Facundo Moyano presentó tres proyectos de ley para regular el mercado inmobiliario

El diputado Facundo Moyano presentó tres proyectos de ley que buscan introducir algunos cambios en en el mercado inmobiliario en beneficio de los sectores que carecen de vivienda propia.

El primero, que figura con el número de expediente 5683-D-2013, propone modificar entre otras cosas el artículo 2° de la Ley de Alquileres (Ley N° 23.091) para extender a tres años el período del contrato de alquiler. Asimismo establece nuevas formas de pago para lograr mayor transparencia y opciones para quienes deben arrendar un inmueble; como para que el Estado disponga de mejor información respecto del mercado

El expediente es 5685-D-2013 propone aumentar la carga tributaria a las propiedades deshabitadas,cuyo número creciente tiende a empujar hacia arriba los precios de los alquileres. Resulta paradójico que mientras la cantidad de inquilinos aumenta, también lo haga el número de viviendas ociosas.

El tercer proyecto (5682-D-2013) es para mejorar la Ley de Derecho a la Construcción con la intención de fomentar la construcción de viviendas sencillas, accesibles a los sectores de menores recursos. Esto se lograría a través del establecimiento de condiciones para el otorgamiento oneroso del derecho de construcción que graven la edificación de vivienda de alta categoría. Durante los años 90 el 20% de la vivienda que se construía era suntuosa, mientras que en los últimos diez años ese porcentaje se ha duplicado, lo que limita e impide la oferta de vivienda sencilla para sectores que, aún con capacidad de ahorro, no pueden acceder al techo propio. Los fondos recaudados a partir de estos gravámenes serán destinados al desarrollo de programas de vivienda dirigidos a sectores de bajos recursos.

Estas propuestas se suman al proyecto de ley presentado el año pasado para modificar el artículo 81 de la Ley 20.628 de deducciones viviendadel Impuesto a las Ganancias para que se pueda descontar el alquileres, ya que en la actualidad pueden deducirse el servicio doméstico o los intereses de un crédito hipotecario, pero no lo que un grupo familiar gasta en alquilar, siendo que el peso de esto puede incluso superar el 30% del salario (8339-D-2012).

El diputado nacional en los fundamentos de los proyectos resalta que “la vivienda es una necesidad humana universalmente reconocida” que “constituye asimismo un derecho humano fundamental, en tanto posibilita el disfrute de todos los derechos económicos, sociales y culturales”. El derecho a una vivienda digna se encuentra reconocido en el artículo 14 bis de nuestra Constitución Nacional y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos, en la Convención sobre los Derechos del Niño, y en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, incorporados con jerarquía constitucional a partir de la reforma de 1994.

El objetivo de estas iniciativas parlamentarias es “proteger a los inquilinos de la dinámica excluyente del mercado de vivienda” en un contexto en el que “el acceso a la propiedad escapa a sectores cada vez más amplios de la población”.

Y como dato excluyente aporta: “Luego de la devaluación, la brecha resultante del incremento de los precios de los inmuebles en dólares y la evolución de los salarios en pesos, y la ausencia de mecanismos accesibles de financiación, transformaron a la vivienda en un bien cada vez más inaccesible para los sectores trabajadores. Entre 2001 y 2010, a nivel nacional, la población inquilina se incrementó del 11% al 16%. Sin embargo, en las principales ciudades esta tendencia registra niveles más acentuados. En el mismo período el porcentaje la población inquilina en la Capital Federal pasó del 22,2% al 29,9%, al tiempo que los propietarios de vivienda y terreno se redujeron del 67,6% al 56,4%. La imposibilidad de acceder a la propiedad incrementó la demanda de viviendas en el mercado de alquileres, que junto a la escasa producción de espacio residencial para sectores medios, generaron una situación de escasez relativa de inmuebles en alquiler. Este desfasaje entre oferta y demanda en el mercado de alquileres produjo un aumento en el valor de las locaciones urbanas y de los requisitos exigidos por los propietarios al momento de alquiler. El valor de los alquileres en la ciudad de Buenos Aires se incrementó en más de un 450% entre 2003 y 2012”.

«Las familias que cohabitan o viven en viviendas irrecuperables suman 1.850.000 hogares, mientras que según el censo realizado en el 2001 esta suma daba un total 900.000 hogares en condiciones de precariedad habitacional», se advierte en los fundamentos.

Tags:

  • Show Comments

  • Marcelino Martin Medina

    Alguna novedad? Cómo piensan impulsar este proyecto? Convocaron a las asociaciones de inquilinos?

  • Beto

    Se equivoca el diputado, el problema del inquilino sobreviene del hecho que en caso de NO PAGO el propietario debe hacer varios juicios para recuperar el bien locado.
    Si se diera el caso de NO PAGO y en 3 meses máximo el inquilino está en la calle paradógicamente no harían falta garantías, el precio de la locación caería y muchas más viviendas irían a la locación.

Comments are closed.

Abrir chat
¡Hola! ¿Como estás? Hacenos tu consulta para afiliarte, salarios, y beneficios por Whatsapp de lunes a viernes de 9 a 18!