Lo que necesitás saber sobre las licencias por maternidad

Son muchas las consultas que se reciben en la Unión Informática por parte de empleadas que comienzan a vivir una etapa tan fundamental en su vida como es el embarazo. Muchas veces las empresas suelen incurrir en distintas prácticas de abuso o «mobbing» modificando ciertas condiciones laborales en busca de la renuncia de la empleada. La licencia por maternidad es un derecho adquirido por las madres, sin embargo no siempre está claro, la forma de ejercerlo. En esta nota, enterate lo que deberías saber sobre el embarazo y el trabajo, la discusión en torno a los días de licencia y cómo es en otros países.

Nuestra legislación laboral brinda expresa protección a las trabajadoras embarazadas. Este resguardo tiene su origen en la Constitución Nacional que en su artículo 14 bis establece el derecho a la seguridad social que comprende diferentes derechos para los trabajadores entre los que se encuentra la protección integral de la familia.

De esta forma , la Carta Magna establece como principio rector la protección integral de la familia y la legislación laboral especifica en que la misma consiste en diferentes derechos establecidos en ese sentido, entre el que se encuentra la protección de la maternidad.

La protección a la maternidad en la Ley de Contrato de Trabajo

La ley de Contrato de Trabajo (20.744) en el artículo 177 establece la prohibición de trabajar para la mujer embarazada desde los 45 días anteriores al parto y hasta los 45 días después. La legislación también le da a la empleada la posibilidad de optar para que se le reduzca la licencia anterior al parto a 30 días teniendo la posibilidad de gozar 60 días de descanso con posterioridad al nacimiento. Cobrando una asignación por maternidad durante la licencia, equivalente al salario que percibe cuando presta servicios y se le debe conservar el empleo por lo que dure la dicha licencia.

Contemplado por la Ley de Contrato de Trabajo, en la Argentina, las madres cuentan con 90 días de licencia por maternidad. En la Unión Informática se reciben a diario consultas de madres y mujeres embarazadas sobre casos de abusos por parte de las empresas: problemas para tomar las licencias, cambios de horarios o ubicación al retomar la actividad, entre otros. Todo lo que necesitas saber, en este informe.

En el caso de las trabajadoras que den a luz a niños con síndrome de Down, la ley 24.716 les confiere una licencia y asignación especiales. Las madres comprendidas dentro de esta ley tienen derecho a una licencia que se extiende por un período de 6 meses una vez finalizada la de 90 días que establece la mencionada Ley de Contrato de Trabajo. Durante este lapso la trabajadora no percibe remuneraciones sino una asignación familiar especial cuyo monto debe ser igual al salario que hubiese percibido en caso de seguir trabajando con normalidad.

La Argentina entre los países con menos días de licencia en la región

La licencia de 90 días para la madre y 2 para el padre, es de las más bajas de la región. En el caso del padre, se trata encima de días corridos, con lo cual si el bebé nace un fin de semana, directamente la licencia es nula.

Esto complica especialmente el tema de la lactancia, ya que según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS), lo ideal es amamantar de forma exclusiva durante los primeros seis meses de vida y combinar lactancia materna con alimentos hasta los dos años o más. Sin embargo, en los hechos, son muy pocas las madres que logran prolongar la lactancia tras la reincorporación al trabajo, que generalmente se da entre los tres y los seis meses de nacido el bebé, si está la posibilidad de extender la licencia sin goce de sueldo o usando días de vacaciones.

Si bien hay varios proyectos de ley queriendo mejorar esta situación, por ahora la Argentina se mantiene por debajo del mínimo de 14 semanas que recomienda la Organización Internacional de Trabajo (OIT), que intenta promover en los estados miembros de la organización la extensión esa licencia a 18 semanas por lo menos.

Cómo es en otros países

En España, la licencia por maternidad es de 4 meses y la de paternidad es de 15 días corridos. Las madres en Irlanda cuentan con unas 26 semanas (unos 6 meses) y hasta 16 más adicionales sin goce de sueldo. Australia lidera el ranking, con un año de licencia para las madres y sus recién nacidos.

Pero no hay que irse tan lejos para ver diferencias con Argentina en las bajas por maternidad: en Chile, los hombres tienen 5 días y los números ascienden a 22 semanas para las madres. En Colombia, 14 semanas para las mujeres y 8 días para los padres y en Uruguay se acaba de extender a 14 semanas y 10 días respectivamente. En Brasil, también es de 4 meses y generalmente se pueden agregar las vacaciones con lo cual se llega a 5 meses.

La discusión de proyectos de reforma de la normativa vigente

Recientemente el Senador Nacional por Santiago del Estero, Gerardo Montenegro, presentó una iniciativa para introducir mejoras a la Ley de Contrato de Trabajo en el articulado relativo a las licencias por embarazo, maternidad y paternidad.

El proyecto propone, entre otros puntos destacados, el incremento de los días de licencia para las mujeres durante el embarazo, que serán de 30 días anteriores al parto y 120 días posteriores al mismo, de este modo, la licencia total será de 150 días, y no de 90 como es en la actual ley. La iniciativa contempla, además, para el otro padre o madre, la incorporación de la licencia por un período de 30 días posteriores al nacimiento.

Dentro de los fundamentos del proyecto, Montenegro enfatiza la importancia de la Ley de Contrato de Trabajo en la protección de los derechos de los trabajadores pero advierte la necesidad de actualizar algunos conceptos para poder, de esta forma, tener una norma de carácter inclusivo, acorde a esta nueva realidad social.

El legislador santiagueño recalca en el proyecto, la necesidad de garantizar con equidad el ejercicio de los derechos, para ello propone modificar el nombre del Capítulo II que actualmente se llama “De la protección de la maternidad”, por el nombre “De la protección de la familia trabajadora». Según el senador, el nombre contempla un concepto superador, porque se protege a la maternidad y se incluye a la paternidad.

En la cámara baja del Congreso hay proyectos que van en el mismo sentido. Un proyecto que plantea la discusión sobre la extensión de la licencia por maternidad según las recomendaciones de la OIT, está en Diputados desde 2014. Otro proyecto, de 2015, propone la implementación de lactarios en los lugares de trabajo (sea del sector público o privado): «(…) un ambiente digno, privado y acondicionado, para que las mujeres en período de lactancia puedan extraer su leche materna, y se asegure su adecuada conservación durante el horario de trabajo.» reza el fundamento del proyecto.

Tags:

Abrir chat
¡Hola! ¿Como estás? Hacenos tu consulta para afiliarte, salarios, y beneficios por Whatsapp de lunes a viernes de 9 a 18!