Los unicornios siguen paseando por medios, pantallas y diarios exhibiendo su “salida al mundo”: exportaciones, ganancias multimillonarias y promisorias cotizaciones en los mercados de valores en EE.UU. Mientras tanto, en nuestro país, los empleados de Globant ven crecer a la empresa, mientras no se ve un correlato en sus condiciones y posibilidades.

    Globant, el unicornio tecnológico criollo, sigue siendo noticia en los diarios. Sus directivos, Martín Migoya y Guibert Englebienne, siguen paseando por foros y encuentros empresarios predicando el evangelio emprendedor.

    No obstante, puertas adentro de la empresa, particularmente en sus sedes del interior del país -de nuestro país- las cosas funcionan igual. Siempre igual.

    Cuando allá, por 2013, los co-founders de la empresa soñaban con jugar en primeracotizar en Nasdaq-, se configuró un complejo escenario de considerable aumento de la plantilla de empleados pero con salarios congelados. Que “los números den” hasta alcanzar los estándares bursátiles del exterior.

    Lo cierto es que, en los últimos años, el crecimiento de Globant, que incluyó facturaciones record, compras de empresas en el exterior y el prestigio de ser una empresa argentina exitosa, no se vio traducido en mejoras considerables para los artífices de semejante despegue: los empleados.

    Empleados en los sites de Córdoba Capital se comunicaron en una conferencia con la Unión Informática para comentar la situación y el clima en las oficinas del unicornio.

    Globant la “empresa modelo” que recorrió un largo camino hasta convertirse en una multinacional que cotiza en los mercados bursátiles de Wall St. Con ganancias multimillonarias y adquisiciones de empresas en el exterior, el unicornio criollo guarda una notable desigualdad entre los opulentos números de sus ganancias y la situación de sus empleados. El testimonio de los globers cordobeses.

    La situación en la empresa

    La empresa tiene 2 sites en la Ciudad de Córdoba. En el 2do conglomerado urbano del país, los edificios Capitalinas y Cañada Office albergan a muchos globers. Son algunos pisos y oficinas en cada caso.

    En ambos lugares, los empleados prestan servicios a empresas en el exterior. Desde soporte y actualizaciones web, así como aplicaciones y plataformas. Entre los clientes destacados de Globant en Córdoba se encuentran la aerolínea SouthWest, la consultora Deloitte, Disney, Pizza Hut, ESPN y otras. Todos clientes radicados fuera del país.

    Exportaciones de servicios, ganancias en dólares, personal calificado con salarios en pesos cada vez más devaluados. El esquema tan sencillo como inequitativo que llevó a las empresas IT a multiplicar por 10 su facturación y ganancias en la última década, pasando de los $5366 millones de pesos en el año 2006 a $50.589 millones en 2016.

    En lo que al trabajo y su calidad hace, en la sede cordobesa rigen las mismas normas que el resto de los sites, al menos dentro del país. Así con los aumentos como con las promociones, “hay mucha dedocracia” se quejaron empleados. También arbitrariedades. Las revisiones de desempeño en la empresa definen en gran medida las posibilidades de aumentos salariales, cambios de categoría o seniority o inclusive promoción dentro de la compañía.

    Los ajustes en los salarios siguen siendo “por desempeño”. De las evaluaciones y devoluciones a los empleados se ocupan los PM, de ello depende que el poder adquisitivo de los globers.

    A diferencia de los acuerdos salariales de la Unión Informática con las empresas conveniadas en 2016 y 2017 (30% el primero y 25% anual el segundo), las actualizaciones en muchos casos quedaron por debajo de los índices de inflación. Para este año la empresa otorgó, siempre de forma discriminatoria, 2 tandas de 10% cada una. Empleados con muchos años de experiencia en la misma firma resaltaron además que la demora en recategorizaciones o reconocimiento de seniority, puede demorar hasta un lustro.

    Respecto del crecimiento exponencial de la empresa y el atraso en materia laboral de los empleados, el contraste incomoda más que conforma a los informáticos. “Cuando la empresa anuncia que está creciendo, o que compra empresas en el exterior, se genera cierto malestar entre los empleados. Los sueldos están muy postergados, la carrera en la empresa o las oportunidades. Muchos se van a trabajar a otra parte. Lo perciben como negativo porque no hay un correlato puertas adentro”.

    Globant en números

    Las grandes multinacionales que cotizan en los mercados de valores publican sus reportes de ganancias de manera periódica, dividido en trimestres –quarters-.

    Como se ha publicado en informes anteriores de este portal, el crecimiento de la empresa año a año, trimestre a trimestre, es notable. Recientemente, se hicieron públicos los números del 2do trimestre de 2017. Solo durante este período, la empresa reportó ganancias por casi US$100 millones.

    Según informó el propio CEO, Martín Migoya, durante el 2do cuarto de 2017 -abril, mayo, junio-, “tuvimos otro trimestre record para Globant”. Los ingresos llegaron a los US$ 99.6 millones. Un crecimiento interanual del 24.6%. Olvidó quizás Migoya aclarar que el crecimiento record fue solo para quienes dirigen la ex empresa nac&pop.

    Sólo la facturación anual de 2016 llegó a los US$ 124,8 millones, y 2017 ya promete superar la meta.

    Los ‘co-founders’ de Globant celebraron a lo grande su llegada al Nasdaq. Momento que coincidió con años donde peor estuvieron los salarios y condiciones de trabajo en la empresa, según denunciaron entonces los empleados.

    Tags: