Otra muestra del gran crecimiento y desarrollo de nuestro sindicato. Distintos medios del país, toman a la Unión Informática como referente y centro de consulta para conocer la realidad informática Argentina.

    ¿Argentina se encuentra atrasada en lo que respecta a los avances tecnológicos e informáticos a nivel mundial? Si es así, ¿cuáles son los factores que hicieron que el país caiga en esta situación?

    Sergio: En este momento no se puede hablar de atrasos tecnológicos en Argentina si nos comparamos con el resto de Latinoamérica. Hay industrias generando empleos tanto en la tecnología de consumo masivo, como en el desarrollo de mercados específicos en los que la tecnología es simplemente una herramienta, notablemente en la producción de bienes alimenticios, energía y telecomunicaciones. Es muy importante destacar el rol del capital intelectual en la exportación de tecnología y servicios informáticos. El supuesto atraso tecnológico se debe mayormente a la ausencia o negligencia del estado durante muchos años en materia de educación, necesaria para el progreso tecnológico; y de control e infraestructura, necesarios para marcar el rumbo de ese progreso. Esta es una situación que se empieza a revertir luego de la crisis de 2001, más notablemente a partir de 2003.

    Mauro GarciaMauro: Argentina no es un país donde la economía se base pura y exclusivamente en la tecnología como pasa en otros países pioneros en la materia. Por eso hay un desfasaje en cuanto a las últimas novedades, si hablamos de tecnología de consumo masivo. Tengamos en cuenta que el mercado mundial de la tecnología es totalmente dinámico eso hace que sólo los grandes productores sean competitivos por su infraestructura. Hoy en dia, en Argentina se están dando los primeros pasos hacia esos rumbos, como lo podemos ver con el nuevo Ministerio de Ciencia y Tecnologia, con el ensamble de productos, el impulso a las carreras de ciencias exactas e ingeniería, y la mayor difusión científica hacia el público general.

    Sergio: Podemos tomar como ejemplo la calidad de la banda ancha en Argentina. Durante una época fué pionera en latinoamérica gracias a que la 307597infraestructura inicial se materializó en un momento propicio para la explosión de las telecomunicaciones en la región. Luego de eso siguió una época de estancamiento, signada por progresos meramente incrementales. Este estancamiento fue favorecido, en mayor medida, por la concentración monopólica o duopólica de licencias de comunicación, que impedían que nuevos participantes se sumaran a la oferta. Por ello, no se puede hablar de atraso tecnológico sin incluir factores como la ausencia o inacción del Estado, o los intereses regresivos de algunos sectores privados. Esa es una situación que sólo hace muy poco ha empezado a revertirse.

    ¿Qué estrategias se podrían plantear para que la Argentina avance en materia tecnológica e informática? ¿Cómo se hace para que el país no esté aislado tecnológicamente?

    Mauro: Una de las mejores estrategias para el avance de la tecnología es la educación. Debemos motivar a la gente a optar por carreras tecnológicas, pero tambien tenemos que estar preparados para que aquellas personas puedan trabajar por el avance tecnológico dentro del país.

    Sergio: Acompañando a la educación, la reducción de la brecha digital en las nuevas generaciones es escencial. La iniciativa de repartir netbooks en escuelas públicas es muy destacable, así como el impulso a la formación en ciencias exactas e ingenierías. De todas formas, es necesario asegurarse que la brecha a reducir no sea sólo digital, ya que sin el capital intelectual necesario, todos los esfuerzos quedarían en la mera distribución de dispositivos.

    También es necesario plantear la discusión sobre qué constituye progreso tecnológico e informático, o el aislamiento del mismo.

    Desde el punto de vista de la tecnología de consumo masivo, si, es necesario favorecer la producción local en detrimento de la importación, con reglas claras y establecidas. Sin embargo hay otros campos tecnológicos igualmente lucrativos que suelen pasarse por alto al ser ajenos a la vida cotidiana del público en general, y merecen estrategias particulares; por ejemplo, la tecnología aplicada a la producción de energía, el desarrollo agroindustrial, la investigación científica o la automatización de procesos. Cada una de ellas tiene matices que requieren una discusión más allá del aislamiento o no aislamiento tecnológico.

    consultas-verdeUn capítulo aparte merece la tecnología de exportación, que es por sobre todo muy cercana al rubro informático. El escenario local nos demuestra que las grandes corporaciones multinacionales con presencia local favorecen (por línea general, salvo algunas excepciones) el modelo asiático de producción rápida, en masa y de calidad dudosa, muchas veces lucrativo sólo gracias al tipo de cambio. Aún así, no dejan de alabar la capacidad técnica e intelectual del informático argentino, destacando todo el potencial que en él reside para ser aprovechado. Desde la Unión Informática impulsamos un cambio de rumbo hacia una estrategia de generación de conocimiento propio y de valor agregado, centrado en el desarrollo de la excelencia formativa y técnica del trabajador.

    Por estos días se habla mucho de cómo se recurre al ingreso de partes y piezas destinados al ensamble de distintos productos tecnológicos en desmedro de la producción nacional. ¿Existe alguna alternativa a esta modalidad? ¿Argentina podrá producir su propia tecnología en un futuro próximo o es un escenario imposible?

    Mauro: En el comun de la gente ve el ensamble de productos como algo negativo, pero no es así. Genera nuevos empleos y logra que se empiece a trabajar con conocimientos que antes no se tenían.

    Sergio: Es un escenario complejo, pero el argumento sobre que el ensamblado no es producción carece de sustento. Basta mirar cómo se materializan los productos en el resto del mundo. El ensamblado es parte del proceso de producción, de otra forma no se tendría un producto terminado. La producción de partes y piezas en sí misma es una tarea de complejidad y valor comparables a la del ensamblado posterior, es sólo otro eslabón del mismo proceso. En cambio, la ciencia e ingeniería puestas al servicio del desarrollo teórico de esos componentes y productos es lo que más valor agregado genera, y tiende a realizarse sólo en los grandes centros intelectuales del planeta, donde usualmente no se producen componentes y muy rara vez se los ensambla. Este escenario es complementado por un regresivo sistema de patentes global que logra que existan pocos dueños del conocimiento y muchos que deben pagar por aplicarlo, algo muy similar al prohibitivo sistema de patentes farmacéutico. La vieja dicotomía latinoamericana agroexportadora/industrial vuelve a repetirse décadas después tomando forma industrial/intelectual. Ya podemos formar parte de la producción de nuestros propios bienes, pero sólo aplicando conocimientos desarrollados foráneamente, y pagando por ellos un precio generalmente injusto. El planteamiento de una Argentina produciendo su propia tecnología es posible e íntegramente político, arraigado en las bases del conocimiento, que no va a generarse de forma espontánea. Ante estos acontecimientos, los trabajadores tienen un rol central que cumplir, ya que en su condición de capital intelectual constituyen en sí mismos materia prima y producto al mismo tiempo.

    ¿Las tan famosas trabas a la importación han afectado en algún sentido al desarrollo tecnológico e informático en el país?

    Sergio: No lo creo. Lejos de ser una solución perfecta, el control de la importación evita que productores y comerciantes locales miren hacia afuera de forma automática, algo a lo que parecían demasiado acostumbrados. También es ilusorio pensar que el progreso tecnológico va a aparecer mágicamente de forma inmediata al no estar disponible para ser importado, es un proceso con marchas y contramarchas que si, definitivamente, necesita ser impulsado.
    Aún así, es necesario implementar las políticas de importación de forma más clara y certera dada la complejidad y el amplio espectro que el rubro tecnológico abarca. No está muy bien definido qué es considerado componente de desarrollo, componente de producción, producto intermedio o producto terminado. Los componentes de desarrollo, utilizados para el trabajo diario de generación de tecnología, deberían carecer de trabas y, preferentemente, gozar de beneficios impositivos.
    Los componentes básicos de producción deberían poder importarse siempre y cuando su complejidad técnica lo amerite; idealmente, ese límite de complejidad técnica debería ir subiendo con el tiempo, lo que significaría que cada vez más componentes se fabricarían de forma local. Algo similar debería aplicarse a los productos intermedios, que son un elemento final en sí mismos pero que generalmente están destinados a formar parte de otro producto más complejo.
    Finalmente, los productos terminados deben ser los que más fuertes controles reciban, ya que es muy probable que de una forma u otra sea posible materializarlos en el país.

    Esta entrevista forma parte de la siguiente nota en Diario Hoy.

     

    banner_alpha1-small

    • Show Comments

    • pedro

      Felicito a los dos entrevistados por los conocimientos expuestos!!!

      Vamos la UI!!!

    • Juana de Arco

      Muy buena la entrevista.. bien por la Unión Informática! Saludos!

    • Alcides Acevedo

      Ah, bueno, se nota que son «expertos».
      ¿Las restricciones a las importaciones y los altos precios de los equipos no son una traba al desarrollo tecnológico?

      Además, los veo muy entisiasmados hablande de fabricar «componentes» ¿se puede saber qué clase de componentes?
      Piensen que al día de hoy deberían estar trabajando en el desarrollo de los que se van a utilizar dentro de algunos años… con darse una vuelta por Garbarino no alcanza para darse cuenta.

      • Edgardo

        Alcides,

        Te dedicás al desarrollo de hardware y tenés problemas puntuales con la importación que te impiden desarrollar tu trabajo?

        Formás parte de algún proyecto de envergadura que esté trabado por las restricciones a la importación en materia tecnológica?

        Estás involucrado en educación, investigación o desarrollo de alguno de los puntos que se explicitan en la nota?

        Si algún punto es afirmativo, podrías dar más detalles? O solamente te estás quejando que está muy cara la tablet que te gusta?

        También se puede decir de vos que sólo hablás desde la góndola de Garbarino.

    • Juana de Arco

      Me quedé esperando la rta de Alcides..

    Comments are closed.

    También te puede interesar..

    La Computadora Industrial Abierta Argentina, desarrollo Nacional

    La Facultad de Ingeniería de la Universidad de Buenos Aires (UBA) desarrolló la Computadora ...

    Vulnerabilidad de routers Asus permite acceder a documentos de usuarios

    Los discos externos conectados vía USB al router son accesibles por cualquiera desde Internet.

    Apple presentó la nueva generación de MacBook Pro

    Más delgada que un dedo (sólo 18mm), la nueva ultraportátil de Apple utiliza en ...