los Derechos del Hombre. La Liga fue la primera organización defensora de los derechos humanos creada en la Argentina y de las primeras en América Latina.

Fue fundada en 1937, por destacados dirigentes políticos y militantes de aquellos años. El derrocamiento de Hipólito Yrigoyen en 1930 significó la primera interrupción al orden institucional. El estado de derecho y voto universal, secreto y obligatorio —que aún excluía a las mujeres— eran aún incipientes, pero quedaron secuestrados por los regímenes de la década infame, que se amotinó en el poder por medio del “fraude patriótico”.

Lisandro de la Torre —senador por Santa Fe del Partido Demócrata Progresista— y Mario Bravo —senador por Buenos Aires del Partido Socialista— fueron los impulsores de la organización mentada con el propósito de “detener el avance de la reacción”.

Tras el golpe de 1930, numerosas veces grupos de intereses interrumpieron la vida institucional del país. A lo largo de estos períodos oscuros, numerosas organizaciones se dedicaron a crear redes de contención, refugio, asesoramiento legal y protección a perseguidos y damnificados por la persecusión y proscripción política. Organizaciones sociales, ONGs y sindicatos —cuando no estaban prohibidos o intervenidos— cumplían estas funciones.

Lugar de reunión y contención

Durante la última dictadura en nuestro país (1976-1983) la sede rosarina de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre, brindó su espacio para contener a las madres y abuelas que buscaban a sus hijos y nietos desaparecidos por la represión estatal. Al igual que en Buenos Aires o numerosas localidades del interior del país, fueron ellas quienes empezaron la resistencia contra la represión y detenciones. Al principio, las Madres se juntaban en sus propias casas y cuando podían, impulsadas por su persistencia pero obligadas a mantener los encuentros en la clandestinidad. Hasta que a finales del año 1977 la Liga Argentina por los Derechos del Hombre les cede un local en la calle cortada Ricardone 58, el primer lugar “formal” de reunión.

Pasada la proscripción y la violación a los derechos humanos institucionalizada en el Estado, el Juicio a las Juntas y el Nunca Más en democracia dieron aire y margen tanto para la recuperación de la memoria, los reclamos de justicia y la restitución de identidades robadas. También, para otros actores sociales, se recuperaron aquellas reivindicaciones robadas por el esquema de liberalismo brutal que implantó la misma dictadura a través de la represión.

Los sindicatos cumplieron un rol fundamental por aquellos años, tanto en la resistencia a las dictaduras, como en la recuperación de los derechos perdidos durante la democracia. También fueron los trabajadores y sus organizaciones los principales perjudicados: los primeros perseguidos y reprimidos, los primeros en ser utilizados como variable de ajuste, las primeras organizaciones proscriptas o intervenidas fueron las gremiales.

Actualmente, en un espacio con tanta historia y con tal carga, funciona la sede de la Unión Informática en Rosario. Continuar la historia de aquellos años, es también en parte, seguir pugnando por los derechos no hoy día.


“La Sede de la Unión en la ciudad de Rosario comenzó a funcionar a mediados del 2015 en a calle Ricardone 58, un sitio histórico municipal. Homenaje a los hombres y mujeres que resistieron durante los años más siniestros de nuestro país, convirtiendo el dolor en coraje y las ausencias en banderas de libertad, justicia y verdad” se lee en una placa que rememora los años de represión. Contacto: rosario@unioninformatica.com.ar | Tel: 0341 527 4800.


Fuentes

Tags:

You May Also Like

Bienvenida NeuralSoft a la Unión Informática

La delegación de la Unión Informática en Rosario continúa su crecimiento, sumando hoy una ...

Millennials – parte 1: ¿qué son los millennials?

Los millennials son parte de la “generación Y”. Nacidos entre el 81 y el ...