bet365 UK

wordpress joomla template

salud-publica

Sobre el derecho a elegir libremente la obra social

Escrito por Unión Informática el . Posteado en Noticias, Páginas, Trabajo

Hay un derecho a la libre opción de la obra social, desde el momento cero de la relación laboral. ¿Cómo funcionan las obra sociales y cómo ejercer el derecho de elegir?


La elección de la obra social

En principio al trabajador le corresponde la obra social de la actividad que realiza la empresa. Pero desde el momento cero de la relación laboral, ya se puede optar por cambiar de obra social.

El Decreto 504/98 garantiza la libre elección de obra social para los beneficiarios del Sistema Nacional del Seguro de Salud. Esto implica que el trabajador que no esté conforme con la Obra Social que le es asignada obligatoriamente por la rama de la actividad en la que se desempeña, tiene el derecho a optar por otra.

Ya sea usando dinero del bolsillo, del aporte obligatorio del salario o la jubilación -o una combinación de ambas cosas- o de la contribución mensual del monotributo, la posibilidad de elegir qué plan de salud paga, enfrenta al desafío de saber qué cuestiones pueden tenerse en cuenta. Más aún, cuando las prepagas y sus programas aumentan considerablemente los precios de manera periódica, lo cual es particularmente prejudicial para los empleados con familias en un sistema como el argentino, en el que los contratos que pueden ofrecer las prepagas o cualquier entidad, son poco flexibles.

Este último punto marca un primer aspecto, que tiene que ver con los planes disponibles: la ley establece que todos deben contener, como mínimo, el Programa Médico Obligatorio (PMO) completo. No hay, entonces, posibilidad de optar por un plan parcial, que contemple algunas especialidades médicas.

healthcare-salud

La regla tiene tres excepciones: se pueden comprar planes sólo odontológicos o sólo de servicios de emergencias. Y se puede acceder a planes con sólo una parte del PMO, si la empresa vendedora trabaja en una única localidad y no tiene más de 5000 usuarios.

Todas las entidades que ofrecen planes de salud están controladas por el Estado. Las obras sociales, que forman parte del sistema de la seguridad social, reciben los aportes y las contribuciones salariales de empleados y empleadores. A cada asalariado se le descuenta el 3% de su sueldo y el empleador aporta otro 6 por ciento. A la obra social, finalmente, llega por lo general el 7,6%, porque una porción de los recursos va automáticamente a un fondo común que garantiza un ingreso mínimo per cápita a cada obra social y que cubre tratamientos costosos.

El destino de esos recursos puede ser decidido por el asalariado dentro de dos subsistemas: el de obras sociales sindicales y el de personal de dirección. Los listados de entidades habilitadas en cada segmento, y también los de las que aceptan a monotributistas, personal doméstico y jubilados, pueden consultarse en la página de la Superintendencia de Servicios de Salud.

Una práctica habitual en los últimos años es la de llevar esos aportes a planes de medicina prepaga, vendidos por empresas que tienen convenios con las obras sociales. Hay contratos corporativos, firmados por las empresas y hay opciones personales, ejercidas por el propio trabajador para derivar aportes (puede cambiar una vez por año). En este caso suele haber una diferencia entre el precio del contrato y el aporte, que se paga del bolsillo.

Ver fuentes:

Etiquetas:, , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Hacé click y conocenos…

The best bonus by bet365 Ελλάδα 100% for new user.

Full Joomla 3.0 Theme free theme.