Los empleados seguirán en la tecnológica norteamericana, hasta junio de 2017. La mayoría de estos 2.850 puestos de trabajo, se encuentran en Finlandia, no obstante se producirán despidos en otras partes del mundo. El país nórdico se verá particularmente perjudicado, siendo que es donde se encuentra la sede de Nokia adquirida por Microsoft en su fallida incursión en el mercado de los smartphones. Estos nuevos despidos se llevarán a cabo en el lapso de un año o menos y la mayoría afectarán al departamento de ventas, a nivel mundial, así como a la división móvil, el sector más afectado dentro de la organización.


Tras el "fallido" de la incursión de Microsoft en el mercado de los smartphones, la empresa de Bill Gates, está desarmando su división de Windows Phone. Esta "reestructuración" dejará miles de despidos: 2.850 empleados que se desempeñaban en esta área serán desvinculados.

Tras el “fallido” de la incursión de Microsoft en el mercado de los smartphones, la empresa de Bill Gates, está desarmando su división de Windows Phone. Esta “reestructuración” dejará miles de despidos: 2.850 empleados que se desempeñaban en esta área serán desvinculados.

El CEO de Microsoft, Satya Nadella, dijo que el último año fue crucial en la transformación digital que está realizando en Microsoft. Esta nueva “reestructuración” llega luego de una revisión sobre “cómo implementar mejor los recursos de la compañía”, tal como se destaca en el informe.

El anuncio de la empresa continúa en sintonía con las novedades de julio de 2015, en el que también se habían adelantado despidos, principalmente provenientes del área del hardware telefónico. Esto arrojó algunas luces sobre el fin de sus intenciones de seguir en ese mercado y continuar apostando por la transición a los servicios en la nube. A este departamento, también se sumarían los provenientes de la ventas a nivel mundial, en el que 900 empleados ya fueron notificados acerca de esta reestructuración. Con respecto a la fuerza de trabajo, Microsoft empleaba hasta fines de junio a 114.000 personas a tiempo completo, con 63.000 en los Estados Unidos. Una importante cantidad, aunque hasta esa misma fecha ya se contabilizaban 7.400 despidos.

Esta ronda de despidos, por tanto, no afectaría otras áreas como Xbox, aunque el negocio de móviles forma parte de la división de dispositivos de Microsoft, el personal afectado sería únicamente del segmento de teléfonos sin vinculación con los videojuegos, consolas y servicios de juego en línea de la empresa. Tras estos despidos se estima que Microsoft habrá prescindido de todo el personal que se incorporó a la compañía como parte de la compra de Nokia. Se especula con que la compañía apostará por el desarrollo y comercialización de sus propios terminales.

La compra de Nokia fue una de las últimas grandes decisiones de Steve Ballmer antes de ceder su puesto de consejero delegado de Microsoft a Satya Nadella, que ha cambiado elementos muy importantes de la estrategia de la compañía para potenciar el desarrollo multiplataforma de productos como Office y servicios en línea como OneDrive, de manera que el software, la tecnología en la nube de Microsoft y sus servicios asociados (entre ellos, Skype) no estén única o preferentemente en Windows, sino también -con mayor fuerza- en sistemas operativos de escritorio y dispositivos móviles.

El impacto en Argentina

A principios de año, ya se había hecho pública la posibilidad de un “cierre progresivo” de la división local de teléfonos móviles, en tanto la compañía replantea su estrategia global y local. En la Argentina “la compañía reducirá al máximo la cantidad de empleados dedicados a promover sus equipos con Windows Phone”, según informó el diario La Nación.

Los coletazos de la reorganización en su división móvil de cara a 2017 se sienten en el país: según trascendió, en la Argentina implementarán una reducción progresiva de personal en ese área (el de celulares) desde ahora y hasta noviembre, mientras los ejecutivos locales cierran los negocios pendientes con las operadoras. Un cambio drástico para una marca que (al igual que BlackBerry, otra caída en desgracia; vendió 500.000 teléfonos en el último trimestre) retuvo en la Argentina una participación de mercado mucho más alta que en el resto del mundo. A pesar de la catástrofe, durante un trimestre, la Argentina fue el país con más Lumia 900 vendidos.



Tags:

You May Also Like

Un sitio con ejemplos reales para aprender a programar

Compartimos información útil para todo aquel empleado que se desempeña día a día como ...

Lexmark se retira del negocio de las impresoras y anuncia 1,700 despidos

La firma anunció que detendrá la manufactura de equipos con tecnología de inyección de ...