La política de Recursos Humanos de MRM: un reflejo de la realidad

El modo en que se administra el personal y las prácticas arraigadas en las empresas han sido más de una vez el foco del análisis y denuncia de Unión Informática. Lejos de ser la excepción a la regla, el caso de MRM resuena en medio de críticas sobre el modo en que gracias a su política de recursos humanos está provocando una pérdida constante de personal calificado, problemática común a la mayoría de las empresas del sector informático.

En aras de exponer la situación en esta empresa, es necesario ahondar en el contexto una vez más. Es sabido que el mercado informático tiene una serie de comunes denominadores en materia de Recursos Humanos y otros manejos internos que, tal como se describe en el recientemente publicado artículo sobre los mitos corporativos, no sólo afectan gravemente a la estabilidad laboral de los trabajadores, sino que llamativamente resultan autodestructivas para las empresas.

Unión Informática no sólo ejerce la representación de los trabajadores de la forma en que los sindicatos tradicionalmente lo hacen, sino que se ha tornado un medio de consulta para quienes desean obtener información sobre una determinada empresa previo a ingresar a trabajar a ella. Asimismo, el nivel de actividad en torno a la asistencia legal ha crecido exponencialmente. Vale decir que ante el vacío de información dentro de las empresas ha redirigido la vista hacia Unión Informática como supletorio a la acefalía de las oficinas de Recursos Humanos. Y dentro de esta nueva tendencia en base a la confianza depositada por muchos informáticos, numerosas anécdotas y testimonios son recogidas casi a diario. Y he ahí los -comunes denominadores- de los que tanto se habla en cada publicación sobre la realidad cotidiana de los trabajadores informáticos.

Deuda impaga: la mayoría de las empresas informaticas aún sigue sin pagar las horas extra de sus empleados. El reclamo sobre esta materia pendiente crece cada vez más, y algunas empresas han comenzado a pagarlas ante el reclamo de los empleados y de Unión Informática. MRM tiene pendiente cumplir con la ley y pagar horas complementarias a sus empleados.
Deuda impaga: la mayoría de las empresas informaticas aún sigue sin pagar las horas extra de sus empleados. El reclamo sobre esta materia pendiente crece cada vez más, y algunas empresas han comenzado a pagarlas ante el reclamo de los empleados y de Unión Informática. MRM tiene pendiente cumplir con la ley y pagar horas complementarias a sus empleados.

Más allá de las estadísticas sobre las diversas problemáticas, existen tendencias que no dejan de llamar la atención. Sobre el caso MRM Worldwide, hubo una historia reciente que puede resumir a groso modo una realidad que resulta dificil de entender: la facilidad con que las empresas permiten que empleados con alta calificación “huyan” en busca de mejores horizontes. Es sabido que la actividad de la creación de software y servicios informáticos requiere que los empleados tengan un determinado nivel de conocimientos, experiencia y manejo de idiomas. En Argentina hay una realidad que es imposible ignorar: hay más demanda de talentos que egresados de las universidades. Y ante este déficit, es complicado explicar por qué las empresas permiten, justamente, que empleados muy valiosos las abandonen. Cualquiera puede testificar sobre casos cercanos donde por diferencias salariales o claroscuros en las condiciones de contratación, provocó y sigue provocando el éxodo “por goteo”. En la literatura de Recursos Humanos, este fenómeno se conoce como ‘attrition’, y se refiere a la pérdida de personal a raíz de la búsqueda de mejores condiciones. Según dudosas cifras de las cámaras empresarias, el índice de rotación ronda en promedio del 12%. No es necesaria la exposición de gŕaficos de barras ni líneas de tiempo para ilustrar algo que está a la vista en el día a día. Las razones para este fenómeno están bien explicadas en los numerosos informes publicados sobre diversas empresas que hoy están en el núcleo del debate, y en pos de no extender el tema a causas y consecuencias, el análisis se centrará en un diagnóstico sobre la calidad de la gestión de Recursos Humanos en MRM.

Por una cuestión obvia, la identidad de la persona afectada no se da a conocer, pero eso no es lo relevante, el quid de la cuestión ronda sobre el proceder de la compañía. En el área de desarrollo de MRM, el ahora ex-empleado comenzó su carrera con las habituales promesas de crecimiento y remuneración acorde al mismo. Las tareas desempeñadas como desarrollador web front-end acuñaron el esperado ascenso tras nueve meses, con mayores responsabilidades… pero el mismo salario.

Con el correr de los meses, y la ansiada recategorización salarial que seguía sin llegar, la oficina de Recursos Humanos adujo que no era posible asignar un incremento porque él “estaba en periodo de prueba”, postura respaldada abiertamente por el Director de Tecnología de MRM, Juan Carlos Castellón. La pregunta es: ¿qué tiene de cierto? Nada. ¿Cuantos períodos de prueba debe afrontar un empleado? Sólo uno. Según marca la Ley de Contrato de Trabajo (20.744) en el art. 92, el período de prueba es solamente uno, al principio de la relación laboral, y por un lapso de tres meses. Es importante destacar también que además de verse privado el empleado de las remuneraciones correspondientes por recategorización, se veía atravesando un ficticio período de prueba que la ley prohibe.

Las horas extra

Otro de los puntos candentes de la cuestión informática es la falta de pago de las horas extras. Numerosas veces se denunció tanto en artículos sobre la realidad interna de cada compañía, como en los petitorios presentados ante las autoridades de las mismas, y es uno de los puntales urgentes de regulación. El empleado afectado protagonista de esta historia, además del atropello en relación al despojo del salario correspondiente, tuvo como nuevo conflicto el no pago de cientos de horas extra trabajadas que la empresa se niega a conocer. La legislación en torno a las horas adicionales establece en el art. 201 que el empleador debe pagar un recargo del 50% por cada hora extra hasta las 21:00 h. y del 100% los días sábado a partir de las 13:00 h., domingos y feriados.

Fuga de talentos: la política de Recursos Humanos de las empresas informáticas fomentan el éxodo de talentos socavando la capitalización de conocimiento. Estas prácticas generan una "mercenarización" de los empleados que migran en busca de mejores horizontes. Sin embargo, este fenómeno también perjudica a los trabajadores ya que no pueden mantener su antigüedad y acceder a los beneficios ponderados en base a ésta.
Fuga de talentos: la política de Recursos Humanos de las empresas informáticas fomentan el éxodo de talentos socavando la capitalización de conocimiento. Estas prácticas generan una «mercenarización» de los empleados que migran en busca de mejores horizontes. Sin embargo, este fenómeno también perjudica a los trabajadores ya que no pueden mantener su antigüedad y acceder a los beneficios ponderados en base a ésta.

MRM no escapa a esta ilegal práctica y sus empleados aún continúan trabajando sin recibir remuneraciones por las horas suplementarias, constituyendo una falta grave que a las claras puede catalogarse incluso como una estafa: el trabajo efectuado reditúa a la empresa, pero no hay contraprestación para quienes generar ese rédito.

La fuga de talentos

La renuncia de los empleados a raíz de los múltiples atropellos que se viven puertas adentro en las empresas, no son hechos aislados sino una tendencia generalizada, tal como se lo menciona párrafos más arriba. Las inexplicables políticas de Recursos Humanos dan lugar a una hemorragia de materia gris al fomentar que personal calificado migre hacia otras compañías en busca de mejores condiciones. La implementación de mecanismos que repriman la capitalización del conocimiento a lo largo de los equipos de trabajo tiene como contrapartida lo que justamente se menciona más de una vez como prácticas autodestructivas: la consecuencia más inmediata de este fenómeno es la caída de la calidad de los servicios, algo que los empresarios saben bien, pero aún así reinciden sobre lo mismo. En el cuestionamiento del modelo de negocios, de por qué se hacen las cosas tal como se las viene haciendo hasta ahora, sólo da a lugar a pensar de que dicho modelo se basa en la rapacidad de negocios temporales que persiguen cosechar contratos millonarios de bajo costo salarial que a la larga resultarán en “matar a la gallina de los huevos de oro”.

En el caso de MRM, donde el caso ejemplificador citado resume la tendencia general tanto en esa compañía como en el resto del mercado, todo culminó con una conciliación en el SECLO (Servicio de Conciliación Laboral Obligatoria) buscando poner punto final a los abusos y falsas promesas del empleador.

Muchas veces pareciera que el rigor de las situaciones y la voluntad de la dirigencia empresarial está por encima de lo que la Ley establece. No sólo los derechos de los trabajadores se ven afectados sino que la continuidad de las prácticas ilegales a nivel corporativo muchas veces adquieren el carácter de “estándar”, como si fuese algo normal. La puja presente y futura de la Unión Informática persiguiendo el cumplimiento de estas obligaciones por parte de los empleados son la piedra angular del respeto de los derechos del informático como trabajador.

Tags:

  • Show Comments

  • Coyote night

    BuenA la nota.

    Podrán dar alguna información sobre la inscripción de UI ?

    Gracias.

  • Ex empleada de MRM

    Es verdad, trabaje en MRM (solo 3 meses) y todos los viernes tenía un almuerzo de despedida, gaste mas en almuerzos de despedida de lo q me pagaban.
    Y en el medio hubo un aumento del sueldo del sindicato de comercio, y los que hicieron un «traspaso de fondos» desde las «variables» hacia el sueldo oficial, cuando me queje fue exactamante esa respuesta «es que recien entraste»

    chan

  • Colo

    Hola, ya firmo Carlos Tomada la inscripción ?

  • Esteban

    Colaborando para crear espacios

Comments are closed.

Abrir chat
¡Hola! ¿Como estás? Hacenos tu consulta para afiliarte, salarios, y beneficios por Whatsapp de lunes a viernes de 9 a 18!