Tras el escándalo ocasionado por las amenazas del ex gerente de la sucursal al delegado gremial de la Unión Informática, y la intervención de las autoridades francesas de la compañía europea, se dio la salida del directivo violento. No obstante, los salarios siguen congelados, se constataron despidos y se profundiza la práctica antisindical de Atos. ¿Qué pasa en la empresa?.


La exposición y difusión de las amenazas del ex gerente de Atos Mendoza José González Calderón al delegado de la Unión Informática en la empresa, no sólo llegaron a las más importantes oficinas de la firma en el país, sino a la propia casa matriz de la empresa en Francia. Bajo el argumento interno de

La exposición y difusión de las amenazas del ex gerente de Atos Mendoza José González Calderón al delegado de la Unión Informática en la empresa, no sólo llegaron a las más importantes oficinas de la firma en el país, sino a la propia casa matriz de la empresa en Francia. Bajo el argumento de “una mejor oferta de trabajo” se precipitó la salida del gerente. En paralelo, las novedades de los próximas revisiones salariales no son para nada esperanzadoras y la investigación por la mega causa de corrupción conocida como “Causa CBI” que tiene imputados a 3 altos directivos de Atos en Argentina sigue avanzando.

Los sucesos de abril, cuando el entonces gerente de la filial Mendoza de Atos, José González Calderón, amenazó al delegado gramial de la Unión Informática en la empresa, precipitaron la salida del directivo. Gonzalez Calderón se radicó lejos de Mendoza, en Buenos Aires, donde consiguió otro trabajo igualmente alejado de las empresas de servicios informáticos. Desde la empresa sólo declararon que González Calderón había conseguido “un mejor trabajo”. Un intento de despejar cualquier tipo de sospecha a cerca de cualquier otra hipótesis o rumor.

Las publicaciones de la Unión llevaron el caso hasta el corazón de Atos, en Francia. Tal fue la gravedad del asunto que cayó en manos de los directivos de Atos, al otro lado del Atlántico. Anoticiados de los incidentes, decidieron intervenir e investigar lo ocurrido.

No obstante el impacto que tuvo la noticia de los hechos y la salida del gerente, poco han cambiado las cosas en Atos. Las actualizaciones salariales producto de las revisiones semestrales que otorga la compañía, volvieron a dejar gusto a poco entre los empleados de la filial mendocina, que también vieron no sin preocupación las “desvinculaciones” de personal en la empresa.

Tras la denuncia de la Unión Informática ante las autoridades de Atos Worldline en Francia, desde la casa matriz de la empresa se declaró que “no tomarían ninguna acción contra el delegado gremial”. Pero para la otra parte las consecuencias no se dejaron esperar, si bien “puertas adentro” no fueron categóricos en el rechazo a las amenazas y la violencia ejercidas por González Calderón, el gerente luego de más de 20 años en Atos, debió finalmente salir de la empresa.

En marzo, los aumentos rondaron un 20% en el mejor de los casos. Según se comenta en la empresa, para octubre, las actualizaciones salariales no superarán el 8% ó 9%.

Continúa la Causa CBI y altos directivos de Atos podrían quedar procesados.

El último día hábil antes de la feria judicial de invierno, el fiscal federal Enrique Senestrari solicitó el procesamiento de los 37 imputados (entre ellos Juan Dabusti, Raul Toscano y Carlos Abril, directivos de Atos Argentina) por la megacausa de la financiera Cordubensis (CBI).

Con tres de las principales autoridades de Atos a nivel local y regional implicados en la mayor estafa a la ciudadanía de Córdoba, la situación, en tanto avanza la investigación, tiende a complicarse para los ejecutivos. El requerimiento fue presentado en julio ante el Juzgado Federal N° 3 a cargo de Miguel Hugo Vaca Narvaja, en el marco de esta causa que reprocha a los imputados delitos como lavado de dinero, intermediación financiera no autorizada, defraudación y asociación ilícita.

El magistrado deberá analizar la prueba que se le presenta y, determinar en cada caso si confirma el procesamiento, o si hay falta de mérito para seguir con la investigación o dicta el sobreseimiento. Para Senestrari, “todos los involucrados merecen ser procesados y se estaría en condiciones de ir a juicio en breve.”

Hasta el momento, están presos el titular y máximo responsable de CBI Eduardo Rodrigo; Miguel Ricardo Vera, que habría constituido firmas “fantasma” para pasar cheques de la financiera en la monetización que se concretó en el Banco Nación; y Diego Ariel Sarrafian, quien está acusado de tener una mesa de dinero y presentar cheques que “ensuciaron” la cartera de CBI, lo que aceleró la debacle.

Según el pedido formulado ayer por el fiscal Enrique Senestrari, dentro de los 37 pedidos de procesamiento que abarcan a los imputados, que además tienen prohibido salir del país, se encuentran los tres altos directivos de Atos: Juan Dabusti (ex CEO de Atos Argentina ahora devenido en Director General para toda Latinoamérica), Carlos Abril (CEO de Atos para Argentina, Colombia y Uruguay) y Raúl Alberto Toscano (vicepresidente de la empresa).


Tags:

You May Also Like