Accenture en Argentina emplea a 7600 personas quienes trabajan distribuidas entre los 4 sites de Buenos Aires, 1 en la Ciudad de Rosario y también directamente en los clientes. La actualidad laboral se dirime entre una política empresaria que apuesta a otorgar distintos y variados beneficios a sus empleados y aumentos salariales que “estuvieron muy por debajo de las expectativas” según expresaron informáticos de la firma al ser entrevistados. En esta nota, un repaso por el día a día de los empleados de Accenture.


Accenture es una de las principales empresas en el mercado local y a nivel internacional. Sólo en la Argentina, cuentan con 7600 empleados, y planean sumar 600 más cuando inauguren el edificio propio en el Distrito Tecnológico de Parque Patricios. No obstante el peso de Accenture y la posición de la empresa, a los salarios de los empleados informáticos no se aplican actualizaciones ni adicionales alcancen a preservar el poder adquisitivo o mejorarlos cualitativamente. La política de la empresa apeló a una batería de "beneficios" para conformar a los empleados.

Accenture es una de las principales empresas en el mercado local y a nivel internacional. Sólo en la Argentina, cuentan con 7600 empleados, y planean sumar 600 más cuando inauguren el edificio propio en el Distritto Tecnológico de Parque Patricios. No obstante el peso de Accenture y la posición de la empresa, a los salarios de los empleados informáticos no se le aplican las suficientes actualizaciones ni adicionales que alcancen a preservar el poder adquisitivo o mejorarlos cualitativamente. La política de la empresa apeló a una batería de “beneficios” para conformar a los empleados.

En el mes de marzo y reunidos con el Presidente de la Nación, directivos de Accenture Argentina (Sergio Kaufman, Gianfranco Casati y Gastón Podestá) le anunciaron al mandatario, un plan que consistiría en construir en pleno Distrito Tecnológico de la Ciudad de Buenos Aires un nuevo edificio de 12.000 mts. cuadrados que albergaría a 4000 empleados junto con la potencial creación de 600 nuevos puestos de trabajo.

Dos meses más tarde de los anuncios, y en medio de un contexto económico regresivo signado por la inflación y el llamado “tarifazo” en los servicios públicos, los empleados recibían un 15% de ajuste en sus haberes, noticia que no fue bien recibida y que lejos estuvo de alcanzar las expectativas por una recuperación y mejora del poder adquisitivo de sus salarios.

Como forma de “suplir” las falencias de la política salarial que acarrean buena parte de los empleados de la compañía, Accenture implementó el pago de un “bono de permanencia”. El bono corresponde a un adicional de la cuarta parte del sueldo dividido en dos cuotas, la 1ra. en el mes de marzo y la 2da. que anunciada para septiembre, fue adelantada a mayo.

Para septiembre se pagaría el saldo de este bono teniendo en cuenta la diferencia surgida por el incremento del 15% en los haberes. Este “plus” tiene carácter no remunerativo, es decir, queda desafectado de las cargas sociales y del cálculo de la indemnización por despido. Además como su nombre lo indica, solo lo cobran aquellos empleados que “permanecen” en la empresa en el momento del pago.

Accenture y su apuesta por los “beneficios”

En diálogo con varios empleados de la compañía, algunos destacaron como característica una intensa política de brindar “beneficios” como forma de crear interés por permanecer en la empresa y como paliativo a insuficientes aumentos y actualizaciones en los sueldos. Entre estos beneficios, ponderan el otorgamiento de un día de ‘homeworking’ a la semana a partir del primer año en la firma y 2 días luego del segundo año; la implementación de una “tarjeta” con $100 diarios de crédito para que los empleados almuercen en una red de lugares adheridos a este sistema, la extensión de las licencias por maternidad y paternidad, e importantes descuentos en gimnasios para realizar actividades deportivas. La capacitación y formación del personal también está entre las prioridades de la empresa.

Si bien muchos empleados evaluaron como positivos estos beneficios, también destacaron algunos pormenores de estas políticas de Accenture. Por el caso, los Ticket Canasta en su versión electrónica — la Restaurant Card—, contemplan $100 por día entre las 12:00 y 15:00 hs. para el almuerzo, sólo en los comercios adheridos al sistema, locales que suelen ser más caros que otros donde el servicio no está disponible. Incluso mencionaron que dado que 2 veces por semana el trabajo se realiza desde el hogar, “el beneficio termina reducido a la mitad de lo que se dice.”

Uno de los fuertes puntos donde la empresa hace foco es en la capacitación de los empleados. Constantemente el personal debe realizar cursos y capacitaciones. A medida que un empleado avanza en su carrera y conocimientos, el sistema implementado en la empresa, le exige seguir formando a los empleados más nuevos y con menor experiencia. Desde la empresa se sigue de forma rigurosa qué cursos realiza cada empleado, no obstante, si bien no se pagan extras por certificar, también hay facilidades y descuentos.

Actualmente Accenture se encuentra centrando esfuerzos en capacitar al personal en materia de seguridad, nuevas tecnologías y cultivar los valores que impulsa la empresa. Particularmente el programa “New IT” está centrado en entrenamientos generales no siempre de perfil técnico, siendo que se busca preparar a los empleados en las nuevas formas de hacer negocios, así como en lo relativo a cloud, desarrollo, testeo ágil, aplicaciones de teléfonos, y seguridad.

No obstante las capacitaciones y los beneficios, según los propios empleados, estos no se ven reflejados en mejoras cualitativas en los salarios o las posibilidades de carrera en la empresa. A los bajos aumentos (15% en dos partes para todo el año), se suma la falta de adicionales, como lo es por caso el adicional por idioma (contemplado en el Convenio Colectivo de la Unión Informática). La empresa no paga al empleado por el uso del idioma inglés, siendo que es un requisito fundamental para llevar a cabo tareas en el establecimiento. También está el problema de los tickets, que si bien fueron bien recibidos, no dejan de ser un beneficio que no repercute en el salario, siendo que ese dinero sólo puede ser usado para almuerzos en los establecimientos adheridos a la promoción. Por otro lado, la compañía si paga un plus por presentismo que fue también valorado de forma positiva por los empleados consultados.

Por otra parte, si bien desde la empresa se anunció la eliminación de las evaluaciones de desempeño, Accenture emplea el sistema my performance. En el mismo los empleados completan los objetivos para el año al comenzar el período fiscal, y según la teoría, tomarían “el control de la carrera en la empresa”. A pesar de este intento de planificación anual y sin evaluación de desempeño de por medio, según confesaron los propios empleados, actualmente hay proyectos cortos —”de 4 ó 5 meses”— en que no se generan avances significativos, y no obstante la función de mentor que cumplen algunos supervisores, los ascensos y promociones se mantienen congelados en Accenture.

Acercate a la Unión Informática en Accenture. Podés comunicarte escribiendo a contacto@unioninformatica.com.ar o al 0810-345-1073 de lunes a viernes de 9:00 a 18:00 hs.


La importancia de “ser parte”: conocé los beneficios del Convenio Colectivo de Trabajo de la Unión.

Al igual que en las empresas en que ya está rigiendo el Convenio de Trabajo de la Unión Informática, y con las cuales existe una relación de respeto y madurez, la única forma de conseguir un cambio y mejora en las condiciones laborales es por medio de la organización y la afiliación. No es una fórmula mágica, pero mientras más informáticos se comprometan en cada una de las empresas en que trabajan, más fácil será acceder a los beneficios de trabajar bajo Convenio, y ya no “fuera” de él.

Las nuevas reglas de trabajo que propone la Unión Informática incluyen reclamos vedados y postergados por años a los empleados de ésta rama de actividad. La implementación de categorías y senioritis, una escala salarial, negociaciones paritarias, una semana extra de descanso conocida como la “Semana UI”, el pago de adicionales (presentismo, antigüedad, por uso de idioma, por título, por funciones de liderazgo, etc), la apertura de Comisiones Paritarias Permanentes o regulaciones respecto del teletrabajo o homeworking, entre otros.


Tags:

You May Also Like

Bienvenida Accendo a la Unión Informática

Los informáticos de una nueva empresa se suman a la Unión Informática, prueba fiel ...