bet365 UK

wordpress joomla template

Co-fundadores (izq. a der.): Martín Migoya, Martín Umaran y Guibert Englebienne. Crearon la empresa en 2003 aprovechando las ventajas de la devaluación. Globant reviste un modelo de negocios llamativo que incluso se ha convertido en caso de estudio, sin embargo han efervecido importantes problemas respecto de su política de RR.HH.. A la par, recientemente la compañía salió a bolsa.

¿Qué oculta la estrategia de Globant?

Escrito por Unión Informática el . Posteado en Anuncios, Casos de Estudio, Globant

A la par del fallido intento de cotizar en NASDAQ, Globant ha montado un andamiaje financiero que deja más dudas que certezas sobre su integridad, y en los hechos expone una arista más de su expansión en el Interior del país cuyo efecto es el desplazamiento de la competencia.

Haciendo un repaso por la historia de Globant, lo que algunos consideraron “el Google local” (salvando las distancias), y otros “la empresa nac&pop” gracias a la bancada política del kirchnerismo (y generosos subsidios a través de fondos públicos) y el aparente aporte que hacía a la sociedad al fomentar el desarrollo de la industria IT en Argentina. ¿Pero cómo fue que surgió Globant como hoy se la conoce? Básicamente de un emprendimiento privado impulsado por Martín Migoya y compañía, quienes aprovechando las ventajas cambiaras posteriores a la devaluación en 2002, captaron proyectos licitados en el extranjero cuyos ingresos eran en dólares y al cambio oficial representaba un negocio más que oneroso. Y así todo comenzó.

Conforme pasaron los años y el modelo gozaba de buena salud, la empresa tuvo un ascenso meteórico que la llevó a codearse con otros grandes actores del sector y adquirió una reputación de importancia al poner un pie en otros países. Pero ahí fue cuando puertas adentro, los manejos de la tecnológica no distaron demasiado de las prácticas corporativas neoliberales que tanto son objeto de denuncia de la Unión Informática.

En el plano financiero, el crecimiento de Globant despertó el interés de diversos inversionistas tanto en el país como en el extranjero, y fue entonces cuando comenzaron las inyecciones de dinero fresco para impulsar el crecimiento inorgánico de la compañía. Uno de los principales inversores fue la fundación Endeavor, quien inyectó en Globant USD 2 millones. Endeavor se describe a sí misma como “una organización sin fines de lucro”. Con sede en New York, sin embargo ha obtenido réditos por USD 6.000 millones, aunque esto está más sujeto al criticismo sobre la verdadera naturaleza de la organización. El caso es que a partir de entonces comenzó la carrera por la salida a bolsa que nunca se concretó, y dejó una estela de dudas sobre la solidez de la empresa.

En el plano local, fuera de las estrategia de expansión foránea, Globant comenzó a ejercer un -poder tentacular- al establecerse en varias localidades del país. El primer pasó fue la localización en las grandes ciudades fuera de Buenos Aires: Córdoba y Rosario, luego Mendoza. Pero lo que parecía una diversificación y apertura de nuevas oportunidades en el Interior del país, reviste una trama de monopolización del mercado informático que hasta el propio Gobierno Nacional, su principal propulsor, mira con desconfianza. Es que, en resumidas líneas, Globant está desplazando a competidores más pequeños a través de la compra de empresas y la desarticulación de pequeños actores locales.

Expansión de Globant en el Interior

Además de las ya mencionadas, Globant tiene actualmente presencia en localidades como La Plata, Tandil, Bahía Blanca y Mar del Plata en Buenos Aires, Chaco, Tucumán y Mendoza. Particulamente en estos distritos se ha dado una situación muy particular en donde el ingreso de la empresa, favorecida por los incentivos estatates y el proselitismo de la mano de los gobiernos locales, ponen en riesgo a pequeños protagonistas del sector IT local. Básicamente, la situación reside en la consecución de ventajas por encima de la competencia de parte de los gobiernos provinciales y/o municipales a cambio de la promesa de “elevar el perfil de la localidad”, paso siguiente absorbe o desplaza a esos actores locales, eliminando la competencia. De ello datan ciertos ejemplos que exponen lo negativo de la “estrategia glober”.

Migoya: “visitamos el interior entendiendo sus necesidades, charlando con gobiernos locales; nuestro sueño de distribuir oportunidades […]”

Chaco y Corrientes

Se ha instalado una oficina en 2010 con una dotación inicial de 40 empleados. Allí, de la mano de la gestión Capitanich, se le dió impulso al programa TesteAR con el que prometían para 2011 ‘brindar, a través de la capacitación, oportunidades laborales a los jóvenes de grupos vulnerables. La firma prevé generar en la provincia mil puestos de trabajo en los próximos cuatro años,’. El objetivo de los mil empleados quedó en la nada, pero lo que si es una realidad es el monopolio que se está gestando en desmedro de los competidores en las ciudades de Resistencia y Corrientes Capital. Por otro lado, lo que se esgrime como “empleo de calidad” e “inclusión social” no es otra cosa que mano de obra barata donde los salarios son paupérrimos, y muchos jóvenes caen en la trampa del supuesto “prestigio de trabajar en Globant”.

El entonces gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, en la apertura de las oficinas de Globant Chaco.

El entonces gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, en la apertura de las oficinas de Globant Chaco.

Mendoza

El paso de Globant por Mendoza tuvo un impacto negativo. La aceleración del proceso de expansión en el Interior respondía a un sólo objetivo más bien “cosmético” que estratégico: demostrar solidez para poder cumplir los requisitos que exigía la salida en bolsa en NASDAQ, un objetivo que quedó trunco. La jugada de Globant constó en la adquisición de una firma local de 50 empleados a la cual vació por completo quedándose sólo con la oficina, el domicilio legal y -una sola empleada para atender el teléfono y recibir la correspondencia-, quien solicitó no develar su identidad. Fueron 50 puestos de trabajos que la maniobra expansionista destruyó.

Tandil

En la ciudad bonaerense, los efectos inmediatos del desembarco de la empresa fue la absorción de las pequeñas firmas locales, pero también de las grandes: recientemente ha adquirido Huddle, que tenía presencia en Tandil, Mendoza y Bahía Blanca. El efecto inmediato fue el cercenamiento de los beneficios que Huddle ofrecía a sus empleados, el recorte de puestos de trabajo por la integración con Globant en esas tres localidad, y como consecuencia indirecta, la competencia salarial entre ambas empresas quedó sujeta al congelamiento impuesto por Globant, donde el informático no tiene oportunidad de pujar por mejoras en su nómina.

Mar del Plata y Bahía Blanca

En ambas ciudades ocurre exactamente lo mismo, con más fuerza aún en Mar del Plata, donde el reciente anuncio de la apertura de un parque tecnológico en forma rimbombante por el gobierno municipal y las cámaras empresarias, encendió la luz de alerta para pequeñas y medianas empresas que vislumbran un futuro sombrío ante el avance de Globant en esa ciudad: compañías como Infosis y Neoris, el principal competidor de Globant a nivel local, alzan la voz, además, por las ventajas impositivas que se le da a ésta a través de la Ley de Software a nivel nacional y las ventajas competitivas a nivel municipal.

Anuncio de la expansión de Globant en Mar del Plata y Bahía Blanca. La movida de la empresa desplaza a actores locales y reimpulsa la monopolización del sector IT en éstas como en tantas otras ciudades del país con el visto bueno del gobierno nacional, provincial y municipal.

Anuncio de la expansión de Globant en Mar del Plata y Bahía Blanca. La movida de la empresa desplaza a actores locales y reimpulsa la monopolización del sector IT en éstas como en tantas otras ciudades del país con el visto bueno del gobierno nacional, provincial y municipal.

La Plata

El caso de La Plata resulta emblemático por dos motivos: por un lado, por la estrategia oportunista de Globant respecto de la promoción de un programa de pasantías cuya trama escondía salarios miserables para los proyectos de game testing; por el otro, que ello motivó una sindicalización de los sectores más vulnerables que hizo de público conocimiento lo que sucedía en la oficina platense y puso al desnudo el modus operandi de la empresa.

Fue en La Plata donde se lanzó el programa de capacitación ‘Design Center‘ cuya línea discursiva fue ‘tener como objetivo acercar a la práctica en proyectos reales a estudiantes de los últimos años y profesionales recién recibidos que estén interesados en tener un primer acercamiento al mercado laboral’. En motivo de ello, se organizó un evento inaugural al que asistieron más de 120 interesados, en su mayoría estudiantes de la UNLP en los primeros años de informática y diseño en comunicación visual. Si bien en las noticias oficiales prometen capacitar a más de cien estudiantes, sólo se ofreció cupo para quince personas.

El interrogante del caso platense abre la sospecha de que la verdadera intención es capacitar en desarrollo de aplicaciones para mobile (iOS y Android) futuro personal que pueda ser incorporado part-time y con salarios bajos para quienes buscan su primer empleo, creando el efecto de una “opción tentadora” bajo una promesa vacía de plan de carrera (mecanismo que ya fue utilizado para Game Testing, que contaban con pasantías de cuatro horas para estudiantes de la UNLP).

Globant, la empresa IT que devino en banco hipotecario

La ecuación es simple: a través de un programa de financiamiento que la misma empresa lanzó, materializado en un emprendimiento financiero que da préstamos a start-ups, proyectos empresariales de tecnología en etapa inicial que generalmente necesitan financiamiento externo para emerger, bajo la metodología denominada ‘fundraising’. El emprendimiento, nombrado VividGrowth da crédito a esas start-ups de las cuales luego es accionista, dueño parcial o bien a través de este método, las convierte en un negocio “comprable”. Tal es el caso de Ventas Privadas, un sitio de comercio electrónico de modas, donde Globant invirtió USD 600.000, desembarcando en un rubro antes inexplorado por la compañía.

Lo que a simple vista pareciera una ampliación de la competencia, algo que en sí mismo sería algo sano para la economía de mercado, oculta una trama monopólica. Hay dos caminos que llevan al mismo destino, y que la realidad está demostrando: de una forma u otra, Globant ha lanzado una ofensiva monopolizadora en el mercado interno con el agravante de vacíos legales en cuanto a la legislación informática, la acefalía de los entes regulatorios antimonopólicos y la connivencia estatal.

Es necesario estar atentos al avance de la empresa IT “nac&pop” cuyo proceder tiene poco de altruísta y mucho de los modos del capitalismo financiero monopolizador. Así también, se hace prioridad entender la necesidad de acompañar el progreso de la industria tecnológica local enfocándose tanto en la competencia leal, la mejora de la calidad de los servicios y la reorientación del foco al sector I+D, algo que a la fecha pese al crecimiento del sector, sigue siendo una asignatura pendiente no sólo a nivel gobierno e industria sino a nivel sociedad.

Etiquetas:, , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

  • Bill Puertas

    Hijos de puta! Globant espero que te fundas!

Hacé click y conocenos…

The best bonus by bet365 Ελλάδα 100% for new user.

Full Joomla 3.0 Theme free theme.