bet365 UK

wordpress joomla template

UI logo

Trabajadores informáticos van por la sindicalización

Escrito por Unión Informática el . Posteado en Delegación Rosario, Interior, Páginas, Prensa, UI en los medios

Los representates gremiales de una nueva asociación buscan que se respeten derechos laborales, los salarios básicos de convenio y la libertad de agremiación.

Nota en diario “La Capital” de Rosario

Con el despido de un delegado —que como trabajador nunca había sido objetado en sus tareas— los empleados del sector informático de Rosario comenzaron a foguearse en la pelea gremial. Entendieron que a la suma de demandas por salarios y condiciones laborales, también se le debía incorporar la pelea frente a la persecución sindical y así comenzaron a darle forma a la consolidación de la delegación rosarina de la Unión Informática(UI), una asociación que ya funciona en Buenos Aires desde el año 2011 y tiene representación en las principales compañías del rubro.

En Rosario. Los delegados de la UI buscan concientizar a los trabajadores.

   Aunque al analizar el mercado laboral las empresas del sector informático argumentan que la mano de obra calificada en ese rubro es escasa y la alta demanda encarece la contratación de recursos humanos, los trabajadores plantean un panorama totalmente distinto. “Sí, somos muy demandados pero también muy mal pagos, esa es la realidad”, aseveró Natalia Martínez, delegada regional de la UI en Rosario, quien se desempeña en la firma Accenture.

   La dirigente señaló que “hay empresas que directamente no pagan horas extras, un derecho básico contemplado en la ley de contrato de trabajo y otras grandes siembran mucho miedo entre sus trabajadores”. Explicaron al respecto que muchas compañías pagan salarios por debajo del básico de convenio y para evitar que los empleados se sindicalicen les prometen subas. “Hay compañías de sistemas que estaban pagando hasta hace poco 3.000 pesos de sueldo y para frenar la participación sindical les decían a sus trabajadores que no se afilen y a cambio les aumentaban el sueldo un 100 por ciento y terminaban pagándoles 6.000 pesos, cuando el básico actual es de 8.000. Es todo un gran engaño”, graficó claramente Alenca Petrich, delegada normalizadora por la UI en la empresa Neuralsoft y secretaria de legales de la UI local.

una Verdad a medias. Tanto Martínez como Petrich coincidieron en que la alta rotación de los trabajadores en el sector, algo que habitualmente argumentan como una característica negativa los empresarios, es fruto justamente de este proceso de flexibilización. “La gente cambia de trabajo por una mejora económica, si todas las empresas respetaran los convenios, no se rotaría tanto”, dijeron y explicaron que muchas compañías buscan trabajadores y habilitan a a los empleados a desempeñarse sin títulos, pero luego esto opera como un techo salarial. “La gran mayoría de los trabajadores en este sector hizo una carrera universitaria o terciaria y muchos no la terminan por la gran cantidad de trabajo que hay, pero eso a su vez, los descalifica porque los empresarios les dicen que como no tienen título no les pagan más”, señalaron.

Una lenta construcción. La tarea de este grupo de trabajadores para consolidar un sindicato local en un sector altamente desregulado y con escasa pertenencia gremial tiene los vaivenes y las desilusiones propias de toda construcción política, pero también está apoyada en la convicción de que la actividad debe tener un margo legal que defienda los derechos de quienes se desempeñan en la actividad y que hasta ahora no llegaban a ejercer, reclamar y en algunos casos ni siquiera conocer sus derechos laborales.

   En principio desde la UI delegación Rosario se están nombrando delegados normalizadores en las principales empresas grandes de la actividad para luego llamar a elecciones. A la hora de la negociación sindical propiamente dicha “por el momento hacemos convenios por empresas, tratando de que se regularicen situaciones como básicos salariales, pagos de títulos, horas extras, es decier, fijar parámetros para mejores condiciones de trabajo”, agregó Martínez.

   La idea de máxima, como también lo tiene la UI a nivel nacional, es lograr luego de la inscripción gremial (que ya la tienen) lograr la personería gremial y poder así establecer un convenio colectivo.
  “Lo fundamental es normalizar y regularizar la situación para que una persona que recién comienza a trabajar tenga un básico de convenio en cualquier empresa que ingrese, que cobre el título y las horas extras”, indicó Rubén González, delegado normalizador en Neuralsoft y secretario adjunto de la UI Rosario.

   La UI agrupa a los trabajadores en relación de dependencia en el ámbito privado que cumplen tareas vinculadas a la informática, como el análisis de sistemas, computación, procesamiento de datos, configuración y/o administración de redes, programación, asesoramiento, servicios y desarrollo en materia de software, fabricación de componentes y accesorios para el sector.

   Pese a eso, Jerónimo Costa, secretario gremial de la UI Rosario y también empleado de Neuralsoft, explicó que a nivel local hasta hace poco “el 80% de los empleados informáticos estaban encuadrados en el gremio de Empleados de Comercio, lo cual a simple vista y desde el sentido común queda claro que nada tiene que ver con lo que hacemos”.

   El delegado también explicó que en la ciudad hay otras organizaciones que buscaron encarar el tema laboral pero que no los representaba debido a que se trataba de asociaciones de profesionales que priorizaban el diálogo con los directivos de las empresas al contacto directo con los trabajadores.

En Rosario. Actualmente la UI nombró delegados en Rosario en las empresas Accenture, Neoris, Globant, Neuralsoft, entre las más grandes del rubro pero también en otras más chicas como Tec Point. Los delegados de UI explicaron que en general en las empresas de menor tamaño es donde “menos inconvenientes tienen” a la hora de realizar planteos gremiales. “Las pymes son generalmente firmas que nacen de gente que trabajó en el rubro, que estuvo en nuestro lugar y comprenden la situación, incluso les resuelve ordenarse y el tener un determinado monto de ingreso”, señalaron.

   Por caso “estamos a punto de firmar un convenio con una empresa de Rosario que pasa de ser unipersonal a tener tres trabajadores”, relató Martínez.

   Petrich explicó que en los acuerdos con las empresas se reclaman tres cuestiones básicas como un 35% de aumento anual, 21 días de vacaciones para los primeros cinco años de antigüedad y un básico de 8.000 pesos.

   González explicó que actualmente la delegación local de la UI tiene unos 100 trabajadores en proceso de afiliación sobre un universo estimado de 2.000 personas desempeñándose en el rubro en empresas grandes. Justamente, señaló que el temor a las represalias y el miedo impuesto por muchas empresas es uno de los principales obstáculos a sortear. “La idea no es ir contra las empresas, sino hacer conocer los derechos a los trabajadores, necesitamos empresas que funcionen, pero que también cumplan con lo que corresponde”, resumió Costa.

Etiquetas:, , , , , ,

"Trackback" Enlace desde tu web.

Hacé click y conocenos…

The best bonus by bet365 Ελλάδα 100% for new user.

Full Joomla 3.0 Theme free theme.