Luego de reiterados llamados al diálogo por parte de la Unión Informática, la empresa de capitales chilenos, Sonda Argentina S.A. sostiene su política de bajos salarios y pobres condiciones de trabajo sin ninguna muestra de mejora. Se considera inminente un nuevo conflicto gremial IT.

    Leer la noticia completa en Mundo Gremial

    Tags: