24 DE MARZO: MEMORIA, VERDAD Y JUSTICIA

Rememoramos el desastre de la dictadura militar: 30.000 personas fueron secuestradas, torturadas y asesinadas para realizar políticas económicas en beneficio de unos pocos. Más de la mitad de los desaparecidos eran trabajadores. El caso de Pedro Luis Nadal García, nieto recuperado y empleado informático.

El último golpe cívico-militar consistió en la imposición del terrorismo de estado, la constante violación de los derechos humanos, la desaparición, tortura y asesinato de miles de personas, el robo sistemático de recién nacidos y otros crímenes de intensa violencia y lesa humanidad como medios para imponer políticas económicas inaceptables para la gran mayoría de los argentinos y en perjuicio de los intereses propios de la nación.

DESTRUIR EL SINDICALISMO

Dados sus objetivos finales en el aspecto económico, el terrorismo de estado se efectuó principalmente sobre aquellos que con su accionar pudieran impedir que se realizara el plan económico preparado por los grandes grupos económicos nacionales y transnacionales, representados todos en la figura del Ministro de Economía de la dictadura, José Alfredo Martinez de Hoz.

Disuelta por la fuerza la Confederación General del Trabajo y muchos de sus militantes secuestrados, torturados y asesinados, junto a miles de empleados de diversas empresas, quienes interesadas en destruir el movimiento sindical para lograr así aún mas ganancias colaboraron brindando su apoyo al gobierno de facto.

LOS EFECTOS ECONÓMICOS DE LA DICTADURA

La dictadura cívico-militar dejó severas secuelas: El salario real (lo que pueden comprar) de los asalariados nunca más ha vuelto a recuperarse desde entonces; se cerraron infinidad de ramales ferroviarios; se originó la actual deuda externa, cuyos intereses son pagados al día de hoy; se nacionalizaron las deudas privadas de las empresas nacionales y transnacionales: ahora todos los argentinos debemos por unos pocos que se enriquecieron; aumentó drásticamente la pobreza producto de la desastrosa politica económica, se desindustrializó el país.

PEDRO LUIS NADAL GARCÍA, EMPLEADO DE IBM ARGENTINA, NIETO RECUPERADO POR ABUELAS,  Y MIEMBRO DE LA UNIÓN INFORMÁTICA

La apropiación ilegal y sistemática de bebés tiene en la comunidad informática al menos un miembro reconocido, como es el caso de Pedro Luis Nadal García, quien recién supo quién era su verdadero padre a los 29 años.

Siendo empleado de IBM Argentina S.A. y conocido por sus compañeros como Luis Alberto Ferián, fue hallado por las Abuelas de Plaza de Mayo a través de quienes recuperó su verdadera identidad (siendo el nieto 79 recuperado por las Abuelas quines llevan mas de 100) y eligió cambiar su nombre por el que le habían dado sus verdaderos padres, quienes habían sido secuestrados: Pedro Luis Nadal García.

Pedro se reencontró con su padre y su hermano a los 29 años, el 29 Octubre de 2004. Su madre Hilda Magdalena García, secuestrada junto con él en Marzo de 1976, aún continúa desaparecida.

Desde la Unión Informática invitamos a todos aquellos que quieran participar en la manifestación a reunirse con nosotros el sábado 24 a las 18 horas en Av. 9 de Julio y Alsina.

 

Tags:

Abrir chat
¡Hola! ¿Como estás? Hacenos tu consulta para afiliarte, salarios, y beneficios por Whatsapp de lunes a viernes de 9 a 18!