bet365 UK

wordpress joomla template

Martillo-del-Juez

Ratifican indemnización a empleado que se consideró despedido por un cambio en el horario de trabajo

Escrito por Unión Informática el . Posteado en Noticias, Páginas, Trabajo

La Corte Bonaerense condenó a una firma por el ejercicio abusivo del “ius variandi” ya que había modificado el turno de un dependiente luego de mantenerselo por dos años. La compañía alegó que el trabajador había suscripto un acuerdo en el que aceptaba rotar si se lo solicitaba, pero ese argumento fue desestimado

La Ley de Contrato de Trabajo (LCT) le da al empleador la facultad de realizar ciertos cambios que considere necesarios en la relación laboral que mantiene con sus empleados. Sin embargo, no puede alterar modalidades esenciales del vínculo, por lo que sus decisiones no deben causar perjuicios materiales ni morales y no debe ser utilizada a modo de sanción disciplinaria.

Abuso del “ius variandi”:Hace pocos días, la Corte de Buenos Aires hizo lugar al reclamo indemnizatorio de un dependiente que se consideró despedido porque le cambiaron el horario tras dos años, a pesar de que había firmado una cláusula en la que aceptaba su modificación ante las necesidades operativas de la compañía. Para los altos magistrados bonaerenses, el lapso prolongado de tiempo en el mismo turno había generado una expectativa de que lo iba a mantener, y esta nueva situación le provocaba un perjuicio en su vida familiar y social.

Frente a este ejercicio abusivo del “ius variandi”, el empleado disconforme tiene la posibilidad de optar por considerarse despedido o accionar en los tribunales para que no se opere dicho cambio. Esto generó que, sobre todo la Justicia laboral de primera instancia, comenzara a hacer lugar a demandas de los asalariados que reclaman por la aplicación de esa norma.

Con el tiempo, muchas de esas medidas comenzaron a ser confirmadas por las cámaras laborales y las empresas tuvieron que delinear estrategias para enfrentar el nuevo escenario. 

Hace pocos días, la Corte de Buenos Aires hizo lugar al reclamo indemnizatorio de un dependiente que se consideró despedido porque le cambiaron el horario tras dos años, a pesar de que había firmado una cláusula en la que aceptaba su modificación ante las necesidades operativas de la compañía. Para los altos magistrados bonaerenses, el lapso prolongado de tiempo en el mismo turno había generado una expectativa de que lo iba a mantener, y esta nueva situación le provocaba un perjuicio en su vida familiar y social.

Mantenimiento del horario

La empresa decidió modificar el horario en el cual el empleado accionante se había desempeñado durante más de dos años (día por medio, de 18 a 10 horas), disponiendo que, a partir de entonces, pasara a trabajar todos los días de 21 a 5 horas, con franco los días lunes.

El dependiente se consideró despedido tras considerar que la modificación del horario le había provocado perjuicios materiales y morales, ya que debió cambiar el ritmo de vida personal y familiar de los últimos años. La empresa se defendió señalando que el cambio de horario no implicó una modificación de lo acordado entre las partes -ni, por tanto, un ejercicio del ius variandi- porque se pactó desde el inicio, como condición esencial del contrato, que la prestación de tareas del trabajador iba a estar sujeta a horarios variables. 

El juez de primera instancia sostuvo que la empleadora no acreditó la existencia de motivos funcionales que pudiesen justificar dicho cambio, sino que -por el contrario- había argumentado que la razón era evitar “roces” entre el empleado y sus compañeros de trabajo. No obstante, para el magistrado, esta situación carecía de razón ya que el dependiente se seguía superponiendo con el horario de aquéllos trabajadores con los cuales había discutido.

De esta manera, era justificado el autodespido, por lo que condenó a la firma a pagarle las indemnizaciones por despido y sustitutiva del preaviso, así como el mes de integración. Tras las apelaciones de la compañía, este caso terminó resuelto por la Suprema Corte bonaerense. Para los altos magistrados, habiendo quedado demostrado que el trabajador había cumplido la jornada de trabajo durante un extenso período de tiempo (más de dos años) anterior a la modificación, el horario adquirió en los hechos un carácter permanente, resultando por lo tanto inoponible al trabajador dicha estipulación prevista en el contrato.

“Si bien es cierto que se acreditó que en el contrato suscripto entre las partes se había incluido una cláusula que establecía la facultad del empleador de variar el horario, no lo es menos que  la invariabilidad del horario desempeñado por el actor durante un período prolongado de tiempo (en el caso, más de dos años) autoriza a interpretar que la jornada laboral (día por medio, de 18 a 10 horas) se había convertido en permanente, por lo que (…) sólo podía ser unilateralmente variada por el empleador respetando los límites que establece el artículo 66 de la Ley de Contrato de Trabajo”, destacaron.

“Aun cuando originalmente se hubiere pactado un horario variable, la reiteración en el tiempo, por un lapso considerable, de la jornada y el horario de trabajo implica para el dependiente la expectativa de mantenerlo“, remarcaron.

Luego agregaron que “el comportamiento objetivo de las partes (el desempeño de servicios en horarios fijos durante todo un año; en la especie, por más de dos años) crea la confianza en el trabajador de continuar en esa situación cuando no se han producido motivos que justifiquen el cambio”.

“Un ‘buen empleador’, según la expresión del artículo 63 de la Ley de Contrato de Trabajo, no puede ignorar que la reiteración de un comportamiento genera la convicción de su permanencia, por lo menos, en la medida que no se modifiquen otras circunstancias contractuales”, concluyeron los jueces.


Fallo completo


Fuentes: http://www.iprofesional.com
http://actualidadjuridica.com.ar

Etiquetas:, , , , , , , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Hacé click y conocenos…

The best bonus by bet365 Ελλάδα 100% for new user.

Full Joomla 3.0 Theme free theme.