• Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
    Sindicato de Trabajadores Informáticos de la República Argentina
  • Categorías

Unisys continúa su reducción. Una vez perdido su principal negocio en el país, el que mantenía con el banco HSBC los directivos buscan radicar la empresa en nuevas oficinas donde no sobre tanto espacio, así como también sumar nuevos clientes con que sostener su presencia en el país. En esta nota, la actualidad de lo que viven a diario quienes allí trabajan.


Sin un comunicado oficial por parte de las autoridades de Unisys Argentina, por los pasillos de la empresa y por la red de empleados dispersos en las distintas cuentas, el rumor de la mudanza circula como un hecho consumado.

La actividad gremial de la Unión Informática en Unisys dejó como resultado una suba impensada de los salarios básicos y el fin de la política de congelamiento. Tras la pérdida de su principal cliente, el banco HSBC la empresa se contrajo y planea abandonar sus oficinas de la Av. Paseo Colón para mudarse a la zona de Puerto Madero. Un repaso por la actualidad de lo que viven a diario los empleados de esta compañía.

La actividad gremial de la Unión Informática en Unisys dejó como resultado una suba impensada de los salarios básicos y el fin de la política de congelamiento. Tras la pérdida de su principal cliente, el banco HSBC la empresa se contrajo y planea abandonar sus oficinas de la Av. Paseo Colón para mudarse a la zona de Puerto Madero. Un repaso por la actualidad de lo que viven a diario los empleados de esta compañía.

Es que tras las huelgas y protestas que protagonizaron los empleados informáticos de Unisys en 2014, el fin anticipado del contrato con el banco británico HSBC —decisión precipitada por la situación laboral en la empresa— dejó a la consultora tecnológica estadounidense con un gran vacío en cuestiones de negocios.

Las oficinas que aún ocupa Unisys en la Av. Paseo Colón 505 del bajo porteño le quedaron grandes, y en búsqueda de algo más austero la filial local de la empresa estaría mudándose a Puerto Madero, a un lugar aún a confirmar. Aproximadamente una treintena de gerentes, managers de toda índole y personal administrativo es lo que quedó en la sede central de Unisys en la Capital Federal.

Según fuentes consultadas, el número de empleados “desvinculados” de la empresa tras el fin del contrato con HSBC fue de entre 60 y 70. Particularmente notable es el lugar vacío que dejó Martín Ymaz, ex Vicepresidente y otrora apoderado de Unisys Sudamericana S.R.L., tras ser despedido de la compañía. Por otra parte, en ese momento la Unión Informática tomó intervención para proteger los puestos de trabajo de los empleados afiliados logrando que gran parte de ellos fueran absorbidos por la consultora que se hizo cargo del servicio (Sonda IT) y otros fueran reubicados en otras cuentas y clientes.

Actualmente, los vendedores de Unisys se encuentran a la búsqueda de clientes que quieran hacer negocios con la empresa. Según parece los efectos colaterales del enfrentamiento con la Unión Informática dejaron en una mala posición a la multinacional.

Malestar entre los empleados

La falta de definiciones concretas por parte de la compañía genera un lógico malestar entre los empleados. Particularmente entre aquellos que cuentan con más años de antigüedad y que han participado en las medidas gremiales de 2014. Si bien gran parte de ellos han sido reubicados en distintos clientes que mantiene la empresa —Unilever, GE, Dell, Microsoft, Ford— y cuentan con trabajo estable, la incertidumbre ante el futuro y los salarios que quedaron relegados son motivo de preocupación y malestar. Pero no de desesperación

Los empleados cuentan con la experiencia de la organización gremial en la Unión Informática, gracias a lo cual —tras las medidas gremiales— se obtuvieron importantísimas mejoras salariales y un acuerdo que incluyó la obligación de la empresa de actualizar salarios según la inflación de precios en la economía local.

No obstante las actualizaciones, los salarios atrasados vuelven a ser un problema para los empleados de Unisys. “Con las actualizaciones ya no alcanza; ya no es una cuestión ‘cuantitativa'” declaró un empleado afiliado, “necesitamos subir los mínimos y las escalas salariales, también que se apliquen los adicionales que plantea el Convenio de la Unión. Eso mejoraría cualitativamente los salarios” informó este empleado que tiene más de cinco años de antigüedad.

En este escenario incierto en que la empresa se mueve a tientas, los empleados informáticos fueron a un terreno seguro: la organización gremial. En los últimos meses más empleados se acercaron a la Unión Informática en Unisys para organizarse y reclamar de forma colectiva mejoras laborales y certezas a la empresa.


Tags:

También te puede interesar

Atos: condiciones edilicias como reflejo de las laborales

Desde instalaciones de cables sumamente desprolijas, hasta falta de aire acondicionado (salvo para la ...

Actualidad de Oracle Argentina: los aumentos salariales de enero

El trabajo gremial de la Unión Informática en Oracle cumple su cuarto año. Desde ...