Se acordó en mayo y se homologó por el Ministerio de Trabajo en agosto de 2017. Se trata del acuerdo entre la Federación de sindicatos de Comercio y Servicios (FAECyS) y las empresas tecnológicas IBM, Accenture y las dos fracciones de la vieja HP —Hewlett Packard Argentina y DXC— que se dio a conocer recientemente. De qué se trata y cuáles son los “parches” a los que recurrieron las grandes corporaciones ante el fallo de la Justicia favorable a la Unión Informática.

    El acuerdo firmado entre IBM, Accenture y HPen sus dos nuevas versiones: Enterprise Services Argentina SRL y Hewlett Packard Argentina– y la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECYS) finalmente salió a la luz.

    Se trata de un acuerdo hecho a medida de los grandes jugadores del mercado informático local. Con categorías, niveles y adicionales según el modelo de negocios propio de las empresas. El gremio mercantil obtiene su parte también: en los acuerdos figuran los aportes involuntarios por parte de los empleados, tanto para su estructura, su obra social e inclusive para un instituto de formación comercial.

    Esta vez, no hicieron falta afiliados, seis años de actividad gremial, huelgas, movilizaciones y un juicio con fallo en segunda instancia que dio la razón a la Unión Informática para que los directivos de las filiales de grandes cadenas globales acepten “de buenos términos” ser agente de retención para un sindicato hecho a su medida: Comercio.

    Lo curioso es que el acuerdo se dio pocos días antes del mencionado falloIBM sabía que sería obligada a reconocer a la organización gremial de sus empleados de manera oficial. Un dato no menor: la empresa ya está acatando el fallo reconociendo el aporte de afiliados en los recibos bajo el ítem 7664  “cuota sindical”.

    ¿Qué mejor para un empresario, para una multinacional, que un Convenio Colectivo de Trabajo hecho a medida de sus intereses y lucro? Tal es el caso de lo que pactaron IBM, Accenture, HP y su subsidiaria DXC con el jerarca del Sindicato de Comercio Armando Cavalieri (a la derecha de la imagen). Una serie de cambios y reglas de trabajo a medida de las empresas. ¿Qué implica el acuerdo y como impacta en tu trabajo? Un informe.

    No obstante, tomaron nota del revés judicial Accenture, DXC Technology (la marca de Enterprise Services Argentina SRL) y Hewlett Packard Argentina. Los grandes jugadores del mercado informático local proyectaron las consecuencias del fallo hacia delante y temieron verse forzados a reconocer a la Unión Informática en sus propias empresas. Empresas donde ya hay afiliados a la Unión. Entonces, firmaron.

    Cavalieri por FAECyS y Alexander por la parte empresaria, abrocharon así un acuerdo con miras a frenar el crecimiento e institucionalización de la Unión Informática: una Institución Gremial nativa de la actividad informática, con un cabal estudio de las problemáticas reales, una creciente cantidad de afiliados bajo un convenio propio.

    Firmaron, casi a ciegas pero convencidos de los costos que eludían: optaron por acuerdos salariales por debajo de la inflación, optaron por falta de escalas y categorías de la actividad, optaron por ningún beneficio extra al empleado, optaron para que no haya representación gremial en las empresas, optaron por el perjuicio al empleado.

    A continuación, una explicación de qué se trata este acuerdo y la información a tener en cuenta.

    Cambiar para que nada cambie

    Empresas como IBM, firme siempre en la negativa a la actividad gremial de los empleados -derecho que pretendió cortar de cuajo cuando en 2011 comenzó a organizarse la Unión Informática-, concretó un acuerdo salarial con la Federación de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS), que dirige desde hace casi 30 años, Armando “el Gitano” Cavalieri. Un caso inédito a nivel mundial.

    ¿Qué pasó?

    El último fallo en los rounds judiciales entre la empresa y la Unión Informática, cuando la Justicia obligó a IBM a reconocer al sindicato IT en los recibos de haberes de los empleados afiliados, y su reciente ratificación, parece haber significado un duro golpe a la compañía y sus directivos. Así como un preocupante precedente para otras firmas del mismo rubro ya que abre la puerta a la afiliación de empleados que aún no se encuentran asociados a la organización gremial. Ahí el golpe de timón de IBM.

    Tan corporativos como siempre, y casi como un acto-reflejo, los ejecutivos de las grandes firmas corrieron hacia la boca del lobo. La Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS) les ofrecía una oferta que no podrían rechazar: un convenio colectivo hecho a medida de las empresas y sus intereses.

    Casi como un “sindicato comodín” que suele meterse en cualquier actividad, como la informática, el gremio de comercio recibió a los directivos de IBM, Accenture, HP y DXC para cerrar un acuerdo dentro de su convenio colectivo del año 1975.

    Informáticos o mercantiles

    En julio estalló entre los empleados y empresas “la novedad” de que por fuerza mayor y una decisión unilateral empresaria los empleados informáticos estarían encuadrados en FAECyS. Fue tal la conmoción y lo precipitado del hecho que inclusive periodistas que siguen la actividad IT local así como noticias gremiales, no tardaron en interesarse en la cuestión.

    Un cronista avocado a la actividad informática, allegado a la redacción de este portal, logró establecer comunicación con altos mandos del FAECyS. Por vía telefónica, y no sin haber sido transferido de un interno al otro en reiteradas ocasiones, llamó a la sede central de la Federación y logró dar con Oscar Mario Tedesco. De parte del mismo pocas fueron las certezas que pudo obtener; no obstante, Tedesco es Secretario Gremial de la Federación de Comercio, es decir, tercero en jerarquía de la federación.

    Roberto Alexander, Presidente y Gerente General de IBM Argentina, acordó con FAECyS que dirige Armando Cavalieri. Ante la novedad y lo forzado que suena un encuadre de empleados informáticos en un CCT “de comercio” redactado en 1975, no tardaron en circular memes cargados de ironía y sarcasmo.

    A fines de julio, Tedesco aún se estaba desayunando de lo que ocurría entre la organización gremial de la que es tercero en jerarquía e IBM, Accenture y HP. Tampoco había accedido a una copia de lo que estaban firmando las partes. Siquiera estaba al tanto de qué categorías y problemáticas tiene que cubrir un Convenio Colectivo de Trabajo de la actividad informática. De más está decir que no tenía muy en claro a qué precisamente se dedicaban estas firmas.

    “Las categorías nos las van a pasar las empresas”. Increíble.

    Cuando el cronista volvió a la carga con preguntas que hacían a cuestiones específicas de la actividad, como categorías para técnicos, programadores, desarrolladores o incluso adicionales por seniority, idioma, etc, el hombre del FAECyS dijo que lo iban a consultar a las empresas, según las categorías y salarios que usan ellas. “Y poné también en la nota que vamos a hacer participar a los trabajadores, también”, para cerrar, casi que de compromiso.

    “Pibe, imaginate que nuestro convenio colectivo es del año 73. ¡No existía ni internet en esa época! confesó Tedesco.

    El acuerdo IBM-FAECyS: una explicación

    El convenio IBM-FAECyS es un convenio de trabajo hecho a medida de la empresa. Eso es un hecho. En cambio, el Convenio de Trabajo de la Unión Informática, fue realizado desde la propia organización gremial de empleados informáticos, pensando en cada problemática y necesidad del trabajo desde el trabajo.

    El acuerdo entre la empresa y el gremio mercantil consta de cuatro documentos. El central, es el que describe las condiciones generales que acuerdan las partes. A lo largo de los 30 artículos que lo componen, se establecen las disposiciones generales, el ámbito de aplicación, el personal y sus funciones, condiciones y modalidades de trabajo, remuneraciones e inclusive el acuerdo contempla la representación gremial de los ibmers en la empresa.

    El acuerdo contempla ítems y artículos que históricamente negó IBM a sus empleados. Así en la Argentina como en el resto del mundo la empresa combate sin cuartel la actividad gremial puertas adentro de sus sites. No obstante, al siempre multifuncional (o “multi-representativo”) gremio mercantil le aceptó cosas insólitas. Comisiones paritarias y salarios por categorías y escalafones: ¿renunciará IBM a las métricas y evaluaciones de desempeño o Checkpoint? ¿Permitirá en sus pasillos la libre actividad sindical que supone la representación con delegados gremiales?

    Acorde con lo firmado, IBM cuenta con un plazo de adecuación a estos cambios.

    ¿Cómo impacta el acuerdo en tu trabajo?

    [ artículo en desarrollo ]

    Continúa la semana próxima con información y un análisis sobre el acuerdo y que consecuencias tendría en el trabajo de los empleados.

    Si te quedan dudas sobre como están liquidando tu sueldo y sobre las modificaciones productos del acuerdo de las empresas con FAECyS, no dudes en ponerte en contacto con la Unión Informática.

    Para más información escribinos a atencion@unioninformatica.org

    Tags:

    También te puede interesar

    IBM: CEO Virginia Rometty envía carta a Donald Trump

    Ni lenta ni perezosa, la CEO de IBM escribió una carta al presidente electo ...

    28 DE SEPTIEMBRE: NUEVA HUELGA EN IBM

    Por: PABLO LUCIANO DORIN, SECRETARIO GENERAL DE UNIÓN INFORMÁTICA. Como es conocido por todos, ...

    18D: Manifestación en HP (Sede Arias)

    Los informáticos siguen su proceso de unión. Esta vez, en la sede que HP ...