• Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
    Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
  • Categorías

Hace poco más de un mes, con el nombramiento y avance de la Comisión Interna de Delegados, la actividad gremial se expandió hacia varios clientes donde la empresa presta servicios. Y las circunstancias lo ameritan: retraso salarial e incumplimiento de la legislación laboral entre otras. La tecnológica brasileña, lejos de estar a la altura de la circunstancias.


Stefanini: bajos salarios, aumentos irrisorios, desigualdad salarial, irregularidades en el pago de horas extras y nocturnas, entre otras causas que de no ser modificadas y acordadas con la Unión Informática son caldo de cultivo para el conflicto.

Stefanini: bajos salarios, aumentos irrisorios, desigualdad salarial, irregularidades en el pago de horas extras y nocturnas, entre otras causas que de no ser modificadas y acordadas con la Unión Informática son caldo de cultivo para el conflicto.

Como suele ir acompañado en la bío de cada empresa al momento del inicio de su sindicalización de la mano del nombramiento de delegados normalizadores, sobre Stefanini se ha dado a conocer su trama interna, algunos entretelones, y se ha destacado que era una de las compañías más importantes a incluir en el progresivo proceso de sindicalización del sector. La IT brasileña brinda servicios a empresas de la talla de Telefónica-Movistar, Phillip Morris, Iveco, CNH, Phoenix, GSK y Ford, entre muchas otras. Habida cuenta de las problemáticas internas, la movida gremial se inicio de la mano de Israel Emiliano Gaido, quien prestando servicios en la cuenta Phoenix, dió el primer paso para iniciar la organización de los informáticos de Stafanini. El desembarco de la Unión Informática en la empresa tuvo gran repercusión y una excelente recepción por parte de los empleados, tal es así que a los pocos días la comisión interna sumó una nueva delegada en la cuenta Telefónica-Movistar.

¿Qué pasa en Stefanini?

Como ya es de público conocimiento, 2014 fue un año de sostenida conflictividad para la Unión Informática en la que se logró, muchas veces por medio de huelgas y medidas de fuerza, establecer condiciones salariales y laborales tal y como a inicios de año se dió a conocer en la publicación ‘Unificando criterios’. Para aquel entonces, a tono con las marchas y contramarchas de los gremios “apagando el incendio inflacionario” a fuerza de paritarias, se siguió el lineamiento de 2013 en establecer una pauta salarial -hasta entonces inexistente-. Por tal motivo, se exigió un salario mínimo de $8.000, 35% de aumento, 21 días de vacaciones y la cobertura de gastos por guardería de hijos. Como progresión de lo que ya está establecido a nivel salario mínimo, 2015 es el año insignia del establecimiento de categorías. Pero mientras en varias empresas se avanza en la normalización de la actividad, Stefanini intenta aferrarse a una política de recursos humanos que no va más, que ya ha demostrado sus grietas y que, además, demostró con creces ser el puntapié de graves conflictos gremiales. En términos concretos, Stefanini se empeña en mantener salarios que están debajo del mínimo que se exigía en 2014, otorgar aumentos nominales de salario en base a la ya gastada estafa de las “evaluaciones de desempeño” que en definitiva no tienen un correlato con la inflación. A la par, horas extra, nocturnidades y adicionales no se remuneran según lo exigido por ley, cosa que nunca es casualidad. Por supuesto que también se incumple con el art. 81 de la LCT en lo referido a la igualdad de trato (igual remuneración por igual tarea).

Fuera de la cuestión salarial, el ridículo de las empresas informáticas en su mayoría van más allá de la ecuación costo-beneficio al anclar los costos salariales, y rozan lo inescrupulosamente innecesario, pero a la vez exponen la necesidad de organizarse sindicalmente y afiliarse: en el caso de la cuenta Telefónica-Movistar, Stefanini se negó a otorgar la cobertura médica que la empresa se ve obligada a extender a un recién nacido. Tras la presión de la Comisión Interna de Delegados presente en dicha cuenta se logró que Stefanini efectivice la cobertura médica para el recién nacido.

Sin ahondar más aún en la cuestión, dado que el análisis sobre la situación de muchas de las empresas donde la Unión Informática inicia su actividad gremial, el diagnóstico es el mismo, y Stefanini “está floja” en todos los aspectos.

Recientemente, en una publicación donde se expone el modus operandi de una empresa que hoy también vislumbra su sindicalización, Novatium, se repudiaba la forma de hacer negocios y la mediocridad de su dirigencia. Stefanini es una de las empresas que comparten esta línea. Mientras por un lado congela salarios, por otro lado toma ventaja de las facilidades estatales (y de su falta de control) para obtener incentivos en base a la Ley de Software. En forma reciente, Stefanini se mudó al distrito tecnológico en Parque Patricios en la Ciudad de Buenos Aires obteniendo de esta forma importantísimos beneficios fiscales que reducen aun más los costos empresariales.

Aquí, la conclusión es la misma: la clara evidencia de los acuerdos firmados en el último año y medio demuestran que la vía unímoda es la organización gremial. En el caso de Stefanini, al igual que en el ejemplo dado, Novatium, es preciso expandir esa organización gremial en los clientes principalmente, teniendo como horizonte el acuerdo salarial y de condiciones laborales, teniendo en cuenta que es imperativo no aceptar dádivas ni incrementos salariales pueriles que resulten un “paño frío” temporal para evitar la sindicalización pero, según ya la historia lo mostró hasta el hartazgo, sea “pan para hoy, hambre para mañana”, cosa de tener tiempo después el mismo foco de conflicto gremial.

Invitamos una vez más a todos los informáticos de Stefanini a seguir poniéndose en contacto con su vocalía y Comisión Interna a través de: stefanini@unioninformatica.com.ar

Tags:

  • Show Comments

Comments are closed.

You May Also Like

Bienvenida Capgemini a la Unión Informática

Capgemini es uno de los principales proveedores mundiales de servicios de consultoría, tecnología y ...

Nueva delegada normalizadora en Hewlett-Packard

El crecimiento de la Unión Informática dentro de las empresas continúa sin descanso, y ...

Softtek: violencia es mentir

La Unión Informática responde a las prácticas antisindicales de la empresa