Fue contra trabajadores de NCR, una multinacional que presta servicios de software a distintas empresas. Hubo heridos y detenidos. La CGT repudió los hechos.

Por: Emmanuel Gentile egentile@infobae.com


Nota Diario INFOBAE

Trabajadores de la firma multinacional norteamericana NCR, que brinda asistencia informática a importantes empresas en la Argentina, denunciaron que fueron víctimas de una violenta represión policial el viernes pasado, cuando realizaban una protesta gremial.

El hecho ocurrió en la puerta del edificio donde NCR tiene su sede local, en avenida Belgrano 955, Capital Federal. Allí, un grupo de empleados enrolados en la Unión Informática se manifestaba para reclamar mejores condiciones de trabajo, en el marco de una huelga que lleva más de tres semanas.
Según la denuncia, llegaron en ese momento unos 30 efectivos de la Policía Federal en seis móviles, y, bajo la supuesta orden de “desalojar la vía pública”, arremetieron violentamente contra los manifestantes, golpearon a algunos activistas y detuvieron a cinco de ellos por “resistencia a la autoridad”.
De acuerdo a lo informado por la Unión Informática, el ataque fue “auspiciado por los representantes” de la firma, el CEO en Argentina, Gustavo Nusenovich, y Chantal Eidman, gerenta de Recursos Humanos.
“Fue un abuso total de autoridad. No había nada de coherente en ese operativo, se notaba que estaba todo previamente organizado”, contó una de las víctimas de la represión.
“Cuando vi que los policías estaban pegándole a un compañero, me acerqué para decirles que pararan, que no quería que le hicieran daño. Después de eso me agarraron y me tiraron al piso, me pegaron y me patearon la cabeza”, relató.
Los trabajadores de NCR reclaman el reconocimiento del Convenio Colectivo de Trabajo, que garantiza un salario mínimo de 10 mil pesos para la categoría inicial, entre otros beneficios. En medio del conflicto, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y los huelguistas retornaron a sus puestos, pero la empresa decidió no acatar la medida y los apartó, dejándolos sin tareas.
Ayer, la CGT emitió un repudio a la represión policial ocurrida el viernes contra los trabajadores de NCR que lleva la firma de su secretario General, Hugo Moyano, y el secretario de Derechos Humanos de la central obrera, Julio Piumato.
“La CGTRA expresa su más enérgico repudio a la salvaje represión, llevada a cabo por un grupo de efectivos de la Policía Federal Argentina pertenecientes a la Comisaría 4° de la Capital Federal, contra trabajadores representados por la UNIÓN INFORMÁTICA, mientras los mismos protestaban pacíficamente en la puerta de la empresa NCR Argentina S.R.L., el pasado viernes 15 de Mayo en horas de la tarde, en reclamo de mejoras salariales y condiciones de trabajo dignas”, señala el comunicado.
Representados sindicalmente por la Unión Informática, los empleados de NCR llevaron adelante un largo proceso de reorganización gremial -anteriormente estaban representados por la Unión Obrera Metalúrgica- que derivó en octubre del año pasado en un incremento salarial del 100 por ciento (de cobrar 3300 pesos de sueldo pasaron a ganar 7000).
La Unión Informática es un sindicato gestado por trabajadores de IBM que reclamaban mejores condiciones laborales. Fundado en marzo de 2011 con el objetivo de representar a los empleados de empresas tecnológicas, el Ministerio de Trabajo dilató su inscripción formal durante dos años. Recién en 2013, después de superar varias trabas legales interpuestas por parte la cartera laboral, la Cámara de apelaciones del Trabajo rechazó un recurso extraordinario e intimó al Ministerio a otorgar la inscripción en un plazo máximo de 10 días, hecho que ocurrió el 28 de octubre de ese año.

Tags: