Es una época de cambios en la filial local de la compañía. IBM Argentina comenzó una ronda de reuniones con los empleados en el comedor de IBM Martínez. En las mismas, la empresa trae novedades que afectan de manera directa a empleados actuales y futuros. En contexto: la Justicia ratificó la sentencia obliga a IBM a reconocer a la Unión Informática, y la empresa, acorralada, firmó un acuerdo con la Federación de Comercio. Acuerdo que aún no fue explicado al personal. Los managers se negaron a responder preguntas sobre el acuerdo que están llevando a cabo Roberto Alexander con Armando Cavalieri. En el marco de este acuerdo, en las últimas semanas representantes de la aseguradora AON y Eugenia Pocielo -gerenta de Management de Beneficios de IBM- sugirieron a los empleados renunciar a su actual obra social para pasarse a otra, y aseguraron “de palabra” que nadie perdería ningún beneficio de su actual cobertura médica. Apuro, falta de claridad en el mensaje y un cambio “para que nada cambie”: el escenario ideal para la estafa perfecta.

    La fecha límite es el 1ro de septiembre. Caso contrario, todos los ibmers que actualmente están cubiertos por la prepaga Swiss Medical —u otras de similares características—, pasarán de su actual obra social (ASE) a otra (OSPM), con un incierto futuro respecto de su actual cobertura.

    Así sin más. La gerenta beneficios de IBM, Eugenia Pociello, con dos representantes de la aseguradora británica AON y una presentación de PowerPoint de respaldo, expuso las nuevas ante un auditorio al que aún se le deben explicaciones.

    Invitados los ibmers a través de un correo electrónico -que distaba de la formalidad que a la empresa siempre caracterizó- la minuta del mitín se deslizó entre prepagas, obras sociales y papeles del Anses. Todo transcurrió en la oralidad: nada por escrito y certificado.

    Las dudas y preguntas sin respuesta de los empleados sobre aspectos laborales no fueron respondidas por los responsables de IBM. ¿Tan difícil es comunicar de forma clara y oficial qué es lo que está pasando?. Para ello estamos capacitando a los gerentes” informó Pociello. Es que en los hechos, no hay aún una respuesta.

    Una oferta “imposible de rechazar” que sólo trae beneficios y ganacias; un plazo corto con una fecha final para “tomar la decisión”; explicaciones poco claras. ¿Falta alguna variable más para configurar un escenario de “estafa perfecta”? En IBM Argentina, la falta de reglas claras sigue siendo moneda corriente.

    Resaltaron una y otra vez en la reunión que nadie perdería un beneficio. No obstante, para ello los empleados debería entregar completado y firmado el “Formulario 5.3” de Anses, antes del 1 de septiembre.

    ¿Donde dice que nadie perderá su cobertura de salud?¿Qué certeza tienen los empleados que, al entregar este formulario firmado, la empresa no hará exactamente lo contrario a lo que prometió?

    La Unión Informática tomó cartas en el asunto.

    EN LOS HECHOS

    IBM busca forzar a sus empleados a renunciar a su actual obra social —ASE—, la que le asegura su actual prepaga —Swiss Medical u Osde—, pero sin ningún tipo de garantía o seguridad que, al pasar a la obra social “OSPM”, los empleados conserven sus prestaciones de medicina prepaga sin modificación alguna.
    La propuesta de IBM no resiste un análisis. El apuro con “el cambio” en la obra social los delata: se trata de una estafa a los empleados.

    Lo que tenés que hacer para no perder tu cobertura médica

    Eliminar un beneficio como los planes de medicina pre-paga que la empresa ofrece actualmente a los empleados, significa para IBM ganancias siderales de manera automática. Ganancias que las obtiene solamente a costa de ajustar al empleado, reduciendo su calidad de vida y trabajo.

    Proyectando esta política a futuro (2 meses), los próximos empleados que ingresen a trabajar en IBM Argentina, serán empleados abismalmente más baratos que los actuales. Con menos beneficios y menor calidad en las prestaciones que ofrece el empleador. Los actuales, están siendo abaratados por medio del engaño del “cambiar para que nada cambie”.

    La Unión Informática ya empezó a tomar medidas al respecto.

    En este momento, se están enviando cartas documento y telegramas laborales intimando a la empresa que no realice ninguna modificación en el régimen de obras sociales y prepagas en contra de la voluntad de los empleados y que explicite, de manera formal y clara, qué es lo que está haciendo.

    Si la obra social y la cobertura médica ya son un derecho adquirido, así como también la empresa pregona que de pasarse un empleado a otra obra social (OSPM) nada cambiaría, correspodería a los empleados no hacer nada y que sea la empresa la que haga los trámites.

    En este sentido, se pone a disposición de los empleados de IBM que quieran accionar contra la empresa en reclamo de sus derechos, el telegrama laboral necesario para frenar a la empresa hasta que aclare los tantos (los telegramas se pueden despachar desde en cualquier sucursal del Correo Argentino).

    La actividad gremial en la actividad IT en nuestro país comenzó por IBM. Desde el principio -año 2011- IBM intentó por todos los medios, sean “legales” o inconfesables, detener la organización sindical de los empleados informáticos. Recientemente, y en el marco de dos fallos judiciales que obligan a la empresa a reconocer a la Unión Informática, IBM cerró un acuerdo con FAECyS, el gremio mercantil.

    Para consultas sobre este tema, o si no tenés en claro qua está pasando, antes de completar y firmar un formulario de Anses, no dudes en escribir a la casilla de contacto de la Unión Informática, atencion@unioninformatica.org.

    Seguí las instrucciones, descargá el telegrama laboral y envialo a IBM

    Instructivo (abrir)

    1. descargá el Telegrama laboral
    2. imprimí 3 (tres) copias
    3. completalo con tus datos (apellido, nombre, DNI, fecha, domicilio)
    4. en el espacio en blanco en el texto, ingresá la actual cobertrua médica que tenés (Swiss Medical, Galeno, Docthos, Osde, etc)
    5. llevá las 3 (tres) copias al Correo Argentino más cercano y despachá el telegrama.
      • recordá que debés conservar una copia sellada.
    6. Una vez enviado, escribinos al Centro de Atención de la Unión Informática, informando que ya pasaste por el Correo Argentino y comentanos tu situación. atencion@unioninformatica.org

    #INFORMATE

    IBM nunca demostró de manera fehaciente que los empleados van a conservar sus actuales prepagas.
    No hay correos oficiales de IBM notificando esto, no hay una posición oficial de la empresa, ni siquiera una bajada de la gerencia. El formulario de Anses es un cheque en blanco.
    A través del telegrama laboral que pone a disposición la Unión Informática para enviar a la empresa, podés prevenir que IBM intente cualquier tipo de cambio en tu cobertura médica.
    El telegrama laboral solamente solicita —y deja una constancia legal de esta solicitud— a la empresa que aclare lo que se habló en las reuniones. Aún si firmaste el formulario de Anses podés enviar el telegrama y exigir explicaciones. Es tu derecho.
    Si todavía no firmaste el formulario, bien! No lo hagas! No permitas que te quiten tu actual cobertura de salud.
    Con la firma de este “formulario”, IBM intenta justificar que “por tu propia voluntad” renunciaste a la obra social ASE —ver explicación más abajo—, cuando en realidad, es la propia empresa la que está empujando a los empleados a la estafa. Por esto es que no hay comunicación oficial. Por esto es que nadie de la empresa confirma ni certifica que van a conservar sus prepagas (Swiss Medical, Galeno, etc).
    En los hechos, NO HAY NINGÚN MOTIVO PARA CAMBIAR DE PRESTADORA DE SERVICIOS DE SALUD.

    El discurso de la empresa

    EN semanas anteriores, IBM Argentina dio un ciclo de reuniones masivas con sus empleados para brindarles información acerca del “cambio de obra social”. La compañía enfrenta una serie de cambios admistrativos que afectan a su personal producto de un opaco acuerdo con FAECyS.

    En lo que hace a la cobertura de salud, IBM hasta el momento, utilizaba los servicios de ASE, una obra social dedicada a personal directivo o fuera de convenio. Era a través de ASE y los acuerdos de ésta con las prepagas, el empleado obtenía la cobertura médica de las empresas Swiss Medical o Galeno.

    En muchos casos, algunas prestaciones o coberturas especiales eran brindadas por la propia ASE y no por las prepagas. Un punto que preocupa a muchos empleados en esta situación, particularmente aquellos que tienen hijos, es qué pasará si “los pasan” a OSECAC.

    La elección de ASE era viable dado que la empresa mantuvo a su personal fuera de convenio desde el inicio de su actividad en el país. Al pasar de ser un empleado fuera de convenio a estar bajo el convenio de actividad mercantil, el informático de IBM, y según la empresa, debería elegir ahora una nueva obra social, esta vez, sindical.

    En verdad, los empleados pueden elegir libremente cualquier obra social, así como a través de estas—según los convenios vigentes—, acceder a una prepaga. Pero para aquellos interesados (la inmensa mayoría) en mantener igual cobertura, servicios y beneficios de la prepaga que hoy día tienen, IBM recomienda cambiarse y elegir otra obra social llamada Obra Social Programas Médicos SACM (OSPM).

    Lo que está de fondo —y no hace falta hurgar tanto— es el acuerdo entre IBM y la Federación de Empleados de Comercio y Servicios (FAECyS). OSECAC es la obra social del FAECyS, la multimillonaria caja de Armando Cavalieri.

    El acuerdo entre las partes, que afecta directamente a los empleados de IBM y a los empleados que ingresarían a la empresa a partir del 1ro de octubre de 2017, todavía no fue comunicado de manera oficial a los ibmers.

    En IBM Argentina, los directivos están realizando una maniobra poco clara con posibles efectos negativos sobre las condiciones de trabajo de los empleados. Hay un discuso oficial que dice que es en favor de los empleados el cambio de obra social y el acuerdo (aún no publicado) con FAECYS. No obstante, en los hechos, los principales beneficiados son Roberto Alexander, quien reducirá drásticamente los “costos” de sus empleados, y Armando Cavalieri, quien embolsará millones en su obra social OSECAC.

    Según trascendidos del acuerdo entre la empresa y FAECyS, los nuevos ibmers que ingresen en la empresa lo harán bajo la tutela de un convenio de comercio de 1973 —que aú no contempla ni categorías ni niveles para la actividad IT— y la obra social mercantil OSECAC. La misma obra social sindical donde entrarían, también a partir de octubre y siempre según el discurso de Pociello, aquellos ibmers que no firmen el Formulario 5.3.

    Si no hay una comunicación clara, quedan dudas entre los empleados y la empresa está apurada —pusieron como fecha límite el 1ro de septiembre—, es que hay algo raro.

    ¿Por qué IBM pediría que un empleado se de de baja en su obra social y haga trámites en el Anses para que no cambie el plan de medicina prepaga del empleado y todo siga igual? Si es la propia IBM la que firmó el acuerdo con Comercio ¿por qué no es IBM la que hace los trámites?

    Este es el panorama en los hechos. IBM busca forzar a sus empleados a renunciar a su actual obra social —ASE—, la que le asegura su actual prepaga —Swiss Medical u Osde—, pero sin ningún tipo de garantía o seguridad que, al pasar a la obra social del Sindicato de Comercio —OSECAC—, los empleados conserven sus prestaciones de medicina prepaga sin modificación alguna.

    La propuesta de IBM no resiste un análisis. El apuro con “el cambio” en la obra social los delata: se trata de una estafa a los empleados.

    Tags:

    También te puede interesar