En su afán de ahorrar costos laborales al máximo y aumentar su producción, las empresas IT utilizan hace años entre otros modos de contratación precarizantes, la de “trainee”. Una categoría creada por y para beneficio empresario mediante el cual tientan a un potencial futuro empleado con un gran futuro mientras este cumple jornadas laborales completas y recibiendo la mitad del salario. ¿Una oportunidad de carrera o un fraude laboral?. Informate.

En numerosas publicaciones relativas a los recursos humanos y el mercado laboral, muchos venden este modo de contratación como una relación de mutuo beneficio, tanto para el trabajador como para la parte empresaria.

“Realizar un trainee permite a los egresados adquirir una visión más integral del negocio, así como también desarrollar habilidades y competencias necesarias para ocupar una posición de liderazgo cuando termine el programa. Son una muy buena forma de empezar una carrera profesional”, sostiene un especialista. Otro portal opina que “son ideales para orientar a quienes recién egresas de sus carreras, si aún no tienen bien definidos su futuro laboral al salir de la universidad”

Trainee quiere decir profesional o personal “en entrenamiento”.

Ser un trainee significa que un profesional recién egresado, estudiante de los últimos años de cursada o alguien que se está capacitando que desea ir adquiriendo experiencia en cierta actividad para, después de un proceso de selección, contar con la posibilidad de ser contratado “en planta” por la empresa.

Por lo general los trainees reciben salarios considerablemente más bajos que los empleados estables. A cambio, la empresa les ofrece la “oportunidad” de adquirir experiencia y contar con capacitación especializada para que, después de un plazo de 3 a 6 meses de tenaz trabajo —técnico, calificado y con un salario más bajo disfrazado de beca—, tengan la oportunidad de ser seriamente considerados para ser contratados en la puesto ofrecido.

Con excusas tan disímiles como la falta de experiencia o la de encontrar el lugar adecuado en la estructura de la compañía, las empresas incurren en la practica de contratar empleados en calidad de « trainees ». ¿Empleados o pasantes? ¿practicantes o profesionales?. Este hábito ya institucionalizado en muchas empresas del sector informático esconde un gran fraude a los empleados.

Actualmente, el Convenio Colectivo de Trabajo de la Unión Informática propone tres niveles de trabajo: junior, semisenior y senior.

No obstante, los especialistas en recursos humanos insisten en una categoría anterior, que es el trainee —incluso anterior al junior—. De esta forma, las empresas, argumentando la falta de experiencia y/o conocimiento técnico de un aspirante a cubrir un puesto, suelen pagar salarios considerablemente inferiores y otorgar condiciones precarias de trabajo, a cambio de un trabajo calificado, pero sin experiencia de desempeño laboral.

A contramano de la iniciativa de la Unión Informática y el Convenio Colectivo de la actividad, en que sólo existen tres niveles para empleados estables dentro de una empresa, los trainees no sólo que son peor pagos, sino son empleados de segunda. La excusa de la “falta de experiencia” es esgrimida por las empresas y consultoras para reducir costos, evadir aportes a la seguridad social y flexibilizar aún más las condiciones laborales.

Una modalidad "inventada" por las empresas IT para ahorrar costos laborales

Numerosas empresas informáticas incurren en este tipo de prácticas. Con nombre sofisticados venden a aspirantes y jóvenes trabajadores una promesa de carrera en la empresa: llegar a CEO es el límite, pero se empieza por ser trainee. Empresas como Softtek, con su Academia de Talentos, utilizan estos mecanismos.

“Es una experiencia única que combina formación técnica y trabajo en equipo para obtener una posición real en grandes proyectos de Softtek” confirmó Cosntanza Suárez, Directora de Capital Humano de la firma mexicana. A veces es una cuestión de conceptos y categorías, pero una cosa es una experiencia única y otra es lisa y llana precarización. Con el objetivo de incorporar jóvenes talentos a grandes proyectos de la compañía. A través de una serie de cursos sobre programación y procesos de IT, la empresa se enfocará en acercar a los candidatos a su primera experiencia laboral. El plan es formar a estudiantes avanzados de Sistemas para que puedan desarrollarse como futuros Programadores, Analistas funcionales, Testers, Consultores y Líderes de Proyectos. Los roles donde se enfoca la compañía para maximizar sus ganancias.

En la empresa, al finalizar la cursada, los candidatos realizan un examen junto a la presentación de un proyecto especial. Aquellos que cumplan con los requisitos, ingresan en carácter de trainee, bajo un sistema de mentoreo para posibilitar su óptima integración dentro de la compañía. Este es el modus operandi de la Academia de Talentos de Softtek.

Para un empleado, dentro de la ley, no hay una tercera posibilidad entre una pasantía y el empleo regular, casos que están regulados por la ley. Trabajar bajo la forma de trainee es, desde esta perspectiva, lisa y llanamente un fraude al empleado.

Tags:

You May Also Like

¿Faltan programadores?

[ PARA DEBATE ] Como se sostiene en los medios de comunicación y portales ...

Denuncian a Adecco por fraude laboral y no cumplir contratos

Adecco, una empresa conocida por gran cantidad de empleados informáticos por su masiva incursión ...