eSports: el potencial de los deportes electrónicos y el apoyo de Unión Informática

eSports: el potencial de los deportes electrónicos y el apoyo de Unión Informática

El mundo de los esports se expande y se acercan a los deportes tradicionales. Los gamers buscan consolidar y vivir de una actividad que lentamente se convierte en profesión. Cómo es el rubro de los esports en Argentina y la alianza de Unión Informática con Odin Gaming.

Un panorama del mundo de los eSports

Los eSports son la transformación de los videojuegos en un deporte con jugadores y espectadores, y se desarrollan a través de torneos online y offline de diferentes videojuegos.

Pero ya no es un juego. Existen carreras universitarias de gaming en Asia, en potencias como China o Corea, y ser jugador de esports es una profesión bien paga en algunos países de Europa. Sólo en 2019, el mundial de League Of Legends repartió US$5 millones en premios a los competidores que pasaron a las fases eliminatorias de 24 equipos de todo el mundo. La final se jugó en París, en el Accord Hotel Arena, un estadio para 20.300 espectadores in situ y 44 millones a través de más de 20 plataformas de streaming.

Los eSports cuentan con deportistas profesionales y jugadores amateurs, equipos de diferentes disciplinas y modalidades, clubes, aficionados, streamers, incluso secciones especiales en diarios y programas deportivos de TV, pero con un adicional de conocimiento aplicado, que no cuenta ningún otro deporte de los «tradicionales». Al tratarse de tecnologías digitales, detrás de los jugadores, existe un extenso back-end de desarrolladres, programadores, ilustradores, diseñadores y la inversión millonaria de gigantes empresas del rubro videojuegos. Y sponsors.

El modelo comercial de los eSports es similar al del fútbol u otros deportes profesionales. Existen ligas, jugadores, derechos de transmisión por streaming de partidos, auspicios de camisetas y clubes, derechos de imagen de jugadores, transferencias de jugadores entre equipos, torneos con premios millonarios, incluso apuestas online sobre los partidos.

La final de League Of Legends 2019 World Championship se jugó en el Accord Hotel Arena de París, en noviembre de 2019 ante más de 20.000 espectadores. En todo el mundo, los últimos partidos fueron transmitidos y relatados en 16 idiomas a través de más de 20 plataformas distintas para una audiencia récord de 44 millones de personas.

Actualmente, a nivel mundial se mueven alrededor de USD 1.000 millones anuales en todas las actividades relacionadas con este universo, una suma que crece a doble dígito anualmente aunque todavía representa una parte ínfima de los USD 134.000 millones que factura anualmente la industria de los videojuegos en su totalidad.

Para poner esta cifra en contexto, en los Estados Unidos, el negocio de los videojuegos ya es cuatro veces la facturación de la industria de la música. Y sigue creciendo.

Mucho se polemizó sobre la posible llegada de los eSports a los Juegos Olímpicos, pero finalmente -por el momento- se impuso la negativa. ¿Pero acaso alguien cuestiona que el ajedrez sea un deporte?.

Los eSports en Argentina y la región

En América Latina el país donde más desarrollados están los eSports -por el momento- es Brasil donde los equipos están un escalón más desarrollados que los demás; y al menos hasta 2019, la sede latinoamericana de Legue of Legends era Mexico donde Riot -la empresa estadounidense que desarrolla el juego- tiene su base a tales fines. Pero los dos equipos más ganadores de la región son argentinos, con base en nuestro país y actividad en Argentina y Brasil.

Durante los torneos internacionales o las fases regionales en el país norteamericano los deportistas concentran en casas, donde entrenan más de 8 horas diarias, con entrenadores, coaching, psicólogos e inclusive actividad física y una alimentación saludable. Los equipos argentinos que ya compiten y ganan en torneos regionales e internacionales van camino a su profesionalización.

En Argentina, el boom de los eSports empezó en 2011. Entonces se fundaron los clubes Isurus Gaming e Furious Gaming, quienes ya trascendieron las fronteras y cuentan con trofeos en competencias regionales e internacionales. La Liga Master Flow es «la primera» de los eSports local y cuenta con sus auspiciantes, streamings y sponsors en los torneos de League of Legends. Existen otras competencias oficiales como los torneos de fútbol con los clubes de AFA y sus equipos de eSports.

La reciente alianza entre el club de eSports Odin Gaming y el Sindicato Unión Informática es una apuesta fuerte en este sentido. «Necesitamos el apoyo de instituciones para poder crecer, que acompañen y empujen, más allá del ‘nicho'», explicó Lucas Guillermón, afiliado a Unión Informática pero también presidente y fundador, junto con Lucas Jerez, del club Odin Gaming.

Fundado en febrero de 2019, Odin no nació como idea competitiva. Lucas y sus socios querían dar el salto de jugar por diversión a jugar como los profesionales. Empezaron por anotarse en torneos no profesionales, pero con el rigor de horarios de entrenamiento y prácticas. Al cabo de unos meses, habían registrado una sociedad, contratado los primeros jugadores y los entrenamientos los dirigía un coach especializado. El club Odin Gaming logró, con sólo cuatro meses de armado del equipo y entrenamiento, ingresar a la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), competir en Chile y ganar el Circuito Nacional de League of Legends, lo que les permite «jugar en primera» de los eSports del país vecino.

La LVP es la liga oficial para América Latina y España. Como entidad adquiere las licencias de los desarrolladores de videojuegos para poder hacer torneos oficiales en cada disciplina. League of Legends, pero también Counter Strike, FIFA y otros. En cada país hay distintas ligas de LVP según el juego, campeonatos oficiales, equipos, sponsors, derechos de televisación y streaming y todo como en los campeonatos de otros deportes. Aún a una escala menor, pero en crecimiento. Por caso, la liga chilena es auspiciada por Entel -principal empresa de telecomunicaciones- y en Argentina exite la «Liga Flow», el servicio de contenidos digitales on-demand del Grupo Clarín.

Para quienes no son «bichos gamers», como los define Lucas, es difícil mensurar el esfuerzo, de lo que en apariencia, sólo es jugar videouegos. En menos de 18 meses, Odin Gaming se constituyó como una sociedad, presentó un plan de negocios sustentable y sólido a LVP. Es la formalidad que requiere la entidad para reconocer a los clubes y pagar por su participación en los eventos y competencias. Aprobado el dossier, el club de esports ingresó a competir en las ligas de Chile y Argentina, llegando a «la primera» en el país trasandino en meses, y buscando dar el batacazo de éste lado de los Andes en 2020. En el mismo período se consolidó una estructura de la organización. Con Lucas Guillermón y Francisco Valenzuela como presidentes y fundadores; un community manager; dos diseñadoras; representante legal en Chile; encargado de manejar la comunidad; director deportivo y coach ontológico de soporte a los jugadores; otro coach pro escuadra de juego, quien lleva el plan de trabajo, materiales, prácticas, entrenamiento, produce material y clases teóricas; y analistas de datos (cada juego genera estadísticas y éstos las analizan). Además de los jugadores.

Los deportistas electrónicos son jóvenes entre 17 y 22 años, que perciben ingresos por su trabajo y dedicación, más los premios que obtengan de las competencias. El entrenamiento incluye clases teóricas de aproximadamente 1.30 hs, además de muchas horas diarias de prácticas. En la actualidad Odin Gaming compite en juegos como League of Legends (en Argentina y Chile), Counter Strike, FIFA para PlayStation y Valorant.

El apoyo institucional de entidades, organizaciones, clubes de fútbol, empresas y por qué no el Estado al desarrollo y crecimiento de los eSports en Argentina resulta clave. En la «industria» de los videojuegos se integra no sólo el talento y la disciplina de los jugadores y el mundo de los streamers y fans, sino también miles de puestos de trabajo, empresas, profesionales de las más variadas disciplinas y para las más variadas implementaciones. Hay videojuegos para eSports pero también para educación en las escuelas. Trabajan programadores para realizar el software, pero también diseñadores e ilustradores para crear personajes y escenarios; jugadores amateurs y escritores que crean los mundos y personajes de historias como las de League of Legends; streamers y fans; formación profesional, aplicación académica y entrenamiento deportivo.

Otros sindicatos y organizaciones participan de la vida social y comunitaria con clubes de fútbol y otros deportes. Unión Informática, como sindicato de los empleados y trabajadores de la industria informática, suma su apoyo a los eSports con Odin Gaming.

Tags:

Abrir chat
¡Hola! ¿Como estás? Hacenos tu consulta para afiliarte, salarios, y beneficios por Whatsapp de lunes a viernes de 9 a 18!