En una nueva etapa del enfrentamiento de IBM Argentina contra su propio personal, empleados de la compañía organizados en la Unión Informática inician una demanda colectiva contra la empresa. ¿Las razones? las de siempre: precarización laboral, congelamiento salarial, falta de categorización y la lista sigue.


Empleados de IBM Argentina iniciaron una demanda colectiva contra la empresa para reclamar ante la justicia los gravísimos atropellos laborales que el gigante IT lleva adelante sistemáticamente desde hace años. En la lista se enumeran: fraude laboral, falta de categorización, congelamiento salarial, entre otras.

Empleados de IBM Argentina iniciaron una demanda colectiva contra la empresa para reclamar ante la justicia los gravísimos atropellos laborales que el gigante IT lleva adelante sistemáticamente desde hace años. En la lista se enumeran: fraude laboral, falta de categorización, congelamiento salarial, entre otras.

Demanda colectiva contra IBM Argentina: Las causas del malestar generalizado.

En diálogo con uno de los Delegados de Unión Informática en IBM Argentina y el Secretario Gremial del Sindicato, Ignacio González Lonzieme, explicaremos las causas que determinaron la acción judicial de muchos empleados del gigante azul afiliados a la Unión Informática contra la empresa.

El derrotero de la relación entre la empresa y el Gremio que representa a los empleados informáticos que allí trabajan, es de tensiones y conflictos que vienen de larga data y que ya se han analizado y narrado a lo largo de numerosos artículos de este portal.

Lo que dispara en esta nueva etapa la demanda colectiva contra la firma, no son más que los problemas habituales que perjudican al grueso de los IBMers en nuestro país – y en el exterior –. La firma, con sede en los EE.UU., se mantiene firme en sus convicciones de negar no sólo la posibilidad de diálogo sino de negar la existencia de leyes locales, normas, pautas culturales argentinas e incluso, nuestra Constitución Nacional.

Así lo enumeraron el delegado y González Lonzieme en cinco puntos: fraude laboral; falta de categorización; regularización del pago de horas extras y nocturnas; actualización y normalización salarial; libertad sindical. Desarrollaremos estos puntos a continuación.

1) Fraude laboral

Hacia el año 2009, cuando se iniciaba la actividad de la Unión Informática en la empresa, la plantilla de empleados tercerizados llegó a representar casi el 60% del total del personal. Formalmente empleados por consultoras como Adecco, GyL, Delta Plus y Manpower – empresas que hacen de ningunear derechos laborales su bandera –, los informáticos realizaban tareas en los distintos edificios o “sites” de IBM Argetina. Seis años más tarde y gracias a la fuerte intervención de la Unión Informática, la planta de precarizados y tercerizados se redujo de manera drástica.

No obstante, la empresa se sigue negando a pagar los años o meses de antigüedad de estos empleados otrora precarizados, ahora en planta permanente y afiliados a la Unión Informática. “Se está reclamando por los trabajadores que tuvieron que renunciar a las consultoras para pasar a la planta de la empresa, que se reconozca e indemnice por la antigüedad que IBM Argentina no reconoce.” afirma el representante gremial.

Ignacio Gonzalez Lonzieme, Secretario Gremial de la Unión Informática.

Ignacio Gonzalez Lonzieme, Secretario Gremial de la Unión Informática.

2) Falta de categorización

La ausencia de aplicación de un Convenio Colectivo de Trabajo que regule la relación empresa-trabajador en la actividad informática, y particularmente en IBM, se ve reflejada en una enorme disparidad salarial y de categorías. A contramano de lo que afirma nuestra Carta Magna en su artículo 14 bis, así como la Ley de Contrato de Trabajo aún vigente, estas diferencias en salario y condiciones de contratación es frecuente entre informáticos que trabajan uno al lado del otro, cumpliendo exactamente la misma función.

Según el delegado “Los empleados de IBM Argentina a pesar de realizar un sin fin de diferentes y especializadas tareas, son “categorizados” por la propia empresa de forma unilateral con una pobrísima lista de categorías: ‘Soporte de sistemas’, ‘IT specialist’ y algunas pocas más. Por supuesto y como si fuera “normal” nada tiene que ver el salario que percibe el empleado y las funciones que cumple. No suele haber correlación alguna entre la tarea que se realiza y la supuesta categoría del recibo de sueldo. Trabajadores que realizan la misma tarea, perciben diferentes salarios. Gente que está con la misma categoría por años, incluso con mayor jerarquía y responsabilidad, calificación o skills y mantiene el mismo salario y categoría.” sentencia.

3) Regularización del pago de las horas extras y nocturnas

Respecto de las horas extras y nocturnas, afirma el referente informático que “Antes se cobraban como horas PATE nocturnas, feriados y fines de semana. Ahora se sumaron al recibo como parte del básico.” Sumado esto a la falta de categorización y un Convenio que establezca tarea, categoría y salario correspondiente, el recibo de sueldo de IBM Argentina se hace ilegible. “El ítem Adicional Empresa es variable y arbitrario, y nadie lo sabe explicar, ni referentes, ni el personal de RR.HH. – que está en Costa Rica – , ni los gerentes.” La aplicación del Convenio de Trabajo de la Unión Informática tal como está sucediendo en numerosas de empresas del sector, servirá para, entre otras cosas, crear reglas claras de trabajo, en que igual trabajo signifique necesariamente, igual tarea, se respeten antigüedad y horas extras, nocturnas y feriados, y se liquiden como corresponden.

4) Actualización salarial

Sumado a la condición azarosa de la contratación y el trabajo en IBM Argentina, se suma la situación salarial que sigue dejando mucho que desear. Pese a los aumentos pírricos que están programados para este este año, la situación salarial no parece estar en la agenda de los cambios estructurales de la empresa, como si están la reducción de personal, por ejemplo. En lo que va de 2015, en el mes de mayo la empresa otorgó un 10% de aumento aproximadamente, y estaría programada otra tanda de benevolenza hacia octubre, pero que rondaría la misma cifra según fuentes gerenciales. Si consideramos la economía argentina y el aumento sostenido de precios en productos primarios que viene sufriendo, una actualización salarial total en el año del 20%, no hace sino hundir aún más el poder adquisitivo del salario del empleado informático en IBM Argentina.

5) Reconocimiento formal del sindicato

La empresa multinacional niega y vulnera un derecho básico del trabajo en la argentina: el derecho a sindicalizarse y a ejercer la libertad sindical. La empresa permanece en su postura obstinada de no reconocer al sindicato. Al afiliado – empleado informático que se afilia al sindicato por propia voluntad –, la empresa no le realiza los aportes correspondientes. “Es importante en este sentido” afirma González Lonzieme, “que IBM Argentina actúe como agente de retención para que los empleados afiliados puedan hacer su aporte directamente al Sindicato. A pesar de que en sus correos corporativos anuncien lo contrario en IBM Argentina no hay libertad sindical justamente al negarse la posibilidad de oficiar de agente de retención para aportar a la cuota sindical voluntaria. Ya ha sido intimada la empresa por este tema.”.

La acción legal

Como viene demostrando la Unión Informática desde sus comienzos, organizando la actividad sindical de los empleados informáticos en numerosas empresas del sector, la forma más efectiva para solucionar los problemas laborales es la organización sindical.

No obstante, ante los oídos sordos de IBM Argentina y la falta de diálogo entre las partes, la vía legal no se descarta. A partir de 2011 – año de fundación del Sindicato – , creció exponencialmente la cantidad de juicios que hicieron empleados y ex-empleados a IBM por el efecto de la exposición y visibilización de los derechos vedados por tantos años. “Como este sindicato siempre manifiesta, trabajamos por mantener y mejorar siempre las fuentes de trabajo, así como hacer conocer y respetar los derechos.” afirma Ignacio González Lonzieme, Secretario Gremial de la Unión Informática y también empleado de IBM Argentina.

De la mano del Estudio Juríridico-Sindical 17 de Octubre, de los Dres. Moyano y Martínez Chas, ya fue entregada la primera carta documento, presentamos ahora la oportunidad a los afiliados de sumarse a la segunda presentación de la demanda colectiva contra IBM Argentina para hacer valer sus derechos.

A modo de cierre, el Delegado de Unión Informática en IBM, el delegado afirmó que “Seguimos trabajando en el relevamiento de la situación actual esperando, que las acciones que se vienen tomando, repercutan en un pronto diálogo entre la empresa y Sindicato, antes de tener que volver a tener que tomar medidas gremiales”.


Para más información sobre la situación del juicio colectivo contra la empresa y acercarte a la comisión interna de Unión Informática en IBM, escribinos a vocalibm@unioninformatica.com.ar


Tags:

  • Show Comments

  • Javier Baldi

    Vamos con Toda !!

  • mauro

    Vamos por un empleador bien bancado!

Comments are closed.