Que la fundación de la Confederación General del Trabajo se haya dado un 27 de Septiembre de 1930 no tiene que ser sólo una anécdota. De poco nos sirve hoy a los trabajadores quedarnos sólo con la efeméride del día de la CGT, del ya trillado cliché de historia de “un día como hoy pero de 1930 …”

    Artículo de opinión – por Federico Solla – Secretaría de Comunicación

    ¿Qué pasaba en 1930 que se fundó la primera Central Obrera de la Argentina? En aquellos años el mundo atravesaba la primera gran crisis financiera y económica global, la que se desató en 1929 en Wall Street, y que impactó fuertemente en nuestro país, con todas las de unaa crisis económica mundial: recesión, despidos, etc.
    Pero una central obrera, si bien el contexto ayuda, no se funda de un día para el otro y porque si. Para entender el por qué tenemos que empezar desde un poco antes.

    Ya desde fines del siglo XIX y particularmente después de la Primera Guerra Mundial, en la Argentina se venían dando cambios sociales profundos: la población aumentaba sustancialmente gracias a la inmigración de países europeos. Los barcos no sólo trajeron italianos, españoles, polacos, alemanes, rusos, serbios y portugueses, que venían a trabajar en los talleres, fábricas, frigoríficos, comercios y campos argentinos, sino que también trajeron en su equipaje sus ideas y tradiciones: el socialismo, el anarquismo y el comunismo, la idea de organización, fraternidad y solidaridad entre iguales.

    Poco tenía Buenos Aires y las grandes ciudades (Rosario, Córdoba) y el campo de tierra soñada para aquellos que venían a “hacerse la América”. Condiciones de vivienda pésimas e insalubres trajeron aparejadas enfermedades que se expandieron rápidamente ayudadas por las situación de hacinamiento en que se vivía. Peores eran las condiciones de trabajo: jornadas de hasta 14 horas de Lunes a Sábado para hombres, mujeres y niños, salarios magros que para poco alcanzaban y nada de seguro social, ni ART, ni indemnizaciones, ni paritarias, ni sindicato. Nada. ¿Participación en la política y en la toma de decisiones? Menos. Los que habían optado por la vida en el campo no la pasaban mejor.
    Los inmigrantes se organizaban en sociedades de fomento barriales donde los que ya estaban asentados recibían a los recién llegados, y en sindicatos y gremios según sus oficios (panaderos, carpinteros, de talleres gráficos, etc) donde defendían sus derechos como trabajadores. En estos lugares proliferaban y se radicalizaban las ideas que habían traído de su tierra natal y se mezclaban y fundían con las expreriencias de todos los trabajadores en las ciudades, talleres, fábricas y comercios.

    Las pésimas condiciones de vida y trabajo chocaron rápidamente con las ideas y los reclamos de los trabajadores, la conflictividad social no se hizo esperar. Grandes huelgas y maifestaciones hacían escuchar los reclamos por condiciones de trabajo, salarios y vivienda dignos y justos. A lo largo de todos estos años el flamante Movimiento Obrero argentino era un hecho: sindicatos fuertes como La Fraternidad (ferroviarios) o Gráficos ya tenían gran capacidad de movilización, y los reclamos eran fuertes y claros, y las huegas y movilizaciones era cada vez mayores. Como afirma el actual secretario general de la CGT: “había peronismo antes de Perón”.

    A lo largo de esos años, hasta Septiembre de 1930, se sucedieron grandes hitos en la historia del Movimiento Obrero Argnentino, que si bien aislados y muchas veces atomizados, apuntalaron y confluyeron en la unificación y la fundación en la CGT: la fundación de la Federación Obrera Argentina (FOA) en 1901, la elección de Alfredo Palacios como primer diputado socialista en 1905, el levantamiento armado de la Revolución del Parque, la huelga de inquilimos en los conventillos de buenos aires en 1907, el asesinato del Cnel. Ramón Falcón por el anarquista Simón Radowsky, la primera Huelga General en 1910, en 1912 la primera huelga agraria en Santa Fe, los ferroviarios consguen la Ley de Jubilaciones para sus trabajadores, la huelga en los talleres Vasena en Pompeya deriva en la Semana Trágica, una huelga en las estancias patagónicas termina con más de 50 trabajadores fusilados (Patagonia Revelde).

    El 27 de Septiembre de 1930, en plena crisis económica mundial, entre socialistas y anarquistas, entre tanos, gallegos y criollos, entre ferroviarios, empleados de comercio y gráficos, en Buenos Aires, se funda la CGT.

    También te puede interesar..