Los últimos fallos en materia laboral demuestran avances y retrocesos en la materia. La Unión Informática te cuenta de qué se trata.

    Avances y retrocesos en el mundo laboral. Nuevos fallos en la justicia y tribunales del trabajo ratifican a los nuevos sindicatos y organizaciones gremiales. Una sentencia reciente ratificó la conformación de un gremio de abogados del Estado. Por otro lado, otro fallo, determinó que un médico no tenía una relación laboral con un sanatorio donde facturaba como autónomo. Las novedades y el rol de los sindicatos.

    En un fallo inédito, la Sala IX de la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo le ordenó esta semana al Ministerio de Trabajo de la Nación reconocer a la Asociación Gremial de Abogados del Estado (AGAE), un sindicato que disputa la representación de 25.000 letrados que trabajan en instituciones públicas y dependencias estatales.

    Según el medio empresario iProfesional, quien destacó en su portal la noticia, este fallo “puede ser un precedente para que los gremios a los que se venía rechazando su personería lograran un reconocimiento por la vía judicial”. La situación de los sindicatos con simple inscripción gremial obtiene así un nuevo espacio para disputar la institucionalización de su representatividad.

    En este terreno la Unión Informática ha conseguido dos importantes victorias: un fallo donde se exhortaba al entonces Ministro de Trabajo (año 2013) a reconocer la inscripción gremial al joven sindicato y otro (ratificado en segunda instancia) donde se obliga a IBM Argentina a reconocer la afiliación de sus empleados a la Unión.

    Avances

    Los últimos fallos en materia laboral demuestran avances y retrocesos en la materia. La Unión Informática te cuenta de qué se trata.

    En los últimos meses, fallos de la justicia han sentado hitos en lo que hace a las relaciones laborales. Algunos son ventajosos para los trabajadores, otro es claramente regresivo. Un análisis de los avances y retrocesos en las novedades del ámbito laboral.

    “En un fallo destacado de la Justicia Laboral de 1ra. Instancia, el Juzgado Nro. 10 a cargo de la Dra. Laura Etel Papo, declaró la inconstitucionalidad del artículo 28 de la Ley de Asociaciones Gremiales 23.551, y por ende, le ordenó a la empresa demandada por el sindicato a que actúe como agente de retención de la cuota sindical que a su vez debe ser retenida del salario de los trabajadores afiliados”. El diario económico Cronista Comercial -insospechado de afín a la actividad gremial- destacaba hace un año el fallo que le daba la razón a la Unión Informática sobre IBM -fallo que fue apelado y vuelto a confirmar en segunda instancia por la Cámara Nacional de Apelaciones del Trabajo-.

    Dicha sentencia sentó un precedente para la relación entre una empresa y la organización gremial “simplemente inscripta” de sus empleados, no sólo para la Unión sino también para otros gremios jóvenes en la misma situación.

    El citado fallo que da la razón a la organización gremial de los abogados del Estado, AGAE, transita también en este sentido. El mismo tiene su origen en abril de este año, en una maraña de idas y venidas. Entonces el titular de la cartera laboral había presentado un recurso extraordinario contra la intimación que le había hecho el tribunal para que cumpliera un dictamen previo, en el cual se le ordenaba darle la simple inscripción a la organización. En síntesis: un fallo obligaba al Ministerio a reconocer al gremio, éste lo rechaza, pero un nuevo fallo otorga per se la inscripción a la organización.

    El fallo judicial indica que “en los términos previstos en los arts. 21, 22 y 23 de la Ley 23.551 (Asociaciones Sindicales) corresponde ordenar la simple inscripción gremial de la Asociación Gremial de Abogados del Estado (A.G.A.E.) dado que no existe justificación alguna para impedir la inscripción que se peticiona. El fallo menciona “comportamiento dilatorio” del Ministerio de Trabajo por lo que exige “reparar la lesión de las garantías constitucionales que derivan de una omisión condicionante de la existencia del derecho a la libertad de organización sindical de los trabajadores que con la tipología que consideran eficaz”. Y finaliza: “Por tales razones, corresponde finalmente y en virtud de lo dictaminado por el Sr. Fiscal General ante esta Cámara, ordenar la simple inscripción gremial de la Asociación de Abogados del Estado”.

    Los magistrados comunicarán el incumplimiento del Ministro a la Justicia penal, conducta penada en el artículo 239 del Código Penal, y le otorgarían un certificado de simple inscripción a AGAE, una medida sin antecedentes jurídicos, en caso de que el Ministerio de Trabajo no acate la decisión judicial, según informó iProfesional.

    Ambos fallos, el de AGAE y la Unión Informática, tuvieron decisoria participación del Dr. Hugo Moyano, abogado de la Confederación General del Trabajo, quien además representa a muchas otras organizaciones gremiales. Ambos fallos -en el de AGAE como asesor, en el de la Unión al frente de la estrategia- sientan importantes precedentes para el mundo laboral de cara al futuro inmediato.

    La globalización, las nuevas tecnologías de la información, las finanzas y la evolución de los mercados abre nuevas actividades y rubros, y así con su evolución y transformación, cambian también las relaciones de producción y del trabajo. Nuevos problemas y nuevas necesidades, tanto en lo económico como en lo social, traen nuevas formas de organización gremial.

    Es así que surgen también nuevas asociaciones sindicales y gremiales de empleados y trabajadores de las nuevas y diversas actividades: motoqueros y abogados del Estado, personal jerárquico mercantil e informáticos, entre otros. Al crecer en organización y capacidad de acción, estas organizaciones logran instalar agendas de reclamos, nuevos derechos y reglas de juego ante las instituciones. Los fallos de la Justicia en este sentido, son correlato de ello.

    Retrocesos

    En abril último, la Corte Suprema de Justicia resolvió que un monotributista que presta servicios para una empresa no necesariamente tiene un vínculo laboral con ella, es decir, no puede ser considerado como un trabajador en relación de dependencia.

    En un pronunciamiento trascendental para el ámbito laboral y para los jueces del fuero, el máximo tribunal del país fijó además límites precisos para determinar cuándo una persona tiene una relación laboral con un empleador.

    La sentencia del máximo tribunal fue emitida en el caso de un médico del Hospital Alemán, Carlos Martín Rica, que reclamaba una indemnización por despido sin causa y había obtenido una resolución favorable en primera instancia y ante la Cámara del Trabajo, que fue apelada por las autoridades del sanatorio. El fallo de segunda instancia también preveía el pago de multas por falta del correspondiente registro laboral. No obstante la Corte Suprema de Justicia falló a favor de la empresa de salud.

    Según los jueces, el vínculo no revestía “los rasgos de una relación laboral” porque el médico solo recibía una contraprestación por los servicios efectivamente prestados y no cobraba cuando transcurría un lapso en los cuales no era convocado por las autoridades del Hospital Alemán. La Corte hizo hincapié, finalmente, en circunstancias adicionales indicativas de la ausencia de relación laboral: el actor era monotributista y emitía facturas, el médico nunca hizo reclamo alguno durante siete años y no invocó ni probó haber gozado de licencias o vacaciones pagas, según informó el portal Derecho en Zapatillas.

    Esto es un retroceso para los empleados monotributistas en relaciones laborales “encubiertas” que trabajan de esta forma en todo el país. Particularmente profesionales -médicos, docentes universitarios, técnicos e ingenieros, entre otros- son afectados por este tipo de trabajos flexibilizados, ahora con una importante marca, particularmente, a la luz de la reforma laboral regresiva que busca imponer el actual gobierno.

    Tags:

    También te puede interesar

    Farmacity: los empleados IT de la empresa se suman a la Unión por mejoras

    Los empleados informáticos de Farmacity comenzaron a organizarse con la Unión Informática. Disparidad salarial, ...

    Aguinaldo: todo lo que tenés que saber sobre el cobro del SAC

    El aguinaldo cuyo cobro hoy nos resulta normal, no siempre estuvo ahí: es otro ...

    Sobre el derecho a huelga

    En un año donde hubo un récord de huelgas en el sector informático, de ...