• Publicaciones por fecha
    Marzo 2017
    L M X J V S D
       Feb    
     12345
    6789101112
    13141516171819
    20212223242526
    2728293031  
  • Categorías

Una nueva muestra de bestialidad por parte de la empresa dirigida por Damián Federico Méndez, máxima autoridad local de la IT brasileña: la patota de matones que atacó a los informáticos la semana pasada, volvió por más bajo instrucciones directas de la empresa. Stefanini IT pretende solucionar el conflicto por medio de la violencia.


Damián Federico Méndez: director de Stefanini IT Argentina. Principal responsable de la violencia ejercida contra sus propios empleados. La empresa contrató una patota de matones que durante la manifestación de hoy agredieron nuevamente a los informáticos. La huelga no solo continúa sino que ante la gravedad de los hechos, se profundizará.

Damián Federico Méndez: director de Stefanini IT Argentina. Principal responsable de la violencia ejercida contra sus propios empleados. La empresa contrató una patota de matones que durante la manifestación de hoy agredieron nuevamente a los informáticos. La huelga no solo continúa sino que ante la gravedad de los hechos, se profundizará.

Los informáticos nucleados en la Unión Informática que se desempeñan en la firma brasileña Stefanini IT, van ya por la segunda semana de huelga. No obstante la patota de matones enviada por la empresa y el estudio jurídico LKEC, los empleados informáticos y sus delegados, con el apoyo de todo el Sindicato, mantienen la moral aun más alta que al comienzo. Está a las claras para cualquier persona razonable, que en estos casos de enfrentamiento de intereses contrapuestos, el que toma decisiones desesperadas y violentas, es el que está en el lugar del error.

Un conflicto que se encontraba a una sola firma de resolverse, tomó un giro inesperado: tras la negativa de Stefanini IT de concretar la firma del Convenio de la Unión Informática, hoy la huelga en Stefanini IT está lejos de resolverse. Agravado aún más el panorama por las patotas y los aprietes, los informáticos optaron por no bajar los brazos.

La huelga y manifestación no se limitaron sólo a la sede central de la empresa, sita en la calle Lavardén 157 del barrio porteño de Parque Patricios – donde se apersonaron los matones de la empresa –. Los informáticos se trasladaron también a las locaciones de los clientes de Stefanini IT, tanto en la Capital Federal, como en las zonas norte y sur del Área Metropolitana, demostrando una enorme capacidad de despliegue y organización.

La gran mayoría de los empleados de Stefanini IT se desempeñan en los clientes. Las tareas que realizan son variadas dentro del campo de la informática: desde servicios IT, call center, soporte técnico e incluso administrativos. La huelga en estos lugares tuvo un buen acatamiento. “En Ford, del personal de Stefanini que hace soporte técnico, no quedó nadie” comentó un empleado. Una situación similar sucedió en los laboratorios Phoenix y GSK, al igual que en otros.

Entre los clientes de la empresa se encuentran empresas y fábricas ubicadas en la periferia de la Capital, como ser la planta de Ford en General Pacheco o la Cervecería Quilmes, en la localidad homónima de la zona sur del conurbano. Por el grueso de los clientes de la firma IT brasileña en el Área Metropolitana, donde trabajan los informáticos afiliados a la Unión Informática, se realizaron manifestaciones para que se haga visible (y acaso, audible) el reclamo de los empleados de Stefanini IT. Desde la mencionada planta de Ford en Pacheco, a la fábrica de CNH Industrial en Garín, pasando por las oficinas de Telefónica y Massalin Particulares en el centro de Buenos Aires, hasta la fábrica de cervezas ubicada en la calle 12 de Octubre de la localidad de Quilmes.

Manotazos de ahogado

Cuando se terminaba aquel fatídico martes 1ro. de septiembre, en que la patota de 30 matones que apareció por Lavardén 157, comenzaron a sonar los teléfonos de muchos de los empleados. Después de los aprietes físicos de los matones de Stefanini IT, empezaron los aprietes telefónicos. Supervisores y otros miembros del staff jerárquico de la empresa se comunicaron con los afiliados huelguistas, pero sin mejor suerte en la disuasión que los patoteros. “Esto sigue hasta las últimas consecuencias” confirmó otro de los afiliados informáticos.

Según informó el Delegado de Unión Informática en Stefanini IT, Israel Gaído, “El mismo viernes en que la empresa se va para atrás con la firma del Convenio Colectivo de la Unión Informática, tomaron la decisión de pasar a todos los empleados que estamos fuera de convenio – la gran mayoría – a un convenio ajeno, que nada tiene que ver con nuestra actividad y que no contempla en absoluto las necesidades de los informáticos.” afirmó, y agregó que “esto atenta contra nuestra libertad sindical y nuestro derecho como trabajadores de decidir que Sindicato nos representa, y ese es la Unión Informática”. El delegado comentó también que el reclamo por los empleados fuera de convenio no es nuevo, y que viene de larga data: “En la empresa siempre se hicieron los distraídos con este tema”.

Gerardo Anibal Lucas: gerente comercial de Stefanini IT Argentina. Ninguneó durante años a los empleados y sus reclamos por condiciones laborales dignas. Como era previsible el conflicto estalló y se prevé que será intenso y duradero.

Gerardo Anibal Lucas: gerente comercial de Stefanini IT Argentina. Ninguneó durante años a los empleados y sus reclamos por condiciones laborales dignas. Como era previsible el conflicto estalló y se prevé que será intenso y duradero.

Uno de los indicados por los informáticos como responsable de estas condiciones de precariedad laboral es Gerardo Aníbal Lucas. Gerardo Lucas es el Gerente Comercial de la empresa, y es – ni más ni menos – el responsable de las principales cuentas de la empresas. Los informáticos de Stefanini IT, que trabajan on-site en numerosos clientes, reclamaron muchas veces y durante años por mejoras en las condiciones laborales y salariales. A estos reclamos directos, Lucas hacía oídos sordos o no les daba lugar. La situación está cambiando ahora, en que la Unión Informática se encuentra apoyando la huelga de los informáticos en Stefanini IT, y que se busca la firma del Convenio de Trabajo, como ya se está haciendo en otras empresas.

Otro de los personajes con responsabilidad en esta historia es Damián Federico Mendez, director general de Stefanini IT en Argentina. Mendez es señalado como el principal opositor a la sindicalización de los informáticos en la empresa, y como quien tiene la decisión última sobre lo que se hace en la filial local de la firma brasileña. Según los propios informáticos de Stefanini IT, Mendez, es un ferviente antisindical, y como autoridad máxima de la empresa en nuestro país también es responsable de las patotas que amedrentaron a los empleados, sus delegados y, en particular, al vocal Mauro García. No obstante los intentos de diálogo y las instancias de negociación entre Stefanini IT y la Unión Informática, Mendez sigue sin dar la cara.

El momento de mayor violencia de la huelga en Stefanini IT se vivió hoy martes 8 de spetimebre. Una vez más, la patota de matones que había estando merodeando la empresa para amedrentar a los empleados informáticos, volvió para el enfrentamiento directo. Sin mediar palabra alguna, arribaron a Lavardén 157 y procedieron a golpear a los informáticos que se manifestaban de forma pacífica. Por lo menos cuatro de los empleados de la propia empresa fueron agredidos físicamente por la patota del Sr. Damián Mendez.

La bajeza y falta de códigos con que Stefanini IT está intentando diluir el conflicto son inusitadas. No sólo la negativa al diálogo con el Sindicato que representa a sus empleados, sino que llegar al punto de agredir físicamente a los trabajadores, demuestra de qué madera están hechos.

Al momento de cerrar este artículo, el vocal de Unión Informática Mauro García se encuentra declarando en la comisaría de la Comuna 4, Policía Metropolitana de la Ciudad de Buenos Aires, ubicada en la calle Zavaleta 425. Así como también se encuentran demorados varios de los matones amigos del Sr. Mendez.

Coffee break

El día lunes 7 de septiembre, a una semana de iniciada la huelga, las persianas de la sede principal amanecieron y permanecieron cerradas. Y otra empresa del Polo Tecnológico de la Ciudad de Buenos Aires amanecía con el ruido intenso de los bombos. No obstante, y mientras los informáticos se manifestaban, a escasos 50 metros, los directivos y personal superior (y no tanto) de la empresa desayunaban mansamente en el bar de la esquina de Lavardén y Uspallata.

El ruido de la huelga informática, lejos de amenizar la mañana, no debe haber facilitado la digestión de las medialunas o algún tostado de los que disfrutaban estos otros también empleados informáticos de Stefanini IT. Entre los presentes en el desayuno, estaba Lionel Fernández, Service Delivery Manager de Stefanini IT en Argentina. Tampoco de los otros empleados igualmente informáticos que pasaron por la vereda impar de Lavardén, saludando con los pulgares arriba – en un gesto de cinismo pocas veces visto – a los informáticos que reclamaban por mejoras salariales y laborales para todos los empleados de la empresa.

Los manotazos de ahogado, la mentira y la violencia de la empresa expresan un notable nerviosismo por parte de sus directivos, y una garrafal incapacidad para dirimir estas cuestiones. En la vereda de enfrente, es notable la calma con que el Sindicato y los afiliados mantienen la huelga. “Esto sigue hasta las últimas consecuencias”, había sentenciado uno de los afiliados. A la violencia y al cinismo de Stefanini IT, sólo habrá por respuesta razonamiento y la firme convicción de que tarde o temprano – como la ley lo indica -, tendrán que sentarse a negociar con la Unión Informática.


Para contactarte con la comisión interna de Unión Informática en Stefanini IT, escribinos a stefanini@unioninformatica.com.ar


Tags:

You May Also Like

Hewlett Packard: extrema sus medidas de precarización laboral

La multinacional IT Hewlett-Packard ha anunciado, para concretar en 2015, un ambicioso plan de ...

NCR Argentina: detalles de una huelga anunciada

El conflicto en NCR Argentina se transformó en estos últimos días en el nuevo ...