• Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
    Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
  • Categorías

El trabajo gremial de la Unión Informática logra mejorar la situación de los empleados en muchas empresas. Un ejemplo más de esto se dio recientemente con un grupo de empleados de una de las empresas conveniadas que prestan servicios para la cuenta Cisco. Como participa la Unión en los procesos de mejora. Los resultados del trabajo gremial.

En MRM//McCann los empleados de la cuenta Cisco dieron un paso adelante y se sumaron a la Unión Informática.

En la cuenta, los empleados —incluyendo supervisores—, hallaban interminables las jornadas de trabajo debido a la sobrecarga de tareas, así como inexistentes los feriados no-laborables o los adicionales al sueldo por las mismas horas extras ya trabajadas.

Tomaron la decisión y se sumaron a la Unión. Después del contacto con el Centro de Atención al Afiliadoatencion@unioninformatica.org—, la gestión de los representantes de la organización gremial ante la empresa logró destrabar las distintas faltas que perjudicaban a este grupo.

El abordaje del caso

El exceso de la carga laboral generaba mal clima en el trabajo. Sumado a esto, fuertes exigencias en cuanto a rendimiento y responsabilidades por parte de líderes la cuenta en la casa matriz de MRM (en EE.UU.).

Se exigían la realización constante de trabajo fuera del horario laboral y pedidos para prestar tareas en días feriados.

empleados-informaticos-union-informatica-sumate

El trabajo gremial de la Unión Informática en las empresas: un caso de estudio. Una empresa entre las que aplican el Convenio Colectivo de Trabajo de la Unión es MRM. Puertas adentro, en el trabajo cotidiano, aún quedan cabos sueltos que ajustar: el caso de los empleados en la cuenta “Cisco”.

Inicialmente realizaron un reclamo por cuenta propia hacia la empresa en la búsqueda de dar solución a estas problemáticas, sin obtener resultados. En consecuencia, tomaron la decisión de acercarse a la Unión Informática.

Tomados los reclamos, se procedió a la afiliación de cada uno de los empleados y posteriormente a su alta, se comenzó el proceso de intervención del Sindicato en esta delicada situación.

Se analizaron las problemáticas y variables, así como también se solicitó una reunión con autoridades de Recursos Humanos en la empresa para llevar el caso. Una vez transmitido el asunto a las autoridades de la firma, quienes, con la supervisión del proceso por parte de un representante gremial de la Unión comenzaron con los cambios y reformas necesarias.

Después de las gestiones, los empleados afiliados en la cuenta Cisco reportaron la consecuente disminución de la presión y carga laboral, pudiendo trabajar de forma tranquila y adecuada, e incluso más ordenada.

Respondiendo a las líneas de trabajo trasmitidas por el Consejo Directivo, desde la Unión se está trabajando actualmente en otros temas pendientes de este nuevo grupo de afiliados. La correcta liquidación del adicional por idioma, categorización y seniority. La gestión de adicionales por liderazgo y de los 7 días extra de vacaciones“Semana UI”—.

Todo este proceso incluye un constante seguimiento y feedback por parte de los afiliados con la Unión, siendo que son consultados periódicamente para analizar la evolución de los cambios y mejoras.

Los planes de mejora y la participación del sindicato

Conocido internamente como “PIP” —por las siglas en inglés de Performance Improvement Plan—, este proceso es abierto por la empresa, cuando detecta bajas en los desempeños de algunos de sus empleados.

Anteriormente, el empleado que entraba en un “PIP” debía reunirse con recursos humanos mano a mano, a puertas cerradas y someterse al plan de mejora que ordenase la autoridad. Un plan podía durar podía durar hasta 3 meses.

Entre las varias gestiones realizadas por la dirección de la Unión Informática, ya en 2015 Christian García, Secretario Adjunto del gremio, solicitó incluir en los “PIP” la presencia de un representante designado por el Sindicato. Éste suma un contrapeso a la decisión empresaria, actuando como veedor y moderador, sumando así mayor transparencia y justicia en el proceso.

Desde entonces, ante cada nuevo “PIP” por el que deba pasar un empleado que requiere mejorar su desempeño, el departamento de recursos humanos da aviso a la organización gremial. De esta manera, el Sindicato participa y acompaña a los empleados afiliados que atraviesan estos planes, de una manera responsable y seria, para asegurar no sólo el éxito y la imparcialidad del proceso, sino el puesto de trabajo.

Además de este logro, y en respuesta a la línea de la Unión, en la misma reunión García hizo hincapié en que se comiencen a pagar las horas extras realizadas a los empleados, cosa que no sucedía en la empresa.

Por último, el reintegro por gastos de guardería requirió la gestión de autoridades de la Unión Informática. La empresa tomó como posición ante esto, el pago de los gasto pero en forma proporcional a la jornada laboral. Esto traería un perjuicio claro a muchos empleados. Tras la intervención de la Unión, la empresa reconoció lo indicado por el Convenio Colectivo de Trabajo, beneficiando a todos los afiliados de la Unión que tienen hijo en edad preescolar con el pago completo de este ítem.

La Unión Informática funciona y muestra resultados. Ante las consultas al Centro de Atención y la posterior afiliación de los empleados, comienzan las gestiones necesarias para las mejoras. Así con los empleados de la cuenta Cisco, como en otras gestiones de años anteriores, en esta empresa como en otras, los resultados están a la vista.

Tags:

También te puede interesar