Nahuel Romero, delegado de COS Mantemiento que se desempeñaba en YPF, había sido despedido tiempo después de ser nombrado delegado normalizador. El obvio acto antisindical significó un episodio en los tribunales que dictaminó la inmediata reincorporación. En el ínterín, la empresa perdió su único cliente en Comodoro Rivadavia: YPF. Los detalles de una historia de persecusión a un delegado que concluyó en un histórico fallo a favor del trabajador. Otro triunfo de la Unión Informática.

Los vaivenes de la informática también suceden más allá de Buenos Aires. En la irregular geografía comodorense y con los gélidos vientos patagónicos a cuestas, los informáticos juegan, desde las tecnologías de la información, un rol fundamental en la industria petrolera en uno de los enclaves energéticos más importantes del país. Allí, el modelo de negocios no halla discrepancias con el mismo ya conocido en Buenos Aires, acaecido luego de décadas de gobiernos neoliberales. La flexibilización laboral, el auge de la tercerización como modelo de contratación y el consecuente rompimiento de los encuadres sindicales formó un caldo de cultivo propicio para la precarización laboral. Sin ir más lejos, la Unión Informática es uno de los sindicatos pioneros en la representación de uno de aquellos sectores carentes de toda protección gremial y a merced de los caprichos del empresariado.

En el caso de la industria del petróleo y el gas, tras la privatización de las empresas estatales en los noventa, todos los servicios no ligados a la actividad principal de éstas fueron tercerizados a diferentes empresas menores que proliferaron como hongos ante diversos nuevos nichos de mercado. En el caso de la informática, amén de que varias actividades sí estaban ligadas a las principales de YPF, también fueron delegadas en estas empresas tercerizadoras. Aquí entran en carrera numerosas empresas que envían algunos empleados a prestar servicios donde sea requerido. En el caso de COS Mantenimiento, había firmado una serie de contratos con la entonces Repsol-YPF para prestar servicios de soporte técnico IT, administración de DFW, un sistema de control de los pozos petroleros, y asistencia técnica remota en el CAU (Centro de Atención al Usuario), entre otras tareas determinadas por las circunstancias.

Nahuel Romero: fue delegado normalizador de COS Mantenimiento prestando servicios en YPF en Comodoro Rivadavia. Víctima de la persecusión antisindical de ambas empresas, fue arbitrariamente despedido. El litigio judicial consecuente culminó con una muy favorable reparación y marcó un hito en el sindicalismo informático, donde su empleador además reconoció tanto a la Unión Informática como a su delegado. Actualmente es Delegado Regional para la ciudad de Comodoro Rivadavia.
Nahuel Romero: fue delegado normalizador de COS Mantenimiento prestando servicios en YPF en Comodoro Rivadavia. Víctima de la persecusión antisindical de ambas empresas, fue arbitrariamente despedido. El litigio judicial consecuente culminó con una muy favorable reparación y marcó un hito en el sindicalismo informático, donde su empleador además reconoció tanto a la Unión Informática como a su delegado. Actualmente es Delegado Regional para la ciudad de Comodoro Rivadavia.

El caso de Nahuel Romero, reflejo de la situación de miles

Tanto Nahuel como sus tres compañeros de COS Mantenimiento se desempeñaban principalmente en las oficinas administrativas de YPF, y también en los pozos de extracción dando soporte al sistema DFW. Nahuel también prestaba servicios informáticos en la plataforma de exploración petrolífera offshore, Ocean Cepeter, a donde era trasladado en helicóptero.

Como es de esperar, la principal problemática se dió en relación a los salarios. Además de lo que deja que desear el salario informático, la profesión resultó ingrata en materia de horas extra y horas de guardia impagas. Es sabido que el costo de vida en la Patagonia es el más alto en el país, agregándosele también costos directos e indirectos a raíz de la hostilidad del clima y la geografía. Uno de los temas de actualidad en estos días es el impuesto a las ganancias, donde a propósito de la región patagónica, el mínimo imponible es un 30% superior respecto del resto del país por el costo de vida. En la reciente entrevista hecha a Nahuel, ahora Delegado Regional de la Unión Informática en Comodoro Rivadavia, detalló que mientras el salario en mayo de 2012 rondaba los $4.500 fijos para un informático, el salario propio de un quiosquero comenzaba en los $6.000. Declaró, además, que a la par de que no se le pagan las horas extra y de guardia, muchas veces la jornada laboral excedía las 18 horas, concluyendo a las 3 de la mañana, situación en la que tanto YPF como COS no permitían tomar las horas por descanso exigiendo el ingreso al trabajo a las 8:30 h. siguientes. Asimismo, comentó que en algunas ocasiones debió permanecer fines de semana íntegros en la plataforma sin que la empresa le pagara por esos días, de la misma forma que en ocasiones en que el helicóptero no fue a buscarlo a raíz de un temporal y nuevamente debió permanecer allí.

Además de la falta de reconocimiento ante horas adicionales y guardias, tanto él como sus compañeros de trabajo eran víctimas de discriminación por parte de los responsables de YPF a cargo del área de Sistemas: Luis Turco, Jefe de Área de Comunicaciones e Informática, y Adán Romero, Supervisor Contractual. El hecho de discriminación residía en que Nahuel y sus compañeros no tenían permitido almorzar en los comedores de YPF ni podían acceder a refrigerios «por su condición de tercerizados». A modo de anécdota, Nahuel comentó que para movilizarse y trasladas equipos, COS les había provisto una camioneta sin seguro ni la correspondiente verificación técnica vehicular.

En ese cuadro de situación, los cuatro empleados de COS decidieron redactar un petitorio ponderando el pago de horas extra y guardias, la pausa legal de 12 horas entre jornadas laborales y otros beneficios no remunerativos de los cuales se veían excluídos, como el almuerzo en planta y los refrigerios. El petitorio fue entregado a los responsables de área, Luis Turco y Adán Romero, los cuales desestimaron el mismo alegando que «los reclamos no podían ser dados a lugar ya que -los beneficios no estaban contemplados en el contrato con COS Mantenimiento-«. En tal instancia, el mismo petitorio fue redirigido a la alta gerencia de Repsol-YPF, hecho que originó una reprimenda de parte de Luis Turco y otros directivos quienes daban la misma justificación de antes. Sin salida aparente tras los dos reclamos, Nahuel y sus compañeros realizaron una retención de servicios, declarándose el cese de tareas ante la falta de respuestas. En esa instancia, la dirección del sector cedió pero sólo ante los reclamos no remunerativos, con lo cual los cuatro empleados decidieron no realizar más horas extra ni de guardia, como así tampoco continuar conduciendo la camioneta de COS mientras no esté regularizada su situación.

En busca de representación sindical

La retención de servicios pudo socavar algunos abusos ya mencionados, como las horas adicionales y el peligro de conducir un vehículo sin la póliza correspondiente, pero no sanjaron los problemas de raíz. Fue entonces que Nahuel comenzó la búsqueda de representación sindical comenzando, naturalmente, por el sindicato de trabajadores petroleros. Al acudir a una de las seccionales de dicho sindicato, el responsable a cargo afirmó que no era posible ejercer la representación de trabajadores informáticos. Lo mismo sucedió con el Sindicato de Empleados de Comercio. Finalmente, tras buscar en internet qué sucedía en torno al sindicalismo en las empresas informáticas en Buenos Aires, se puso en contacto con Pablo Dorín, Secretario General de la Unión Informática, que por aquellos días encabezaban la primera huelga en la historia de IBM Argentina.

Tras recavar datos sobre la situación de los informáticos en Comodoro Rivadavia y localidades aledañas, nombran delegado normalizador a Nahuel, con el envío correspondiente de las cartas documento a Repsol-YPF y COS Mantenimiento. Por lo menos debajo de la dirección española de la compañía, en los tiempos de Repsol-YPF previos a la nacionalización de la petrolera por parte del Gobierno Nacional, la gerencia ejercía fuertes prácticas antisindicales que constaban tanto en la persecusión de los delegados como la extorsión hacia las tercerizadoras bajo amenazas de rescindir los contratos en caso de permitir o facilitar la sindicalización de sectores fuera de convenio. En términos contractuales, cuando un empleado comenzaba a trabajar en Repsol-YPF, -se le hacía firmar un ilegal contrato que incluía cláusulas donde se renunciaba al derecho de afiliarse a un sindicato-, en abierta contravención a la Ley de Asociaciones Sindicales (23.551).

Más allá de los burdos e ilegales intentos de COS e YPF de inhibir la práctica, Nahuel continuó ejerciendo sus funciones de delegado normalizador, garantizando que las viejas prácticas de abuso vuelvan a tomar efecto. Meses después, Luis Turco, el responsable de área, ordenó al personal de seguridad impedir el acceso a Nahuel a las instalaciones de la empresa. El día posterior a dicha orden, el delegado quiso ingresar a su puesto de trabajo y fue expulsado del lugar, en sus palabras, -como un delincuente-. Dos días más tarde, COS decide despedirlo.

Manifestación en la sede administrativa de YPF en marzo pasado. La delegación local de Unión Informática se hizo presente exigiendo que  se cumpla el fallo de la Justicia.
Manifestación en la sede administrativa de YPF en marzo pasado. La delegación local de Unión Informática se hizo presente exigiendo que se cumpla el fallo de la Justicia.

El litigio judicial

Posterior al despido, se intima a la compañía a revertir la arbitraria e injustificada medida que evidentemente buscaba suprimir la organización sindical de sus empleados. El intercambio epistolar entre la Unión Informática, respaldada legalmente por el estudio jurídico-sindical Martínez Chas-Moyano, y la empresa culminó con un pedido de amparo ante la Justicia y el subsiguiente inicio de acciones legales, que debieron ser llevadas a cabo en juzgados de la Ciudad de Buenos Aires dado que COS no posee oficinas en Comodoro Rivadavia, con lo cual Nahuel debió viajar repetidas veces para asistir a las audiencias.

La causa, inesperablemente tuvo un giro inesperado cuando COS perdió a YPF como cliente cuando ésta decide rescindirle en contrato como consecuencia del conflicto gremial. Más allá de que en los tribunales el fallo de la Justicia fue a favor de la Unión Informática, COS se negó a acatarlo alegando no poder emplear a Nahuel en Comodoro Rivadavia porque «no tenía puesto laboral para ofrecerle».

En tal instancia, ante la falta de acatamiento del fallo, la Justicia impuso astreintes a COS como correspondiente sanción en la demora de la orden judicial. La primer manifestación posterior al juicio tomó lugar en marzo pasado cuando ante el atropello a los derechos del trabajador de parte de COS. La misma se desarrolló en la sede administrativa de YPF donde se había desempeñado Nahuel. YPF, a las claras, compartía la responsabilidad en todos estos hechos, incumpliendo además con el Principio de Responsabilidad Solidaria, mediante el cual tanto la empresa tercerizante como la tercerizadora se obligan a velar por el bienestar del empleado tercerizado prestando servicios.

Un fallo histórico para los informáticos

Agotadas todas las instancias y las dilaciones posibles en que COS haya podido incurrir, la única opción era que ésta obedezca a lo dictaminado por la Justicia. De esta manera, COS Mantenimiento acató al fallo terminándose la causa en una muy favorable reparación para el delegado normalizador injustamente despedido.

http://www.scribd.com/doc/112679022/Cautelar-N-Romero

Copia completa del fallo judicial

El carácter histórico de este fallo reside en el hecho de que además de que COS Mantenimiento reconoció a Nahuel Romero como delegado normalizador y a la Unión Informática como sindicato, sienta precedente en la historia del gremialismo informático. La reparación de las afecciones causadas a un trabajador como consecuencia de un acto meramente persecutorio, marcando un hito y a la vez envía un mensaje a las demás empresas sobre las consecuencias de intentar atropellar los derechos y garantías de sus empleados.

Nahuel Romero (izq.) Delegado Regional en Comodoro Rivadavia, junto a Pablo Luciano Dorín, Secretario General de la Unión Informática (der.).
Nahuel Romero (izq.) Delegado Regional en Comodoro Rivadavia, junto a Pablo Luciano Dorín, Secretario General de la Unión Informática (der.).

Actualmente, Nahuel ocupa el cargo de Delegado Regional de la Unión Informática en la Ciudad de Comodoro Rivadavia en representación de los informáticos de dicha ciudad. Aquellos que deseen ponerse en contacto, pueden hacerlo a través de comodoro@unioninformatica.com.ar

Tags:

  • Show Comments

  • Lujan

    Felicitaciones!
    Ya se firmo la inscripción de UI en el Ministerio de Trabajo ?

    Saludos.

  • Cesar

    Muy Bien…excelente! Lo mismo habria que hacerle a Fravega, por «rescindir» el contrato por mis servicios con Megatech al 2do dia que salio mi nombramiento. Esto sienta lo que se llama jurisprudencia no?

    • Daniel

      César, te recomiendo ponerte en contacto con la secretaría gremial, acercándote a la sede de la UI que te sea más cercana.
      Yo creo que si la rescisión de tu contrato se relaciona a tu nombramiento no deberías dejarlo pasar. Lamentablemente las empresas toman esas decisiones en forma poco acertada menospreciando y casi desentendiéndose con los derechos que por ley corresponden a los trabajadores.
      Tu caso puede reforzar lo mencionado en esta nota y ayudar a otros que pasan por la misma situación. Saludos.

  • Axel

    Felicitaciones!!

  • Ezequiel

    Estimados, ante todo felicitaciones por esta gran victoria. Paralelamente me gustaría que alguien de UI. nos diga en que estado se encuentra la inscripción de UI. ante el Ministerio de Trabajo.

    Gracias.

    • Romero Nahuel

      Hola! por que tanta intriga con la inscripción? aca en este post se celebra otra cosa, es otra victoria de la UI, con fallo de Cámara y todo, por ende esto precede. Los jueces, la justicia si reconoce a la organización sindical, y reconoce a los delegados…

      Con inscripcion o sin inscripcion el trabajo es el mismo, y no queda otra que darle para delante, la inscripcion sera una herramienta, para delegados y lo que es organización sindical, pero no por tener una inscripción tu jefe, Gerente, etc, va a dejar de molestarte, de hecho va a encontrar otra excusa o pretexto para seguir hostigando, o intentando negar todo o evitar temas como @aumentos@ o @no pagamos horas extras@

  • Alejandro

    Grande maestro, los delegados de TATA te felicitan. Gracias UI por estar!!!

Comments are closed.

Abrir chat
¡Hola! ¿Como estás? Hacenos tu consulta para afiliarte, salarios, y beneficios por Whatsapp de lunes a viernes de 9 a 18!