bet365 UK

wordpress joomla template

marcha_ui

Por primera vez toma lugar dos huelgas simultáneas en el sector IT

Escrito por Unión Informática el . Posteado en Anuncios, Sonda, Unisys

El arraigo que va tomando la sindicalización del sector IT es cada vez mayor, y lo que a los ojos de la opinión pública parecía algo impensable, el avance hacia las reivindicaciones va tomando fuerza. Aquí, una breve reseña de un fenómeno que fue adquiriendo forma y que en la actualidad concluyó en dos huelgas que durante semanas paralizaron dos empresas clave del sector, y de las cuales una de ellas continúa.
Por cuarta semana, la huelga en Unisys se extiende con la misma intensidad que el primer día. Los empleados aguardan que la desesperada empresa, que alega ver sus operaciones seriamente comprometidas, abandone la impostura y ceda ante el reclamo informático.

Por cuarta semana, la huelga en Unisys se extiende con la misma intensidad que el primer día. Los empleados aguardan que la desesperada empresa, que alega ver sus operaciones seriamente comprometidas, abandone la impostura y ceda ante el reclamo informático.

Recientemente se ha hecho de público conocimiento el ascendente tono de los conflictos gremiales en dos emblemáticas empresas del sector IT: Sonda y Unisys. Es la primera vez que en la informática local se dan dos conflictos en paralelo, y la característica común a ambos es justamente la situación que el empresariado desde años pretende ignorar y que termina “cortando el hilo por lo más fino”. La construcción gremial en un sector que hasta hace pocos años carecía de representación de sus trabajadores es obviamente un esfuerzo de abajo hacia arriba, y como tal, al igual que en cualquier incursión por cambiar un status quo en el que pocos se benefician en perjuicio de muchos, la misión más difícil no es, justamente, ese status, sino la generación de conciencia entre los propios perjudicados sobre la dimensión de la problemática y la importancia de organizarse.

Ese proceso de construcción -de abajo a arriba- va forjando cambios que para algunos, dada su velocidad, resultan invisibles. Es por ello que resulta oportuno exponer como van dándose en forma gradual esos cambios, no sólo en términos de reivindicaciones, sino también en la forma que se instala el debate sobre la urgencia de sindicalizar la industria informática e incluso que la condición necesaria es la participación de los trabajadores.

Contrastando lo antedicho con los hechos, se evidencia el creciente aumento de los empleados informáticos en las medidas gremiales, lo que da fe del modo en que el profesional IT fue dejando de lado el miedo o el excepticismo y logró comprender que la única forma de conseguir mejoras en el salario, las condiciones de trabajo e incluso en la consecución del respeto por parte del empresariado y su burocracia es la unidad gremial. Inclusive cuando ello supone poner a las empresas contra las cuerdas a través de las medidas de fuerza como lo son las recientes huelgas.

En términos generales, con una notoria adhesión, fue que en asambleas abiertas los empleados de Sonda y Unisys votaron ir a la huelga ante la falta de respuesta a sus demandas por parte de las empresas, que de más está decir, pretenden continuar parasitando con el esfuerzo ajeno en medio de un contexto país donde la inflación y los tarifazos subyugan el salario IT, pero en contrapartida las ganancias de las compañías van in crescendo.

En parecidas condiciones, Sonda sufrió el embate de una dura huelga que ahora halla un impasse ante la conciliación obligatoria dictada por el MTEySS. Se espera una oferta superadora para la última audiencia, caso contrario se retomará el conflicto.

En parecidas condiciones, Sonda sufrió el embate de una dura huelga que ahora halla un impasse ante la conciliación obligatoria dictada por el MTEySS. Se espera una oferta superadora para la última audiencia, caso contrario se retomará el conflicto.

Habida cuenta de cómo fue evolucionando el panorama en este proceso de cambio, es preciso también prestar atención que conforme crece la organización de los empleados dentro de la Unión Informática, también mutan los artilugios empresariales que buscan socavar dicha organización valiéndose de sofismas que ya nadie cree, o de falsos tecnicismos legales pretendiendo generar temor o confusión, o bien “manotazos de ahogado” para, en fin, dispersar la unidad de los profesionales de sistemas. En consecuencia, resulta prioritario conservar la cohesión de grupo en el eslabonamiento empleados-delegados-sindicato a través de una constante comunicación y siempre referenciando el rol de convergente social que ocupa el cuerpo de delegados dentro de toda empresa.

Las huelgas

Actualmente, ambas huelgas se encuentran en dos situaciones diferentes dado que para el caso de Sonda, el Ministerio de Trabajo de la Nación dictó la conciliación obligatoria entre las partes dada la magnitud del conflicto y las tensas situaciones acaecidas a raíz de jugadas lisa y llanamente antisindicales de parte de Sonda que, a través de varios de sus supervisores y gerentes, extorsionaron a los empleados para “romper la huelga”. A la fecha, no hay respuestas sólidas de parte de la empresa, sin embargo resta una última instancia de audiencia donde se espera haya una oferta superadora de parte de Sonda, o en efecto, se retomarán las medidas de fuerza, actualmente suspendidas dadas las exigencias de garantizar la paz social que tiene el dictamen del Ministerio. Es necesario remarcar que el conflicto no ha finalizado sino que está en una pautada suspensión hasta tanto finalice la conciliación obligatoria, por lo que se exhorta a los empleados a mantenerse alerta y en constante comunicación con la comisión interna de delegados de la Unión Informática en Sonda.

Otro panorama persiste en Unisys, donde la medida de fuerza adoptada por los empleados ha ingresado en su cuarta semana con la misma intensidad y determinación del primer día. Por supuesto que en el caso de Unisys no ha faltado la insolencia de parte de su dirigencia intentando difundir falsos mensajes para poner en duda la legalidad de la huelga (legítima medida de por sí amparada en el art. 14bis la Const. Nac.), extorsiones directas e indirectas sobre sus empleados, y también a través de conductas que rozan lo circense buscando inculcar que -la organización gremial queda a gusto y piaccere de la empresa- por fuera del criterio y tutela de los trabajadores. El corolario de ello se vió plasmado en un video donde el apoderado de la compañía, Martín Ymaz, impide el ingreso de los delegados gremiales para conversar con los pocos empleados que, por una razón u otra, no se habían plegado a la huelga.

Con matices diferentes, la situación en ambas compañías es la misma, y se destaca la firmeza de sus empleados al no ceder ante las extorsiones y chicanas de la dirigencia, como así también, al no permitir que ésta la soborne con “compensaciones” que buscan romper la cohesión entre los empleados y la Unión Informática.

Se esperan novedades a la brevedad en ambos conflictos. Nuevamente se exhorta a los empleados tanto en Sonda y Unisys como en las demás compañías, a reforzar la unidad empleados-delegados en pos de avanzar en el reclamo sobre lo que se ha constituído como una vergonzosa deuda moral y material de las empresas para con sus empleados.

Quienes deseen ponerse en contacto con los delegados en Unisys y Sonda pueden hacerlo a través de sonda@unioninformatica.com.ar y unisys@unioninformatica.com.ar respectivamente. Desde otras empresas, a través de contacto@unioninformatica.com.ar o bien a través del formulario web.

Etiquetas:, , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Hacé click y conocenos…

The best bonus by bet365 Ελλάδα 100% for new user.

Full Joomla 3.0 Theme free theme.